El misterio resuelto de la gamba roja

gamba-roja-de-denia.jpg “La gamba roja se va”. La frase la conocen los pescadores y gourmets del Mediterráneo español. Cada cierto tiempo, la gamba roja desaparecía del mar. Entonces las mesas quedaban vacías, los pescadores anunciaban la ruina y los comercios la catástrofe. Tres años después, sin que nadie supiera cómo, la gamba volvía y llenaba las redes. El misterio acaba de quedar resuelto. Un grupo de científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), encabezados por Joan Company y Pere Puig, acaba de publicar en la revista Plos un estudio en el que hayan las claves de la periódica desaparición y reaparición: la clave está en las cascadas submarinas.

Lo explica Joan Company, del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona: “Cada diez años aproximadamente hay inviernos muy fríos y ventosos. El Mediterráneo se convierte entonces en una piscina muy fría. Hasta que el agua del fondo no puede soportar el peso y baja por los cañones submarinos a gran velocidad. Es como si tiraras de la cadena”.

El agua llega a bajar por los cañones que jalonan el Mediterráneo a una velocidad superior a los tres kilómetros por hora. Y se lleva toda la gamba, que se pesca entre 500 y 900 metros de profundidad. La pesquería queda entonces arrasada, como ocurrió tras el último de estos episodios, en 2005. 2005 y 2006 fue un desastre en Palamós, Roses y Blanes, la zona estudiada. Y también ocurrió en 1999 y 1988, como han demostrado comparando los datos de capturas en los puertos.

Sin embargo, más abajo, pasados los 1.000 metros de profundidad, hay un festín. Las larvas de gamba crecen a esa profundidad y se encuentran con que tienen todo el alimento que ha arrastrado la corriente. Y comienza a crecer una nueva población de gamba roja, que luego emerge. Tres años después, las capturas vuelven a aumentar.

El estudio está hecho en la costa catalana. Company explica que es muy difícil hacer el estudio en todo el Mediterráneo por la ausencia de series estadísticas fiables de capturas (no hay nadie menos fiable que un pescador contando lo que captura). Pero en casi todo el litoral mediterráneo se repite el fenómeno. En Palamós la llaman la gamba de Palamós y en Garuucha dicen que es única de la zona, pero lo cierto es que es la misma: de nombre científico Ariestus antenatus.

Las conclusiones tienen gran importancia local y social. La gamba roja llega a pagarse a 200 euros por kilo al pescador (su precio normal ronda entre los 60 y 100 euros) y mucho más en un restaurante. Su desaparición es un drama para pescadores y hosteleros. El estudio permitirá predecir los episodios de desaparición y demuestra que la ausencia de gambas durante dos años es bueno. Sólo este mecanismo -la parada biológica natural forzada por las cascadas- explica que una pesquería sobreexplotada desde hace 70 años mantenga su salud.

Pero tiene una importancia ecológica enorme al abrir un campo para encontrar la forma de desaparición de una especie con las cascadas y ahora los investigadores intentarán ver si sirve para otras especies. La gamba roja ya no es un misterio.

Rafael Méndez para El País.

3 comentarios

  1. magnifico blog
    te invito a que participes con el y votes a otros blog en
    aquiestatublog.blogspot.com
    gracias
    perdona por escribirlo en comentarios,no vi direccion

    Me gusta

  2. Lo podías haber colgado en autor pero no importa.
    Gracias por tus loas, pasaré por ahí.
    Un saludo.

    Me gusta

  3. Estos se enteran ahora:

    ANNA PUNSÍ
    GIRONA

    ¿Per què la coneguda com a gamba de Palamós desapareix periòdicament dels caladors? Aquest és el misteri que pescadors i científics feia dècades que volien resoldre. Finalment, després de dos anys d’investigació, biòlegs, geòlegs i enginyers marítims del Consell Superior d’Investigacions Científiques, de la Universitat de Barcelona i de la Universitat Politècnica de Catalunya hi han trobat la resposta: els forts corrents marins que es formen al cap de Creus fan baixar les gambes fins a 2.000 metres de profunditat, on les xarxes dels pescadors no les poden atrapar. S’ha de tenir en compte que les captures es realitzen a un màxim de 800 metres.
    Aquestes enormes cascades marines també tenen la seva part positiva. Els corrents arrosseguen més nutrients per a les gambes: petits cucs i mol.luscos. “Aquest aliment garanteix la supervivència de l’espècie i una enorme reproducció. Dos o tres anys després les gambes tornen a pujar i llavors els caladors es tornen a omplir i la pesca és molt abundant”, va explicar el biòleg de l’Institut de Ciències del Mar Joan Baptista Company. Els científics autors de l’estudi van pronosticar que cap a l’any 2011 es podria produir una nova cascada submarina que torni a desplaçar les gambes. Tot dependrà del clima.

    REVISAR CREENCES POPULARS
    L’estudi, que es va presentar ahir al Teatre Municipal de Blanes (Selva) davant d’un nodrit grup de pescadors, suposa la resolució d’una incògnita que històricament ha preocupat el sector ja que aquest crustaci, l’ Aristeus antennatus, representa gairebé el 50% dels beneficis de la majoria de confraries, especialment les de Palamós i Blanes.
    “Era necessari demostrar científicament algunes creences populars, fer-ho públic i que això serveixi per crear polítiques pesqueres sòlides. No val posar-hi només pegats”, va assenyalar el biòleg de l’Institut de Ciències del Mar i director de l’estudi, Francesc Sardà.
    Les cascades que travessen els congostos –grans valls submarines– del cap de Creus, de Palamós i Blanes, es formen cada sis o deu anys depenent del clima. Normalment, es donen en anys freds, ventosos i secs. El vent refreda la superfície del mar al cap de Creus, l’aigua es torna densa i, al baixar, forma grans corrents submarins que circulen a elevades velocitats –80 centímetres per segon– i que porten una proporció d’aigua equivalent al cabal del riu Llobregat que durant 80 anys s’aboca al mar. “És com estar a sota d’una palmera en un oasi tranquil.lament i que de cop et vingui al damunt una tempesta del desert que et fa-
    ci fora d’allà”, detalla el geòleg de l’Institut de Ciències del Mar Pere Puig.

    NOVES INCÒGNITES
    L’estudi obre nous dubtes: ¿Com es comporta la gamba a 2.000 metres de profunditat?, ¿serà sostenible la pesca continuada de gamba de Palamós si l’escalfament del planeta provoca la desaparició de les cascades submarines? Científics i pescadors reclamen recursos a l’administració per seguir investigant i resoldre aquests nous enigmes.

    http://www.elperiodico.cat/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAT&idnoticia_PK=510442&idseccio_PK=1021

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: