La muerte de un miliciano

miliciano-capa.jpg

 

 

Robert Capa
Muerte de un soldado republicano.
Cerro Muriano (Córdoba), 1936.
Worcester Art Museum

 

 

 

Identificat el milicià d’una foto de Robert Capa (17.02.1995)

És identificat el soldat protagonista de la famosa fotografia de Robert Capa on es veu com un milicià cau mort d’un tret de bala en una batalla de la Guerra Civil Espanyola. Es tracta de Frederic Borrell i Garcia, mort als 17 anys, natural d’Alcoi i militant de les Joventuts Llibertàries. El descobriment l’ha fet Màrius Brotons, ex-combatent al mateix Cerro Muriano, que ha comprovat que Borrell va ser l’únic soldat que hi va morir el dia que es va fer la foto.
Tras la aparición de un archivo con más de 3.000 fotografías de la guerra civil española, realizadas por Robert Capa y que han aparecido en Mexico, no nos viene mal recordar la que es la fotografía más importante del mundo sobre la muerte en combate de un soldado. Pasen y vean.

 

En la fotografía de Capa no se ve el arma con el que se le dispara al soldado ni tampoco al verdugo; precisamente dos elementos que van a tomar mucha importancia en la fotografía de Adams.

Parece ser que, según versiones de algunos compañeros del reportero gráfico, Capa se quejo a los oficiales republicanos de que llevaba muchos días sin conseguir buenas fotografías y, entonces, los mandos militares decidieron que Capa fuera con una brigada a hacer maniobras al Cerro Muriano, para que pudiera obtener así algunas instantáneas. Esta circunstancia le lleva a Knightley a pensar que la fotografía pudo haber sido preparada y que el soldado no está realmente muerto, sino que se trata de una representación ante la cámara.

El hecho de que Capa, por su parte, se negara de continuo a hablar sobre la fotografía del republicano español muerto, hacia pensar a numerosos analistas que, probablemente, su negativa se debía, precisamente, a que la imagen era falsa. Pero, parece ser, que su silencio, era debido, no a su supuesta manipulación de la fotografía, sino al trauma que supuso para él aquella muerte.

Por otra parte, la circunstancia de que muchas fotografías sobre la Guerra Civil española se consideren simples puestas en escena (al igual que algunos otros trabajos de Capa), también ha contribuido a generar cierto aire de desconfianza alrededor de la autenticidad de esta fotografía.

En este sentido, Richard Whelan explica en su libro como la fotografía es real, ya que el republicano muerto se llamaba Federico Borrell García y era miembro de la Columna Alcoyana (lo que han corroborado compañeros de su brigada) y se ha demostrado, asimismo, que efectivamente murió ese día, el 5 de Septiembre de 1936, en el Cerro Muriano, al que había llegado esa misma mañana.

Con estas palabras resume John Mraz la polémica sobre la fotografía de Capa:

Ahora la respuesta parece ser clara y el misterio resuelto. Los milicianos republicanos estaban fingiendo estar en combate para la cámara de Capa, cuando una ametralladora fascista mató a este soldado justo cuando posaba. Es la coincidencia de que el fotoperiodista había enfocado sobre este individuo precisamente el segundo antes que le dispararan que hace de esta imagen la foto de guerra más famosa. Sin embargo, el estupor de Capa le hizo sentir que él había sido, de alguna manera, responsable de su muerte.

Richard Whelan aporta en su libro, además, un informe pericial médico que confirma que el hombre de la fotografía está muerto. El informe ha sido realizado por Roberto L. Franks, detective especialista en homicidios de Memphis, también escultor y fotógrafo. El elemento más decisivo de su lectura de la imagen es la mano izquierda del soldado. Whelan resume las investigaciones periciales de este especialista con las siguientes palabras.

El elemento más decisivo de su lectura es la mano izquierda del soldado, situada debajo de su muslo izquierdo horizontal (…) El hecho de que los dedos estén encrespados algo hacia la palma indica claramente que los músculos del hombre estaban blandos y que, por tanto, estaba ya muerto. Bien es verdad que, cualquier persona que falsifica una muerte, sabe siempre que tal posición de la mano es necesaria para hacer la fotografía realista. Sin embargo, es casi imposible que cualquier persona consciente resista el impulso reflejo para apoyar su caída doblando su mano fuertemente al revés en la muñeca y ampliando sus dedos hacia fuera.

miliciano-capa-mano.jpg

La posición de la mano izquierda ha sido decisiva
para afirmar que el soldado está ya muerto
cuando cae y que, por tanto, no se trata de
ninguna simulación.

En resumen, según declaraciones de compañeros de su brigada, el republicano que está en esa fotografía es Federico Borrell García, que murió efectivamente en el momento en que Capa le hizo la fotografía (según consta en archivos oficiales de Salamanca y Madrid). El propio hermano de Federico Borrell ha reconocido que el hombre de la fotografía es su hermano. Al parecer, el soldado fue disparado por tropas nacionales (que se encontraban por la zona) mientras fingía estar en batalla con sus compañeros, para que Capa pudiera captar algunas imágenes de la acción en combate. De esta forma, el fotógrafo retrató de forma casual la muerte real del soldado.

Lógicamente, al afrontar, en estos momentos, el análisis de la fotografía no podemos escapar a la polémica sobre la autenticidad de la misma. Una vez que ha quedado claro que la fotografía es real, el propio relato sobre las circunstancias que han rodeado a la consecución de esta imagen cobran también su importancia.

El fotógrafo parece que ha “protestado”, en alguna medida, porque no acaba de conseguir una foto buena al no haberse producido enfrentamientos en esos días. Y, tras esas quejas, los mandos militares planifican unas maniobras para representar los movimientos estratégicos del combate ante la cámara fotográfica. Y, cuando este simulacro estaba teniendo lugar, el enemigo que estaba por la zona es alertado por los movimientos de los republicanos.

Unos movimientos dirigidos al objetivo fotográfico, no al enemigo. Sin embargo, los ojos del enemigo no pueden distinguir que se trata de un simulacro y lo identifican inmediatamente como un movimiento estratégico, de “ataque”, de los republicanos. No pudiendo diferenciar, entonces, que se trata de una representación, disparan a Federico ante el objetivo de la cámara cuando ésta esperaba captar sólo una representación.

Dejando de lado, la discusión sobre si la fotografía es o no real (que, como hemos podido comprobar, todo parece indicar que sí lo es), estamos ante una imagen que describe la muerte individual: la de un sujeto bien definido: con nombre y apellidos, perteneciente a una columna determinada. Una víctima de la guerra reconocida, a través del registro fotográfico, por sus amigos y familiares.

La Universitat Jaume I de Castelló tiene un estudio muy interesante sobre esta fotografía que podes consultar aquí.

Ver también

 

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Amigo valenciano,ya te inclui entre los blogs españoles.
    Un abrazo

    Me gusta

  2. Te lo agradezco.

    Un abrazo.

    Me gusta

  3. …?

    retorica, o practica he ahi la cosa..?

    Me gusta

  4. Supongo nikola que no te refieres a este post, sabiendo como sé desde donde vienes.

    En cuanto si te refieres a lo del conflicto en OM, también me gustaría saber si te refieres a lo que he manifestado en vuestro blog. En el supuesto que te refieras a eso, te dié que me ratifico en lo dicho. La solución solo puede producirse mediante la via del diálogo. A más represión, más violencia, a más violencia, más muertes y desgracias.
    Pero la solución no es fácil y no lo será mientras ambas partes no hagan una profunda reflexión sobre los graves problemas que tienen y sobre sus actuaciones.

    No sé tú, pero yo directamente no estoy implicado ya que no pertenezco a ninguno de los dos colectivos, quizá sea esa la causa de que sea capaz de ver los fallos de unos y de los otros y es lo que critico mediante este blog.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: