Crevillente/Crevillent

Crevillente es, junto a Guardamar del Segura (aunque con mayor viveza que en esta última), la localidad mas meridional que conserva el valenciano como lengua habitual de muchos vecinos. El dialecto local conserva algunos arcaísmos medievales, aunque en general cumple con las características del valenciano Del sur de Alicante como son la caída de la «r» final, por ejemplo pujà, baixà por «pujar» o «baixar«), caída de la «d» intervocálica (naal por «nadal«)… El valenciano de Crevillente toma muchos castellanismos, debido a su situación histórica en una frontera lingüistica: al sur y al oeste de Crevillente se encuentra la comarca de la Vega Baja del Segura, monolingüe en castellano, y de hecho en la pedanía crevillentina de San Felipe Neri se habla sólo en castellano desde su fundación; además, al norte se encuentra la localidad de Aspe, también históricamente monolingüe en castellano, y al este la ciudad de Elche, donde el español es con gran diferencia la lengua más hablada. En la actualidad el valenciano en Crevillente sufre un retroceso bastante acelerado, debido a que los padres dejan de hablarles en el idioma a sus hijos.

Tras el castellano y el valenciano también existe una significativa comunidad lingüística de hablantes de árabe debido a la fuerte inmigración magrebí.

Fuente: Wikipedia

Predominio lingüístico

Distribución de los municipios de predomino lingüístico oficial valenciano (verde oscuro) y castellano (verde claro)

Predominio lingüístico es un término legal usado en la Comunidad Valenciana (España) que se utiliza para clasificar las zonas del territorio en las que el considerado idioma propio (el valenciano) tiene un importante número de hablantes. En este caso, la Ley de uso y enseñanza del valenciano (1983) es la norma que regula qué municipios se determinan como de un predominio lingüístico u otro (en su título V hay un listado de los municipios). El preámbulo de la ley establece que para la confección del listado se han utilizado los mapas y relaciones determinados por el Instituto de Filología Valenciana de la Universidad Literaria de Valencia y de la Universidad de Alicante, sin precisar las referencias de dichos trabajos ni los criterios utilizados por las universidades.

El término es un concepto político-jurídico, mediante el cual, en aras de la normalización lingüística, las administraciones local y autonómica pueden hacer predominar en sus comunicaciones oficiales el valenciano en cualquier ámbito. El hecho de que un municipio sea clasificado de «predominio lingüístico valenciano», no implica necesariamente que el uso de dicha lengua sea mayoritaria en el municipio, sino que se han atendido a criterios históricos o sociolingüísticos para determinar en qué zona la Generalidad o los ayuntamientos pueden llevar a cabo determinadas acciones políticas con el objetivo de recuperar o fortalecer la situación del valenciano.

Así, en los municipios considerados de predominio lingüístico valenciano es obligatoria la enseñanza de dicha lengua durante la enseñanza primaria, secundaria y el bachillerato, quedando como asignatura voluntaria u obligatoria, a decisión del centro docente, en los demás municipios. No obstante, la oficialidad de ambas lenguas y el derecho del ciudadano de recibir la comunicación oficial en cualesquiera de ellas son aplicables en todo el territorio de la Comunidad Valenciana.

Al existir zonas tradicionalmente de habla castellana, existen municipios y comarcas de predominio lingüístico valenciano y municipios y comarcas de predominio castellano: en unos casos la mayoría de sus pobladores originales provenían de Aragón, en otros de Castilla -sobre todo a raíz de las repoblaciones del siglo XVII tras la expulsión de los moriscos-, en otros fueron agregados al Reino de Valencia tras la división provincial de 1833 tras pertenecer a Castilla la Nueva, y por último hay municipios donde el valenciano dejó de usarse antes del periodo histórico considerado para establecer el criterio lingüístico como es el caso de la Vega Baja o la Hoya de Buñol.

De acuerdo con la ley, alrededor del 75% de los municipios de la comunidad son de predominio valenciano, mientras que el 25% restante corresponde al predominio castellano, en la que residen el 87% y el 13% de la población, respectivamente, perteneciendo a esta última zona los siguientes municipios:

Ley 4/1983, de 23 de noviembre, de uso y enseñanza del valenciano.

TÍTULO V.
DE LOS TERRITORIOS PREDOMINANTEMENTE VALENCIANO-PARLANTES Y CASTELLANO-PARLANTES.

Artículo 35.

A los efectos regulados en la presente Ley, y atendiendo a criterios históricos, se declaran términos municipales de predominio lingüístico valenciano los siguientes:

1. Provincia de Alicante: Absubia, Agost, Agres, Aguas de Busot, Alcalali, Alcocer de Planes, Alcolecha, Alcoy, Alfafará, Alfaza del Pi, Algueña, Alicante, Almudaina, Alquería de Aznar, Altea, Balones, Bañeres, Benasau, Benejama, Beniarbeig, Beniarda, Beniarres, Benichembla, Benidoleig, Benidorm , Benifallin, Benfaro, Benilloba, Benillup, Benimanto, Benimarfull , Benimasot, Benimelli, Benisa, Benitachel, Biar, Bolulla, Busot, Calpe, Callosa de Ensarria, Campello, Campo de Mirra, Cañada, Catalla, Castell de Castels, Concentaina, Confrides, Crevillente, Cuatretondeta, Denia, Elche, Facheca, Famorca, Finestrar, Gata de Gorgos, Gayanes, Gorga, Guadalest, Guardamar del Segura, Ilondón de las Nieves, Hondon de los Frailes, Ibi, Jalón, Javea, Jijona, Lorcha, Lliber, Milena Monovar, Muchamiel, Murla, Muro de Alcoy, Novelda, La Nucia, Ondara, Onil, Orba, Orcheta, Parcent, Pedreguer, Pego, Penaguila, Petrel, Pinoso, Planes, Polop, Rafol de Almunia, Relleu, La Romana, Sagra, San Juan de Alicante, San Vicente del Raspeig, Sanet y Negrals, Santa Pola , Sella, Sanija, Setla-Mirarrosa y Miraflor, Tarbena, Tealuda, Tibi, Tollo, Tormos, Torremanzas, Vall de Alcalá, Val de Ebro, Vall de Gallimera, Vall de Laguart, Vergel, Villajoyosa.

2. Provincia de Castellón: Adzaneta, Ahin, Albocacer, Alcalá de Chivert, Alcora, Alcudia de Veo, en cuanto se refiere a su núcleo valenciano-parlante, Alfondeguilla, Almazora, Almenara, Ares de Mestre, Artana, Bechi, Benafigos, Benasal, Benicarló, Benicasim, Benlloch, Borriol, Burriana, Cabanes, Calig, Canet lo Roig, Castell de Cabres, Castellfort, Castelló de la Plana, Catí, Cervera del Maestre, Cinctorres, Costur, Cuevas de Vintomas, Culla, Chert, Chilches, Chodos, Eslida, Figueroles, Forcall, Herbes, La Jana, La Llosa, La Mata de Morella, Lucena del Cid, Moncofar, Morella, Nules, Onda, Oropesa, Palanques, Pe, Portell de Morella, Puebla de Benifasar, Puebla Tornesa, Ribesalbes, Roseli, Salsadella, San Jorge, San Mateo, San Rafael de Río, Santa Magdalena de Pulpis, Sarratella, Sierra Engarcerán, Sueras, Tales, Tirig, Todolella, Torre de Embesora, Torre de Endomenech, Toreblanca, Traiguera, Useras, Vall d`Alba, Vall de Uxó, Vallibona, Villafames, Villafranca del Cid, Villanueva de Alcolea, Villar de Canes, Vila-Real, Villavieja, Villores, Vinarós, Vistabella del Maestrazago, Zorita del Maestrazgo.

3. Provincia de Valencia: Ador, Adzaneta de Albaida Agullent, Alquas, Albida, Albal, Albalar de la Ribera, Albalat dels Taronchers, Albalar dels Sorells, Alberique, Alboraya, Albuixhech, Alcacerm, Alcántara de Xuquer, L’Alcudia, Alcudia de Crespins, Aldaya, Alfafar, Alfahuir, Alfara de Algimia, Alfar de Patriarca, Alfarp, Alfarrasí, Algar de Palancia, Algemesí, Algimia de Alfara, Alginer, Almacera, Almiserat, Almoines, Almusefas, Alquería de la Condesa, Alzira, Antella, Ayelo de Malferit, Ayelo de Rugar, Ayelo de Rugat, Barig, Barxeta, Belgida, Bellreguart, Bellus, Benaguacil, Benavites, Benegida, Bentusser, Beniarjo, Beniarjar, Benicolet, Bonifairo de les Valls, Benifairo de Valldigna, Bonifayo, Benifla, Venigamin, Brenimondo, Benimuslem, Beniparrel, Benirredra, Benisano, Benisuera, Betera, Bocairent, Bonrepos Y Mirambell, Bufali, Burjassot, Canals, Canet de Berenguer, Carcaixent, Carcer, Carlet, Carricola, Casinos, Castello de Rugar, Carellonet, Catadau, Catarroja, Cerda, Corbera, Cotes, Cuart de les Valls, Saimus, La Eliana, Enova, Enova, Estivella, Estubeny, Faura, Favareta, La Font den Carros, Fontanares, Fortanleny, Foios, Fuente la Higuera, Gabard, Gandia, Genoves, Gilet, Godella, La Granja de la Costera, Guadasequies, Guadasuar, Guardamar, Lugar Nuevo de Fenellot , Lugar Nuevo de la Corona, Lugar Nuevo de San Jerónimo, Llanera de Ranes, Lauri, Lliría, Llombay, Llosa de Ranes, Llutxent, Manises, Manuel, Masalaves, Masafalsar, Masamagrell, Massanassa, Miramar , Mislata, Mogente, Moncada, Montserrar, Montaberner, Montesa, Montichelbo Montrou, Musuros, Naquera, Novele, Oliba, Olocau, L`Ollería, Ontinyent, Otos, Paiporta, Palma de Gandía, Palera, Palomar, Paterna, Petres, Pincaya, Picasser, Piles, Pinet, Pobla del Duc, La Povla Llarga, La Pobla de Vallbonas, Polinya del Xuquartell, Quatretonda, Rafebuñol, Rafelcofer, Rafelguaraf, Rafol de Salem, Real de Gandía, Real de Montroy, Robarrojo del Turia, Riola, Rocafort, Rotglas y Corbera, Rotova, Rogart, Sagunto, Salem, San Juan de Enova, Sedavi, Sellent, Sempere, Senvera, Serra, Silla, Simat de Valdeigna, Dollana, Sueca, Sumarcarcel, Tavernes, Blamques, Tabernes Blanques, Tabernes de Valldigna, Terrateig, Torrella, Torrent, Torres Torres, Turis, Valencia, Vallda, Valles, Villalonga, Vollamarvhate, Vilanova de Castelló, Vinalesa, Xativa, Xeraco, Xeresa, Xirivella.

Artículo 36.

A los efectos regulado en la presente Ley, se declaran, términos municipales de predominio lingüístico castellano, los siguientes:

1. Provincia de Alicante: Albatera, Algorga, Almoradi, Aspe, Benejuzar, Benferri, Benijofar, Bigastro, Callose de Segura, Catral, Cox, Daya Nueva, Daya Vieja, Dolores, Elda, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Jacarilla, Monforte del Cid, Orihuela, Rafal, Redoban, Rojales, Salinas, San Fulgencio, San Miguel de Salinas, Sax, Torrevieja, Villena.

2. Provincia de Castellón: Algimias de Almonacid, Almedijar, Altura, Argelita, Ayodar, Azuebar, Barracas, Bejis, Benafar, Castellnovo, Castillo de Villamalefa, Caudiel, Cirat, Cortes de Arenoso, Chovar, Espadilla, Fanzara, Fuente de la Reina, Fuentes de Ayudar, Gaibiel, Gatoba, Geldo, Higueras, Jericá, Ludiente, Matet, Montan, Montanejos, Nabahas, Olocau del Rey, Pavias, Pina de Montalgrao, Puebla de Arenoso, Sacañert, Segorbe, Soneja, Sot de Ferrer, Teresa, Toga, Toras, El Toro, Torralba del Pinar, Torreciva, Vall de Almonacid, Vallat, Villahermosa del Río, Villamalur, Villanueva de Viver, Viver, Zucaina.

3. Provincia de Valencia: Ademuz, Alborache, Alcublas, Alpuente, Andilla, Anna, Aras de Alpuente, Ayora, Benager, Bicorp, Bolbaite, Bugarra, Buñol, Calles, Camporrobles, Casas Altas, Casas Bajas, Castielfabib, Caudete de las Fuentes, Cofrentes, Cortes de Pallás, Chelva, Chella, Chera, Cheste, Chiva, Chulilla, Domeño, Dos Aguas, Enguera, Fuenterrobles, Gestalgar, Godellera, Higueruela, Jalance, Jarafuel, Loliguilla, Losa del Obispo, Macastre, Marines, Millares, Navarres, Pedralbal, Puebla de San Miguel, Quesa, Requena, Siete Aguas, Sinarcas, Tuejar, Utiel, Vallanca, Venta del Moro, Villar del Arzobispo, Villagordo del Cabriel, Yatova, La Yesa, Zarra.

Artículo 37.

La declaración efectuada en los artículos anteriores no obstará la actuación internacional del Consell de la Generalidad Valenciana a fin de conseguir, que el uso y enseñanza del valenciano regulados en la presente Ley sean llevados a término, y en especial para lograr el derecho efectivo que todos los ciudadanos tienen a conocerlo y usarlo.

El predominio lingüístico en otras comunidades autónomas españolas

Distribución municipal de las zonas vascófona, mixta y no vascófona en la Comunidad Foral de Navarra

La expresión predominio lingüístico se usa únicamente en la Comunidad Valenciana. No obstante, el mismo concepto puede ser aplicable a otras comunidades autónomas españolas en las que existe una lengua propia, oficial además del castellano, pero en la que tal lengua no es hablada en todo el territorio y tal ausencia tiene efectos legales.

De acuerdo con la definición, sólo Navarra aplicaría un concepto similar al de predominio lingüístico respecto al euskera y el castellano. De acuerdo con la Ley Foral 18/1986, de 15 de diciembre del Vascuence el territorio navarro queda dividido en tres sectores:

Zona vascófona: Compuesta por el tercio septentrional de Navarra. Comprende toda la zona pirenaica salvo los valles más orientales. Esta zona es de predominio lingüístico vasco. Comprende un 11% de la población de Navarra. En ella este idioma es hablado por una mayoría significativa de los habitantes.

Abaurrea Alta, Abaurrea Baja, Alsasua, Anue, Araiz, Aranaz, Arano, Araquil, Arbizu, Areso, Aria, Arive, Arruazu, Bacáicoa, Basaburúa Mayor, Baztan, Beinza-Labayen, Bertizarana, Betelu, Burguete, Ciordia, Donamaria, Echalar, Echarri Aranaz, Elgorriaga, Erasun, Ergoyena, Erro, Esteribar, Ezcurra, Garayoa, Garralda, Goizueta, Huarte-Araquil, Imoz, Irañeta, Ituren, Iturmendi, Lacunza, Lanz, Larraun, Leiza, Lesaca, Oiz, Olazagutía, Orbaiceta, Orbara, Roncesvalles, Saldías, Santesteban, Sumbilla, Ulzama, Urdax, Urdiain, Urroz de Santesteban, Valcarlos, Vera de Bidasoa, Villanueva, Yanci, Zubieta y Zugarramurdi

Zona mixta: Compuesta por la zona media navarra, incluyendo Pamplona y los valles pirenaicos más orientales (Valle de Roncal y Salazar).

Abárzuza, Ansoáin, Aoiz, Arce, Atez, Barañáin, Burgui, Burlada, Ciriza, Cizur, Echarri, Echauri, Egüés, Ezcaroz, Esparza de Salazar, Estella, Ezcabarte, Garde, Goñi, Güesa, Guesalaz, Huarte, Isaba, Iza, Izalzu, Jaurrieta, Juslapeña, Lezáun, Lizoain, Ochagavia, Odieta, Olaibar, Olza, Ollo, Oronz, Oroz Betelu, Pamplona, Puente la Reina, Roncal, Salinas de Oro, Sarries, Urzainqui, Uztarroz, Vidángoz, Vidaurreta, Villava, Yerri y Zabalza

Zona no vascófona: Compuesta por la mitad meridional de Navarra, incluyendo toda la ribera del Ebro desde Viana hasta Tudela. Supone casi un 50% del territorio de esta comunidad. La integran el resto de los municipios navarros.

El 25 de abril de 2008 el Parlamento de Navarra aprobó una moción por la que se amplia la zona mixta a los municipios de Noáin, Aranguren, Beriáin y Galar, incluyendo de este modo toda la comarca de Pamplona.[1] Esta modificación entrará en vigor el 1 de enero de 2009. Asimismo en esta reforma legal se han incluido en la relación de municipios aquellos segregados con posterioridad a 1986 en la zona mixta (Berrioplano, Berriozar, Orcoyen y Zizur Mayor). Lecumberri e Irurzun, segregados posteriormente a 1986 de municipios de la zona vascófona, no fueron contemplados en la reforma.[2]

En la zona no vascófona no es posible estudiar en colegios públicos en euskera, sí en 4 ikastolas privadas (Fontellas, Lodosa, Viana y Lumbier), cuya regularización por parte del Departamento de Educación ha sido muy reciente,[3] así como en una ikastola concertada de Tafalla, cuya apertura fue anterior a la promulgación de la Ley Foral del Vascuence. En la zona mixta existe un número limitado de plazas para este modelo de escolarización.

Fuente: Wikipedia

Ley de uso y enseñanza del valenciano

La Ley de uso y enseñanza del valenciano (Ley 4/1983, de 23 de noviembre, de uso y enseñanza del valenciano) es una ley en vigor, publicada el 23 de noviembre de 1983, promovida por el entonces gobierno socialista de la Generalidad Valenciana, presidido por Joan Lerma, y aprobada por las Cortes, que regula los derechos de los ciudadanos a utilizar el valenciano y la obligación de las instituciones a hacer que estos derechos se cumplan.

Al existir zonas consideradas como tradicionalmente de habla castellana, existen municipios y comarcas de predominio lingüístico oficial valenciano y municipios y comarcas de predominio lingüístico castellano. El Título V de la ley incluye una lista de los municipios de cada predominio. El preámbulo de la ley establece que para la confección del listado se han utilizado los mapas y relaciones determinados por el Instituto de Filología Valenciana de la Universidad Literaria de Valencia y de la Universidad de Alicante, sin precisar las referencias de dichos trabajos ni los criterios utilizados por las universidades.

Fuente: Wikipedia

11 respuestas

  1. […] Hoy más serenamente lo he analizado y he sacado una conclusión. Como las cosas hay que analizarlas friamente y sabiendo porqué se dice lo que se dice, he querido hacer una introducción que he colgado en mi blog. […]

    Me gusta

  2. Sr. Jon Kepa, el Rincón de Ademuz esta insertado en Teruel y Cuenca en la cuenca del rio Turia El primer rasgo diferenciador de estas tierras es precisamente su situación geográfica: la comarca está separada del resto de la provincia de Valencia por una franja de 15 kilómetros. Es una tierra de mestizaje, enclavada entre las provincias de Cuenca y Teruel, pero con un sentimiento profundamente valenciano. La comarca del Rincón está formada por siete municipios: Ademuz (capital de la comarca), Casas Altas, Casas Bajas, Castielfabib, Puebla de San Miguel, Torrebaja y Vallanca. Algunos pueblos que conozco son Ademuz, Casas Altas, Casas Bajas, Castielfabib, Chelva, Siete Aguas, Sinarcas, Villa Star, Torrebaja, Puebla de San Miguel, Vallanca, La Puebla, Andilla, Las Aldeas Mas del Olmo,.Sesga, Val de la Sabina,Los Santos, Arroyo Cerezo, Mas del Jacinto y Cuesta del Rato; Torrebaja con la aldea de Torrealta; y Vallanca con Negrón.

    En Ademuz tambien hay una excelente iglesia del XVIII. En ella hay una tabla de La Virgen de la Leche, de escuela valenciana, previsiblemente siglo XV.
    La Casa de los Picos, de Torrebaja, residencia-fortaleza señorial de tiempos pasados.
    Para comer son recomendables, las gachas y el puchero casero.

    Me gusta

  3. Con autorización de Carme, éste es el escrito que da origen a este post.

    Incident lingüístic a Crevillent
    El passat 30 de maig, convidat per la secció local d’Acció Cultural del País Valencià, vaig ser a Crevillent, Baix Vinalopó, per presentar el meu llibre “Nosaltres, els catalans”. Va ser un acte exquisit, ple de gent hospitalària i encantadora, amb la immigració com a eix central, durant el qual van sorgir les mateixes preocupacions que sorgeixen arreu dels Països Catalans: la necessitat de tenir un Estat propi com a única solució de supervivència en un món globalitzat i la importància de la llengua com a factor d’integració dels nouvinguts. L’endemà al matí vaig baixar al bar de l’hotel a esmorzar abans que em vinguessin a recollir per anar a Alacant i vaig demanar un cafè amb llet a l’única cambrera que hi havia a la barra, una noia romanesa que, segons vaig saber després, fa anys que viu a Crevillent:

    —Un cafè amb llet, si us plau.
    —¿Cómo?
    —Un cafè amb llet.
    —Será un café con leche –posant émfasi en les paraules ‘con leche’.
    —És el que he dit: un cafè amb llet.
    —A mi me habla en español.
    —És una ordre?
    —A mi me habla en español.
    —No, jo parlo en català.
    —No le entiendo y no tengo porque hablar catalán.
    —Aleshores, si no m’entén, com és que respon tot el que dic?
    —Usted tiene la obligación de hablar en español porque estamos en España.

    Quan l’interlocutor diu aquesta frase –que és el recurs de la impotència- és el moment de somriure i marxar, perquè ja hem guanyat. Tot espanyolista la té sempre al cap, però la reserva fins que se sent contra les cordes. Jo no vaig marxar perquè, tot i que la meva interlocutora no va deixar de desqualificar-me, em va acabar servint el cafè amb llet. El problema és que en el bar –que no és només per als clients de l’hotel- hi havia mitja dotzena de persones més, entre les quals una parella de la Guàrdia Civil, i totes es van revoltar contra mi. Primer ho va fer un home que hi havia al meu costat dient-me que “Estamos en España” i que jo tenia l’obligació de parlar en espanyol perquè el català, el basc i el gallec només són oficials ‘en sus comunidades’. Vaig respondre-li que érem a Crevillent i que, en parlar en valencià, estava parlant la llengua de Crevillent. Aleshores es va veure obligat a recórrer als despropòsits: que la llengua de Crevillent és l’espanyol, no pas el valencià, que el valencià és una llengua diferent del català i que el nom de Crevillent és Crevillente. Així és com consta, per cert –Crevillente-, en els sobrets de xampú i gel de bany de l’hotel. Hotel Las Palmeras, es diu.

    No hi ha dubte que va ser un cafè amb llet molt accidentat, el meu, perquè la cambrera, cercant amb la mirada la complicitat dels guàrdies civils, em deia que “hablar en español es una cuestión de educación y usted no tiene educación”. Naturalment, vaig haver de dir-li que l’única persona mancada d’educació era ella per negar-se a entendre la llengua del país on viu des de fa anys. Aleshores, abrandant-se per damunt de la barra, em va dir: “Váyase usted a la mierda”. Per sort, els insults no em fan ni fred ni calor. Tant els verbals com els escrits. Trobo que són l’expressió de la impotència. Això no vol dir que no estigués nerviós, és clar que ho estava. El meu tren cap a Barcelona sortia d’Alacant dintre d’una hora i mitja i si els guàrdies civils volíem fer-me la guitza era evident que el perdria. Finalment, com no podia ser de cap altra manera, van intervenir dient-me que tenia l’obligació de parlar en espanyol. Jo, però, els vaig respondre que no, que no en tenia l’obligació perquè era al meu país i perquè la llengua que parlava era oficial al País Valencià. També els vaig recordar l’article 14 de la seva Constitució, que diu que ningú no pot ser discriminat per raó de naixença. Després s’hi va afegir el guàrdia jurat de l’hotel, que es pensava que m’insultava dient-me “charnego” mitja dotzena de vegades, cosa que em va obligar a respondre-li que les seves paraules indicaven un alt nivell de racisme. Però no m’escoltava. També s’hi va afegir el seu company, que em va dir que els racistes érem els catalans. Arribats aquí, era evident que la discussió havia entrat en un atzucac. Vaig tornar a la cambra, vaig agafar la maleta i, quan van arribar els companys d’Acció Cultural, me’n vaig anar. Va ser una situació molt desagradable, aquella, perquè res no hauria passat si jo, en lloc de parlar en català, ho hagués fet en francès o en alemany, per exemple. En aquest cas, la cambrera hauria fet mans i mànigues per entendre el significat de ‘café au lait’ o ‘kaffee mit Milch’. Però, acostumada com estava que els catalanoparlants sempre demanem perdó per existir –talment com ho faria un negre avergonyit de la seva pigmentació-, els racistes espanyols es van revoltar contra mi i em van considerar un “negre” insubmís. I tot per un simple cafè amb llet. Vull remarcar, per altra banda, que vaig parlar en català en tot moment, cosa que demostra que m’entenien perfectament i que els guàrdies civils -fins i tot quan els deia que era català, no pas espanyol- es van comportar amb més correcció que la cambrera i que els guàrdies jurats. De fet, si vaig sortir-ne ben parat, malgrat que eren sis contra un, va ser per la serenitat que em donava creure fermament en el que deia. Ells odiaven el meu país i la meva llengua, però jo em defensava amb tant convenciment que es van desconcertar i es van amansir. Si, en canvi, m’hagués mostrat vacil·lant o intimidat, ells s’haurien envalentit i aquesta seria ara la crònica d’un fracàs. Per això els estic agraït, perquè em van ensenyar que poques coses inspiren tant de respecte com el respecte que una persona sent per ella mateixa.

    Me gusta

  4. De lo que pone el escrito al principio se puede deducir que Crevillent/ Crevillente es un caso atípico o especial, por llamarlo de algún modo.
    Es un municipio rodeado de otros municipios completamente castellano parlantes.
    Aunque está incluido en la zona lingüística en valenciano, esto se hizo por motivos más pronto históricos que realmente lingüísticos.
    Por lo tanto Crevillente es un municipio donde se habla valenciano pero no por la mayoría de sus habitantes. Además en el hay un gran número de población inmigrante.

    Hemos de hacer notar y resaltar que el caso valenciano es muy distinto al catalán. Ya hemos visto que hay poblaciones de uso exclusivo del castellano (español) y otras en las que se habla valenciano mayoritariamente.
    No es València una comunidad en la que haya un uso exclusivo de una lengua, el valenciano, por parte de toda su población nativa.
    El carácter de los valencianos no está, en líneas generales, por el deseo de imponer a toda costa nuestra lengua, el valenciano, a todo aquel que se instala aquí y tampoco existe ese interés en facilitar la inmersión lingüística por parte de las autoridades de la Generalitat; algo que no debe extrañarnos ya que sabemos todos como son los del PP en estas cosas.

    Hecha esta breve explicación vayamos al caso que nos ocupa.

    Resulta de todos modos inadmisible un comentario como el que se le dice al que presenta el escrito, comentario como el de “Váyase usted a la mierda”. Eso es de todo punto inadmisible.
    La interpelada es una rumana, es decir, una mujer natural de Rumanía, lugar donde su lengua oficial es el rumano y hablando como habla en castellano está actuando perfectamente y educadamente.
    Al ser el caso valenciano distinto al catalán, quien denuncia solo tiene derecho a exigir que se le conteste en lengua vernácula cuando se dirige a un lugar oficial, ayuntamiento, Generalitat o lugares dependientes de éstos así como colegios, etc.
    Pero un hotel es un negocio privado, no es un centro oficial. Sus exigencias están de más y muy fuera de lugar al ponerse en un plan un tanto soberbio. Esas cosas se pueden denunciar de otro modo.
    No me vale que me diga que ha estado hablando en catalán por allá donde le llevaron sin problemas. Es que eso es lo lógico, va con gentes de ACPV que hablan todos, o la inmensa mayoría, en valenciano. Lo raro hubiera sido lo contrario.

    A mi, desde luego, me gustaría que el gobierno de la Generalitat pusiera un poco más de interés en fomentar la educación en valenciano en colegios y universidades, que hiciera como hace la Generalitat catalana, esfuerzos por enseñar nuestra lengua a los inmigrantes.
    Lo que creo que no aceptamos los valencianos es eso de imponer nuestra lengua a todo el que viene y en todos nuestros ámbitos, incluso en las zonas de predominio lingüístico en valenciano.

    Tampoco aceptamos comportamientos con tan poco respeto como los que le dirigieron esas personas del hotel al invitado de ACPV.
    Maleducados, desgraciadamente, los hay en todas partes.
    Y si el hotel pusiera un poco de su parte y con la ayuda de la Generalitat o del Ayuntamiento, podría dar enseñanzas en lengua valenciana para sus empleados. No estaría de más.

    Esa es mi opinión que se puede ampliar o matizar en aquellos puntos en que no se acabe de entender.

    Me gusta

  5. El escrito que te mandó Carme, desde luego demuestra mala educación por parte de la rumana, ya que además entendía el catalán.
    ¿Sabes? Solo encuentro a faltar la otra versión, la de la camarera rumana, para poder opinar a conciencia.
    Eso es todo.
    Un saludo.

    Me gusta

  6. Ahí maleducados los hay por ambas partes, ni son de recibo las expresiones dirigidas al catalán, ni lo son las exigencias de éste.

    En cuanto a la versión de la otra parte, pues sí, sería conveniente tenerla. Seguro que ellos cuenta la fiesta de otra forma.
    Un saludo Xavier.

    Me gusta

  7. Chicos, yo lo veo de otra forma si a mi me piden un cafe con leche aunque sea en arabe, (y no lo entiendo) procuro como es mi obligacion de servir al cliente de entenderlo y os aseguro que aunque sea por señas se toma su cafe con leche y nunca le dire nada (pero os aseguro que a los pocos dias de entrar mejor o peor ya me lo pide) si a mi me viene un Frances y me lo pide yo se lo pondre porque lo entendere, y cap problem, para eso estoy, lo que yo no entiendo es la mala leche de una persona detras de un mostrador que entiende lo que le pides pero se pone borde contigo, eso no lo acepto me largo ya por la mala educacion ,una cosa es no hablar un idioma, otra no entenderlo, si lo entiendes pones lo que te piden y punto por eso cobras un sueldo no por discutir, o sea que yo aqui veo mala educacion y falta de modos de la Rumana y demasida tolerancia por el cliente , un dia en un bar en Barna pedi un cortado,largo de cafe y con la leche natural y el camarero me dijo con estupidez y rintintin ademas que sea de vaca, dije no si no hay de burro me voy, cogi y me fui era cuestion no de idioma si no lo mismo que paso a Carme de educacion ¿yo tengo que discutir cuando luego debo pagar? pues no, si actuamos asi esta gente poco debe durar en ningun sitio porque baja la clientela, para mi es sagrado el buen talante y el respeto al publico y cuando he tenido alguna persona trabajando lo que mas le he recalcado que comemos de los que entran y ante la mas minima confianza, sin darle pie, ante cualquier falta de respeto por donde has entrado sales. Si yo soy el jefe de la Rumana se va a la calle, no por no hablar Catalan si no por la mala educacion, es que es un hecho que hasta me parece imposible que un profesional actue asi, claro que como es he contado bordes hay demasidos

    Me gusta

  8. Analicemos el comentario Rosa.

    Un cafè amb llet, si us plau.

    En valenciano no se dice nunca si us plau, como mucho el que sepa valenciano te contestará y si no plou, también.

    —¿Cómo?
    Esto es una respuesta en castellano. Cualquier persona educada e inteligente debe suponer que quien hace la pregunta no te ha emtendido.
    —Un cafè amb llet.
    Repite la pregunta en una lengua que se supone que el interpelado no ha entendido.
    —Será un café con leche –posant émfasi en les paraules ‘con leche’.
    El comentario «posant émfasi en les paraules ‘con leche’. «, dice muy poco de quien lo efectúa, es una actitud soberbia hacia quien le dió a entender que no le entendía.

    —És el que he dit: un cafè amb llet.
    Insiste en una lengua que no entiende la rumana.

    —A mi me habla en español.
    Está en su derecho, es la lengua que conoce, es la lengua de todos los españoles y es una lengua oficial y hablada en toda la Comunidad Valenciana.

    —És una ordre?
    Nueva actitud prepotente y falta de respeto. Insiste en la soberbia, no está en un centro oficial, no es nadie para exigir a la rumana el conocimiento del catalán, una lengua que no es oficial en esta Comunidad.

    —A mi me habla en español.
    No es ninguna falta de respeto pedir que le hablen en una de las lenguas oficiales de la Comunidad y lengua que ella conoce.
    —No, jo parlo en català.
    En Valencia no se habla catalán.
    —No le entiendo y no tengo porque hablar catalán.
    La respuesta de la rumana sigue siendo correcta.
    —Aleshores, si no m’entén, com és que respon tot el que dic?

    Sigue siendo una actitud prepotente.
    —Usted tiene la obligación de hablar en español porque estamos en España.

    Una verdad como un templo. Nosotros somos españoles y estamos en España y aquí se habla el español.

    Y en la siguiente frase pierde completamente los papeles y la poca educación que le quedaba.

    «Quan l’interlocutor diu aquesta frase –que és el recurs de la impotència- és el moment de somriure i marxar, perquè ja hem guanyat. Tot espanyolista la té sempre al cap, però la reserva fins que se sent contra les cordes.»

    Me gusta

  9. Su ignorancia y manipulación llega a tal extremo que se atreve a calificar como españolista, en tono despectivo, a una rumana que nada tiene de española. Que ha venido a este país a trabajar y salir de la miseria que reina en Rumanía.

    No habeis ganado, si acaso habeis perdido la poca dignidad que te quedaba.

    El no saber una determinada lengua un extranjerono es estar contra las cuerdas; estar cotra las cuerdad es trata de descalificar a un extranjero con actitudes peregrinas y tan cortas como estas.

    No Rosa, no tiene razón. Aquí lo único realmente desagradable son esos comentarios despectivos que le dedican, aunqu él no se queda corto.

    Son tal para cual.

    Me gusta

  10. Pues si me permitiis que me meta en algo que no es de mi incumbancia, lo siento Jon, pero creo que no tienes razón. Si la conversación es tal y como se describe, y no entrando en si uno ha dicho que el otro dijo o que el otro no dijo lo que uno dice, «ambos dos» son unos maleducados: el cliente y la dependienta.

    Me gusta

  11. En el fondo me la estas dando pues siempre he dicho que ambos se equivocan, ambos son unos maleducados.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: