NO

Ireland say NO

Irlanda dijo NO

Irlanda ha dicho ‘no’ al Tratado de Lisboa, metiendo a la UE en un nuevo y profundo atolladero. A falta de los resultados definitivos, el ministro irlandés de Justicia, Dermot Ahern, ha reconocido que el ‘no’ que adelantaban los primeros resultados del recuento es ya una tendencia imparable. “Parece que el voto va a ser ‘no'”, ha dicho en una comparecencia en televisión. El rechazo irlandés al plan B de la Constitución Europea supone un varapalo de gran calibre para Bruselas, obligada ahora a buscar una salida.

Por muchísimas razones, la gente ha hablado”, ha dicho Ahern, en una comparecencia que supone la aceptación de una nueva derrota de Europa en Irlanda -ya rechazó en 2001 en Tratado de Niza- y una derrota propia, puesto que el partido gobernante hizo suyo el ‘sí’, junto con todo el arco parlamentario, excepto el Sinn Fein. No ha hecho falta esperar a los resultados definitivos, que se conocerán esta tarde, dado que la tendencia que apuntaban los primeros datos del recuento se ha hecho irreversible. “La cosa no se presenta bien para el ‘sí'”, reconocía el ministro irlandés para Europa, Dick Roche, apenas conocidos los primeros datos.

Según esos datos, el ‘no’ de los irlandeses ha sido, además, rotundo, incluso en Dublín, donde las posibilidades del ‘sí’ debían ser mayores que en las zonas rurales. En casi todas las circunscripciones de la capital, el ‘no’ obtiene un 60% de los sufragios. Los porcentajes son similares en el resto de las 43 circunscripciones irlandesas. Es decir, dos de cada tres votantes irlandeses ha votado en contra del tratado, según estas estimaciones.

El rechazo al Tratado de Lisboa en el único país europeo que lo sometía a referéndum -la ratificación en los demás países tiene o ha tenido lugar en el Parlamento- sume a la UE en otra nueva crisis, para la que hasta ayer decía no tener salida. “No hay plan B para el plan B”, era más o menos el leit motif. No obstante, se intenta ahora buscar el final de un túnel en el que la UE ya estuvo cuando holandeses y franceses dijeron ‘no’ a la Constitución, rechazo que obligó a descafeinar el proyecto. Precisamente, el fruto de esa rebaja de la Constitución fue el tratado de Lisboa.

Salidas

Con el ‘no’ sobre la mesa, el Consejo Europeo -reunión de los jefes de Estado y de Gobierno- de la próxima semana, cobra una nueva dimensión. Los líderes de los 27 tendrán que buscar cómo hacer frente a la nueva crisis abierta desde Dublín. Fuentes diplomáticas ya han adelantado que el orden del día de la cumbre, que pone fin a la presidencia eslovena para dar el relevo a Francia, se verá alterado, al igual que el de la reunión preparatoria de los ministros de Exteriores, el lunes.

Según ha declarado el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Jean-Pierre Jouyet, si vence el ‘no’, habrá que encontrar “un arreglo jurídico” entre Dublín y los otros 26 miembros de la UE. “Lo más importante [en caso de rechazo irlandés] es que el proceso de ratificación continúe en los demás países y ver con los irlandeses qué arreglo jurídico podemos encontrar”, ha declarado Jouyet.

Ante la negativa irlandesa, las opciones que se abren a la UE son varias. Por un lado, puede olvidarse del Tratado, dejar las cosas como están prorrogando el tratado de Niza, diseñado para la Europa a 15, e intentar poner en marcha Lisboa en mejor momento. Significaría esta opción olvidar un proceso que ha causado enormes quebraderos de cabeza a la UE: empezando por el difícil parto de la Constitución y siguiendo por el rechazo inesperado en Francia y Holanda a este texto; la rebaja para hacerlo asumible a todas las capitales y finalmente, el proceso de ratificación, en el que sólo Irlanda se aventuró al referéndum.

Otra de las opciones, quizá más viable, es que Irlanda repita la votación en unos meses, tiempo en el que el Gobierno de Brian Cowen tendría que hacer una extensa labor pedagógica para que sus ciudadanos den su visto bueno a un texto que hoy por hoy no entienden y que les genera dudas sobre aspectos como la tradicional neutralidad irlandesa y sobre la pérdida de peso del país en las instituciones europeas.

Fuente: El País.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: