Las polémicas declaraciones del Obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez

Las declaraciones sobre la homosexualidad y los abusos a menores del Obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, vertidas el pasado lunes en una entrevista publicada en la edición impresa de este periódico, están causando una importante polémica.
Hoy jueves, las ediciones digitales de medios como El País, El Mundo, 20 Minutos o Canarias 7 recogían extractos de la entrevista publicada por La Opinión de Tenerife. Así, El País titulaba “Hay menores deseándolo, incluso si te descuidas, te provocan”. Mientras que en la web de El Mundo se destacaba el titular “El obispo de Tenerife: ‘Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan”.
Varios medios recogen también la puntualización que a estas declaraciones hace Antonio Pérez, vicario general del obispo: “El obispo en sus palabras no pretende justificar ni comprender un fenómeno absolutamente rechazable como es el abuso de menores”.

Reproducimos a continuación la entrevista publicada el pasado lunes por La Opinión de Tenerife con el Obispo Bernardo Álvarez.

La semana pasada, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias emitió dos nuevas sentencias condenatorias contra el Obispado de Gran Canaria por “vulneración consciente” de los derechos fundamentales de las dos docentes de Religión despedidas en 2001. El máximo responsable de la Iglesia en Tenerife habla sobre los despidos y reflexiona sobre otros temas como la homosexualidad y el “sectarismo” de la COPE.
_Según las estadísticas, las bodas civiles superan ya en Canarias a las religiosas, ¿por qué piensa que se da esta tendencia?
_Son varias las causas que lo justifican. Muchas de las bodas que se celebran en Canarias son segundas o terceras bodas. Si hubo una boda canónica y una separación, la nueva boda ya no puede ser canónica. En segundo lugar, esto significa también que la gente se casa menos. Tenemos otras formas de convivencia y esto forma parte de una sociedad plural en la que hay gente creyente y gente que no lo es. La gente a la hora de casarse sabe que el matrimonio en la Iglesia es para toda la vida y, por tanto, no quieren correr el riesgo hasta estar muy seguros. Luego, también influye esta especie de montaje que se ha hecho alrededor del matrimonio, todo el gasto en la parafernalia que se monta alrededor de esto.
_Canarias tiene el récord nacional de divorcios. ¿Nos falta amor o compromiso en el matrimonio?
_Yo diría que falta madurez. Frivolizamos un poquito las cosas serias, no sé si porque somos una región muy soleada o porque somos muy abiertos. La gente se casa sin la conciencia y sin la responsabilidad que esto implica. También se cree que el matrimonio es algo que uno toma y deja como quien se sube y baja del tranvía. Hay una especie de incapacidad para afrontar el sufrimiento, el sacrificio; para aceptar al otro con sus limitaciones, para perdonarse. Todo esto influye y si encima se tiene una puerta de escape como el divorcio exprés, el mensaje es: No se complique usted la vida, ¿para qué hacerlo si hay una salida fácil?
_ ¿Está usted de acuerdo con que casarse por lo civil o irse de copas sea motivo de despido de un profesor de Religión, como ha sucedido en Canarias?
_Yo no sé cuáles fueron los motivos por los que hubo esos despidos, pero seguro que no fue solo por eso. Una boda civil sí puede ser una causa de despido. Bueno, no de despido, porque nosotros no despedimos a nadie, lo que hacemos es no renovarle la misión. Para dar clases de Religión hace falta cumplir una serie de requisitos. Por eso, el encargo se renueva anualmente. La clase de Religión es algo muy peculiar. Estamos hablando de un trabajo en el que están involucradas las creencias. Esto está regulado de una forma muy especial, que es difícil de compaginar con los derechos de los trabajadores.
_El País adelantó el lunes las dos nuevas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en las que se condena al Obispado de Gran Canaria por “vulneración consciente” de los derechos fundamentales de las dos docentes de Religión despedidas en 2001.
_El artículo de El País es tendencioso y tiene una marcada agresividad. Con Las Palmas hemos optado por callarnos porque se han escrito cartas al director de ese periódico y no las publican. Segundo, en el TSJC ha habido una filtración que vulnera el secreto sumarial, porque ese artículo decía que el tribunal diría tal cosa. Pero lo que no dicen es que en varias ocasiones el Tribunal Supremo de España ha dicho que el de Canarias no tiene razón. El TSJC puede emitir todas las opiniones o valoraciones que quiera, pero luego hay un tribunal superior que ha dado la razón a la Iglesia. Todos podemos reclamar cosas, pero el Obispado de Las Palmas no ha actuado en contra de la Ley. Nadie puede dar clases de religión si el obispo no da el nombramiento y si lo hace es que el Estado se está metiendo en un campo que no le compete. El Estado puede readmitirlo, pero en otra función. En clases de Religión, seguro que no. No podemos ceder en esto.
_El obispo de San Sebastián dijo que que la COPE debería evitar “destilar animosidad”, “ironía mordaz” o “sectarismo”. ¿Está usted de acuerdo con estas acusaciones? ¿Escucha habitualmente esa emisora?
_La escucho poco. Tengo poco tiempo y si escucho la radio pongo música clásica. Primero hay que decir que la COPE no es la Iglesia. Es una emisora en la que la Iglesia tiene la mayoría de la propiedad. Esto significa que es libre, no la maneja nadie ni se vende a nadie. La llevan los que la dirigen y cada uno de los profesionales es libre y responsable de decir lo que quiera. Unas veces hay unas voces como las de la mañana, que yo no comparto para nada. Son voces esperpénticas y tendenciosas y otras veces hay otras voces. Y si no existiera la COPE habría que inventarla, porque si no estaríamos todos cortados por la misma línea informativa.
_¿Es cierto que no marcar la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta es pecado, como dice Jiménez Losantos?
_Esa expresión es una hipérbole literaria.El lenguaje de Federico hay que entenderlo en el contexto en el que él habla. Creo que ni él mismo pondera lo que dice. Pero al margen de cuestionar la forma, muchas veces el contenido de su discurso da en el clavo.
_Usted sabe que en Canarias hay un colectivo homosexual muy numeroso?
_¿Tan grande es?
_¿Qué opina de la homosexualidad?
_Yo creo que lo primero que hay que hacer es distinguir a las personas del fenómeno. Las personas son siempre dignas del mayor respeto. Si una persona, por una razón fisiológica elige esta forma de vida me merece mi máximo respeto. Otra cuestión es que la homosexualidad sea o no una virtud. Hay que tener mucho cuidado hoy en día porque no se puede decir que la homosexualidad se sufre o se padece. No es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano. Eso que decía cualquier diccionario de Psiquiatría diez años atrás, hoy no se puede decir. Está clarísimo que, en este sentido, mi pensamiento es el de la Iglesia: respeto máximo a la personas. Pero, lógicamente, creo que el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad. A la larga pagaremos las consecuencias como las han pagado otras civilizaciones. Yo no digo que se reprima, pero entre no reprimirlo y promoverlo hay un margen. Creo que hay que promover la educación. Los valores de la feminidad y la masculinidad debemos inculcarlos en los niños. Puede que nos digan que estos valores son retrógrados, pero nosotros pensamos que estos valores respetan la libertad pero al mismo tiempo orientan a las personas.
_¿Hay que orientar la sexualidad?
_No se puede dejar a las personas libradas a lo que salga, ¿por qué no hacemos lo mismo con la violencia o con otros impulsos que tiene el ser humano? Además, sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas. No hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica como puede practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta.
_La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara.
_Por supuesto. Pero, ¿por qué el abusador de menores es enfermo?
_Para empezar, un abuso es una relación no consentida.
_Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece.

Laura Docampo desde La Laguna en la Opinión de Tenerife.

9 comentarios

  1. Pues en verdad que no tienen desperdicio estas declaraciones de este Obispo, seguro que sabe mucho en cuando a sexualidad ya que la vida sacerdotal es la que puede obtener más información gracias a las confesiones de los inocentes pecadores, como asimismo conocer las inclinaciones y apetencias de menores y mayores que confiesan sus pecados en los confesionarios,creo que este oficio de confesor es un medio de poder colmar las apetencias sexuales del sacerdote y conocer los que estan dispuestos a dejarse joder bajo secreto de confesión.

    Me gusta

  2. Una institución como la Iglesia que se supone ha de transmitir las enseñanzas de Dios por el bien de todos los hombres, no puede caer tan bajo como esta cayendo en los últimos tiempos.
    Esto del abuso de menores por parte de los “curas” no es algo nuevo y parece que se extiende como una terrible plaga por todo el orbe del orden sacerdotal y si a eso le añadimos la ejemplar y beatificadora cadena COPE de los obispos españoles, ya tenemos el menú ideal de la barbarie.
    Ni en los mejores tiempos de Torquemada.

    Me gusta

  3. ESTO ES PURA TERGIVERSACIÓN…

    Lo que el Sr. Obispo de Tenerife quiere decir es que hay casos en que los propios menores provocan a los adultos, que no es la generalidad de los casos; nunca justifica sino lo denuncia, en conformidad con la Iglesia que sólo concibe la sexualidad dentro del matrimonio libre, consciente, responsable, adulto y bendecido por Dios. Esos casos denunciados por el Sr. Obispo son excepciones, pero pasan, y eso lo sabe todo el mundo. Hay jovencitas, menores de edad, que provocan a hombres adultos buscando sexo para satisfacer su curiosidad sexual o simplemente para obtener favores. Hay jovencitos menores de edad que van a las discotecas, bares, a ofrecerse a mujeres asentadas económicamente para lo mismo. ¿Y qué decir de los alumnos de institutos que andan provocando a sus profesores y profesoras buscando tener una relación con ellos?. Y así un largo etcétera. Además, la ley española establece en 13 años la edad mínima para el consentimiento sexual, porque de hecho se producen esos casos. A esta edad se refirió el Obispo, que desde los 13 años ya los hay que andan buscando sexo.

    La Iglesia considera aberrantes, condenables e injustificables, no sólo todos estos casos, sino muy especialmente los abusos con niños aún menores, inocentes, que son manipulados, engañados, utilizados por personas sin escrúpulos. La pederastia es un delito repugnante y repetidamente condenado por la Iglesia. Sin embargo, las leyes civiles y penales se quedan muy cortas comparado con las Leyes de la Iglesia que son infinitamente más prohibitivas y exigentes, pues la Iglesia prohíbe y condena toda relación sexual con cualquier menor tenga la edad que tenga, consentida o no, fuera de los cauces legales establecidos por Dios y por los hombres, en la regulación del matrimonio canónico. El abuso sexual es un delito aberrante ante las leyes de los hombres, PERO ANTE DIOS LO ES MUCHO MÁS: “Pero al que haga tropezar a uno de estos pequenitos que creen en mí, mejor le sería que le colgaran al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que se ahogara en lo profundo del mar.” (Mt 18,6).

    El Obispo no ha dicho que “los abusos ocurran porque los menores los consientan”, como dicen los titulares, eso es pura aberración, mentira y embuste. El Obispo ha dicho que el abuso de menores y la homosexualidad son comparables en cuanto vicios, desviaciones, de la conducta sexual natural. Y a pregunta de la entrevistadora que le dijo que la homosexualidad es consentida y los abusos no. El Obispo, dando por hecho que es así, y que los abusos son los que son, meros y repugnantes abusos, le contestó que, sin embargo, hay ocasiones en que los propios menores incitan a los adultos; y por eso dio el ejemplo de jóvenes desde 13 años, edad reconocida legal para el consentimiento sexual. Es muy diferente. Está hablando de casos excepcionales y como un comentario secundario. En la prensa atea, masona, marxista y anticlerical, es decir el 90% de la prensa, HAN CAMBIADO EL DISCURSO Y CALUMNIADO AL OBISPO. El promotor de esta calumnia ha sido el diario “LA OPINIÓN DE TENERIFE”. Ellos fueron los que enviaron el embuste cocinado y preparado a su red de prensa alienada e izquierdista. Si lo examinas, verás que cortaron abruptamente el discurso del Obispo justo donde les interesó, impidiendo que conociéramos las explicaciones subsiguientes del Obispo.

    El origen del “escándalo” no es más que el tabú social de no querer reconocer esa realidad. Desde las propias instituciones y en las escuelas se viene promoviendo en los jovencitos desde la más temprana edad la libre sexualidad, dándoles hasta los preservativos para que lo prueben. Y es bien sabido que el sexo lleva a más sexo como la droga lleva a más drogas; no se extrañen si luego esos mismos jovencitos buscan probar cosas mayores. Es mucha la hipocresía y mentira social que hay, no se tapen los ojos para no ver. Condenan las consecuencias de aquello que ellos mismos han promovido y aceptado como bueno, cuando era malo. Han obsesionado a los jóvenes con el sexo y luego se lamentan de que pasen estas cosas. Están recogiendo lo que han sembrado y luego laméntense sí y échenle la culpa al que denuncia el fracaso y engaño de la política sexual prematura.

    Es verdad que últimamente han salido muchos casos en que sacerdotes han aparecido involucrados en casos de pederastia, y es que la Iglesia como la sociedad, emite leyes, pero cada individuo en su propia libertad las cumple o desobedece; nadie tiene acceso a la voluntad del individuo para controlarla. Por eso se establecen medidas punitivas tanto en la sociedad como dentro de la Iglesia. Y por encima de todo eso está Dios, cuyo Juicio es totalmente eficaz e infalible. La Iglesia siente repugnancia por la pederastia, pero no puede meterse en la mente de cada uno de sus miembros para sujetarlo como se ata un caballo para que no camine solo; si así fuera sería una comunidad de esclavos; pero es una comunidad de hombres libres, y eso significa deber de hacer el bien, pero posibilidad de error. Aunque la gran mayoría de los miembros de la Iglesia hacen el bien, hay un sector de ellos que han caído en pecado. ¿Y la Iglesia que puede hacer?. Orar por ellos, aconsejarlos y enmendarlos, tomando medidas disciplinarias, en la medida de lo posible. Sin perjuicio de lo que las leyes humanas decidan respecto de esas personas que hacen esas repugnancias bajo la influencia del Mal.

    Además, en España la LIBERTAD DE EXPRESIÓN es un derecho constitucional de primer nivel, superior a muchos otros, y en él se fundamenta la democracia. Libertad de expresión es derecho a decir lo que se piensa aunque no guste a los demás. Si no respetamos ese derecho se están poniendo los cimientos de una dictadura del pensamiento que ahora mismo están lidereando los intereses homosexuales y ateos. Desde el momento en que uno no puede decir lo que piensa, empieza el fin de la democracia, empieza el fin de la libertad, y está comenzando una dictadura, una imposición, una prohibición del pensamiento. Es lícito hablar contra la homosexualidad, lo ampara el derecho constitucional de la LIBERTAD DE EXPRESIÓN, siempre que se respete y se hable con propiedad.

    NO CAIGAN VÍCTIMAS DE LA MANIPULACIÓN Y DE LA MENTIRA.

    Me gusta

  4. Pues después de haber leído tal descargo contra los que se han atrevido a comentar las manifestaciones del Obispo de Tenerife, un servidor se pregunta : Ya que Ego Vinci Mundum hace tales declaraciones reconociendo que hay miembros de la Iglesia que van por libres y a veces pecan ¿ porque no expulsa a estos reverendos de la iglesia para mejorar la imagen de esta? Ya que siempre que me he enterado del castigo que suele imponer el obispado a estos abusos de pederastas es alejarlos del lugar de los hechos como máximo. No por ello defiendo matrimonios gays ni de lesbianas negados por la Iglesia, pero si que defiendo el derecho a la libertad de Gays y Lesbianas, o sea que mientras no perjudiquen la vida del vecindario que vivan sus vidas según sus deseos.

    Me gusta

  5. Como se nota Sr. Font que Ud, pertenece a la colla “atea, masona, marxista y anticlerical”, según el que venció al mundo.

    Ya sabe , ellos, los ultracatólicos anti maricones, anti rojos , son los buenos de la peli; nosotros ( el 90% según él mismo) somos los malos.

    Ellos estan imbuidos por una fe divina y nosotros lo estamos por parte de Belcebú.
    Si nosotros nos follamos a un niño somos unos pecadores que debemos ser duramente castigados pero si son ellos quienes lo hacen, la culpa es del niño de turno por provocarles.

    El obispo de Tenerife dijo lo que dijo, tal vez quiso decir otra cosa pero no supo hacerlo y porque dijo lo que dijo le han criticado muy duramente todas las instituciones ateas, masonas, rojas y anticlericales como la fiscalía del estado, PRODENI, la prensa anticlerical y todas las organizaciones in-decentes.
    La Iglesia calla como siempre.

    Me gusta

  6. Creo que se habla de más y sin saber, creo que los anticlericales deberían ponerse o intentar ponerse en la piel de los creyentes y a su vez los creyentes, entender a los que no lo son, lo que veo claro es que la pederastia está tan mal vista en uno como en otro lado (cabría ver cual es la estadística real de sacredotes pederastas frente al resto de la población y si fuera patente este problema… la iglesia debería actuar, porque su forma de vida en el celibato requeriría una vigilancia especial con este tipo de desviaciones), no se, todo lo demás son clichés y tonterías de personas que solo atienden a “su” verdad y elevan su opinión como si fuera la única (lo de “su” entre comillas porque parece que son los grandes grupos de opinión a los que te tienes que unir para tener una) estoy seguro que podría tomarme tan ricamente una cerveza con los que piensan de una forma u otra siempre que se puedan hablar los temas, claro.

    De todas formas he de reconocer que me faltaría formación en muchos aspectos.

    saludos y feliz salida y entrada de año, no se si alguien leerá esto

    Me gusta

  7. Mucha gente lee este blog amigo “J” muchos más de los que me esperaba cuando empecé esta aventura y seguro que leeran tu comentario.
    En otro blog acabo de comentar que me une una gran amistad con un sacerdote y con él he hablado de este asunto.
    Desgraciadamente se estan dando demasiados casos de pederastia entre los sacerdotes y aunque seguro que hay muchísimos más pederastas entre los laicos, son precisamente los casos de los sacerdotes los que más destacan porque a ellos se les supone instructores y valedores de la fe cristiana y quienes estas aberraciones cometen son muy duramente criticados, y con razón, por ello.
    Lo malo es que a los laicos les juzgan y encarcelan los jueces y a los sacerdotes les tapan sus pecados quienes más debieran denunciarlos, la curia, el Vaticano que les tapan y les protejen y a eso no hay derecho.
    Los niños son eso, niños, nuestro futuro, nuestro bien más preciado a los que debemos proteger y educar.
    Que se insinúen es algo normal en quien está aprendiendo la vida y más con todo lo que ven y tienen a su alcance pero es nuestro deber y más en los sacerdotes, hacerles ver lo que está bien y lo que no lo está.

    Me gusta

  8. Mucho cuidado no hay que ser repetidores de mentiras y difamaciones. Hay muchos interesados en ensuciar a la Iglesia.

    Dice primero y claramente “Hay chicas, chicos, adolescentes de 13, 14 años que son perfectamente menores que sí están de acuerdo, además deseándolo incluso te provocan” (sic.)

    Esto es cierto! Hay menores que provocan sexualmente a mayores, no es ninguna novedad! El temas es que estos mayores accedan a estas provocaciones!

    Después dice: “Qué significa? El tema de la sexualidad es más complejo de lo que parece… La sexualidad deforma mucho lo que es la personalidad que es propio del ser humano. La sexualidad es mucho tan fuerte en el ser humano que… esto se educa, se enmienda…” (sic.)

    Me gusta

    • Cuando un adulto mantiene relaciones sexuales con un menor ya sean consentidas o forzadas está cometiendo un abuso que en la mayoría de los paises civilizados está considerado como un delito y si encima quien alardea de supuestas provocaciones por parte de un menor es un ministro de Dios entonces el delito es mucho más grave, la misión de un sacerdote no consiste en decir estas burradas sino en tratar de evitarlas.
      Yo me he educado en un colegio de curas y jamás ningún sacerdote dijo ni insinuó cosas como estas, esta gentuza no merece estar ocupando una profesión tan importante como la de sanador de almas más parecen ministros de Belcebú que de Dios.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: