Carabela Portuguesa

20 minutos

Personal de Salvamento y Socorrismo en playas recogieron ayer domingo 20 de julio, 23 ejemplares del pólipo carabela portuguesa (Phisalia phisalis) en los arenales de Noja, Brazomar (Castro Urdiales), San Juan de la Canal y La Arnía (Santa Cruz de Bezana) y El Sardinero y El Camello, en Santander.

La Dirección General de Protección Civil ha reiterado su solicitud de precaución a los bañistas, ante la mejoría del tiempo prevista para mañana.

En especial, Protección Civil insiste en que los pólipos no deben tocarse nunca. En caso de avistar algún ejemplar, se aconseja avisar al personal de los servicios de salvamento y socorrismo en playas o al servicio de Emergencias 112. Para retirarlas es necesario envolverlas con algún material (guantes o bolsa de plástico) que impidan su contacto.

Tentáculos de decenas de metros.

Aunque la picadura de la carabela portuguesa se traduce, en la mayoría de los casos, en una inflamación con dolor de distinta intensidad y quemaduras de cierta consideración, esta especie representa un riesgo potencial para aquellas personas que resultan ser sensibles a su toxina.

La especie, que ya ha sido localizada en otras zonas de la costa cantábrica, es fácilmente identificable por su flotador púrpura o plateado con matices rojos. Pueden alcanzar los treinta centímetros de tamaño, longitud que, en el caso de sus tentáculos, puede ser de varias decenas de metros.

Son ejemplares que aparecen con relativa frecuencia en las costas del mar cantábrico arrastradas por el viento. No suelen formar grandes grupos y sólo en casos excepcionales suelen llegar a las playas.

Ver: Medusas.

Loles Silva en Ecodiario nos cuenta lo siguiente:

Iluistración de una carebela portuguesa. Imagen: Encarta

Los expertos afirman que las fuertes lluvias de la primavera nos iban a librar de las temidas medusas, pero no ha sido así. En las playas de España ya se han localizado bancos de medusas, pero en el litoral Cantábrico, a 20 millas de la costa, se han avistado bancos de uno de los organismos más tóxicos, la llamada carabela portuguesa.

La Physalia physalis o carabela portuguesa parece una especie de medusa pero no lo es. Es una colonia de pólipos que se caracteriza por sus grandes tentáculos provistos de cientos de células, llamadas nematocistos, a través de los cuales inyecta su tóxico o veneno.

La toxina secretada por estas células es, igual como sucede con otros venenos animales, una mezcla de enzimas.

Una toxicidad similar a la de la cobra

Esta combinación constituye una neurotoxina con una toxicidad semejante al 75% de la del veneno de la cobra. Los nematocistos pueden permanecer activos e incluso actuar aunque la carabela portuguesa esté moribunda o muerta.

La picadura de esta especie de color azul, que erróneamente se asocia con la familia de las medusas, puede provocar en la persona un intenso dolor y, en algunos individuos, provoca problemas respiratorios e, incluso, una parada cardiaca. Los más vulnerables, los niños y las personas con problemas de corazón.

La presencia de esta especie, propia de los mares tropicales, en la costa cantábrica no es rara ni anómala aunque sí es cierto, según los expertos, que suele ser menos habitual que en aguas más cálidas.

La carabela portuguesa flota, gracias a una vejiga de colores brillantes llena de gas, y no nada como las medusas, pero los bañistas suelen confundirlas.

El calentamiento del mar

Hace cuatro años ya apareció en las costas del Cantábrico e incluso se tuvieron que cerrar algunas playas. De momento se mantienen alejadas de las playas, pero los expertos no saben los que puede pasar, se mueven con las corrientes marinas al igual que las medusas.

Su imagen impone. Los ejemplares de esta especie tienen un velamen de irisaciones azules, violáceas y rojizas y unos tentáculos que, en los ejemplares de más magnitud, pueden llegar a los 35 metros.

La temperatura del Cantábrico ha subido entre 0,5 y 0,7 grados en los últimos diez años. En el Golfo de Vizcaya, por poner un ejemplo, en la costa de San Sebastián, el termómetro ha llegado a marcar los 27,5 grados. Los pescadores asturianos de la costera del bonito aseguran que la temperatura en los bancos donde realizan las capturas se sitúa actualmente en los 21 grados cuando no debería superar los 19 ó 20.

Nuevas especies en nuestros mares

El calentamiento de los mares esta provocando que de forma esporádica lleguen a nuestros mares especies tropicales hasta ahora desconocidas en el litoral español.

Los pescadores han sido los primeros en dar la voz de alarma, han llegado hasta sus redes numerosos peces tropicales que ellos desconocían. Pero los científicos se muestran más tranquilos. Consideran que es algo esporádico, propio de estas fechas y de momento muy controlado.

Por si acaso Protección Civil esta avisada y en alerta. Se aconseja a la población que si ven a una carabela portuguesa se avise a los socorristas o a las autoridades.

En caso de picadura, los expertos recomiendan que se proceda a retirar del bañista los tentáculos, que se limpie la zona afectada con agua, aplicando para el dolor hielo o amoniaco. Si se observasen problemas respiratorios se debería proceder a su traslado urgente a un centro hospitalario.

Fuente:MMA

Clase Hydrozoa
Orden Siphonophora
Suborden Cystonectae
Familia Physaliidae
Physalia physalis (Linnaeus, 1758)
Nombres comunes: Fisalia, Carabela Portuguesa (Cat. Borra de vela).(Ingl: Portugese man-of-war)

Dimensiones del flotador: 30 cm de largo por 10 cm de ancho.

Morfología: Aunque su forma recuerda a una medusa en realidad se trata de un hidrozoo, formado por una colonia de pólipos de distinta especialización (defensa, alimentación y reproducción). Pertenece al orden de los sifonoforos. De su morfología externa se aprecia una parte flotante (el pneumatoforo), constituida efectivamente por un flotador relleno de gas, violáceo y transparente, con una cresta o vela en su parte superior que le facilita los desplazamientos por el viento (de ahí su nombre común); y una parte suspendida formada por multitud de finos y largos tentáculos, algunos de los cuales, los llamados dactilozoides, encargados de la captura de presas y defensa y, por tanto, cargados de nematocistos cuelgan contráctiles varios metros por debajo del agua y pueden alcanzar, extendidos, los 20 metros o mas de longitud.

Hábitat: Es una especie pelágica que prefiere aguas cálidas y que se mueve a merced de las corrientes superficiales y el viento. Es típica de las aguas templadas del Atlántico pero es ocasionalmente observada en las aguas del Mediterráneo.

Peligrosidad: Muy elevada. El contacto con sus tentáculos puede tener consecuencias muy graves para las personas. La gran concentración de nematocistos y su potente veneno con propiedades neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas pueden llegar a producir en algunas situaciones un shock neurógeno provocado por el intensísimo dolor, con el consiguiente peligro de ahogamiento. En cualquier caso puede producir quemazón y dolor vivo, y laceraciones en la piel como consecuencia del intimo contacto con los tentáculos que se enredan y adhieren en el intento de desembarazarse de ellos.

15 respuestas

  1. Situación ahora mismo:

    Top Posts

    The most popular WordPress.com posts are ranked here according to a special formula.
    Català

    1.
    Carabela Portuguesa

    [image]20 minutos Personal de Salvamento y Socorrismo en playas recogieron ayer domingo 20 de julio, 23 ejemplare

    Jon Kepa

    Tags: Cultura, Medusas.
    2.
    Aclaracions del «nou poliesportiu» que proposava el PP de Benigànim

    Molt s’està debatint al post sobre l’oblit del nou pabelló, sobre si la proposta era reformar […]

    El Mirador Valencià

    Tags: Política, eSports, Beniganim.

    Gracias.

    Me gusta

  2. […] que también generan interés. Si os pasais por el mío vereis que hay un post dedicado a la Carabela portuguesa, pues bien tras un comentario mío en El País sobre este asunto, ha generado un sinfín de visitas […]

    Me gusta

  3. Las he visto en las playas de Melilla.

    Me gusta

  4. La temible fragata llega a la costa
    Una de las «medusas» más tóxicas ha sido vista en una playa cerca de Pilar de la Horadada.
    Levante-EMV/Agencias, Valencia/Murcia
    La fragata portuguesa se ha instalado en el Mediterráneo y amenza con hacer las playas un poco mas hostiles de lo que lograron su parientes las medusas en pasado verano. Se trata de un hecho insólito del que tan solo existe un antecedente en 1989, al que hay que sumar los avistamientos de las últimas horas.
    Científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han detectado en la costa de San Pedro del Pinatar (Murcia) la presencia de la fragata o carabela portuguesa (Physalia physalis), cuya picadura puede llegar a ser mortal en personas con alergia, según el experto en estos animales del Centro Oceanográfico de Los Alcázares, Ignacio Franco.
    Esta especie tiene aspecto de medusa porque «son gelatinosas y pican» pero, en realidad, son otro tipo de organismos llamados sifonóforos que viven en colonias. La carabela portuguesa, que procede del océano Atlántico, no había sido detectada en las costas murcianas desde 1989.
    Franco determinó que puede tratarse de una entrada ocasional por el Estrecho de Gibraltar como consecuencia del viento, ya que es una especie propia de aguas más frías y abiertas. De hecho, mostró su esperanza en que «su aparición sea fortuita y no vuelva a aparecer ni a generar ningún problema, ya que su aparición en verano puede desembocar en una situación preocupante».
    Sin embargo, Franco indicó que «también puede ser que haya entrado y esté empezando a cerrar su ciclo de vida en el Mediterráneo, en una migración motivada por el cambio climático, la sobrepesca, la abundancia de alimento, y el cambio de especies en las comunidades».
    Existe registrado un caso de fallecimiento por picadura en Brasil y entre un 30 y un 50 por ciento de la gente a la que le afecta «puede acabar hospitalizada», según el experto, quien puntualizó que las víctimas «comienzan a tener síntomas como la taquicardia, sudoración, mareos y dificultad al respirar, que pueden desencadenar un paro cardiaco».
    En el verano de 2008, unas sesenta personas tuvieron que ser atendidas por servicios médicos en Cantabria y País Vasco por picadura de la fragata, una picadura que algunos afectados describieron como «el latigazo de una ortiga pero multiplicado por mil».

    Me gusta

  5. La medusa asesina llega al Mediterráneo

    Es la más peligrosa del mundo y no estaba tan cerca desde hace 10 años. La «medusa asesina», la carabela portuguesa (Physalia physalis), ha llegado al Mediterráneo. En las últimos días se han realizado avistamientos de grupos de hasta 50 ejemplares cerca de la costa murciana confirmados por el Centro Oceanográfico de Los Alcázares. Según los expertos, esta especie cuya picadura puede resultar mortal habría llegado a nuestra aguas a través del Estrecho de Gibraltar impulsada por las corrientes de aire y no es descartable que en poco tiempo pudiera llegar a acechar las costas baleares.

    Así lo afirma el director de Oceana en Europa, Xavier Pastor, quien señala que el cambio climático está alterando las migraciones de muchas especies. Por lo que respecta a la carabela portuguesa, llevaba una década sin aparecer por el Mediterráneo y su presencia en las costas peninsulares podrían presagiar el inicio de una colonización de estas latitudes «al igual que han hecho otras especies invasoras». En ese caso podría constituir un problema, ya que esta especie tiene una merecida fama de mortífera. «Si se asentaran aquí sería un problema porque realmente son muy peligrosas».

    Se la cataloga usualmente como la medusa más letal del mundo aunque ni siquiera es correcto calificar a la carabela portuguesa de medusa. Se trata de otro tipo de organismo denominado sifonóforos (Siphonophora), una orden de cnidarios hidrozoos que forman colonias flotantes.

    Precisamente éste es uno de los rasgos que más lo aleja de las medusas, ya que a diferencia de éstas, la carabela se desplaza sobre la superficie del agua gracias a una vejiga rellena de gas que semeja una vela de barco y a la que debe su nombre. Su forma de globo azulado esconde unos tentáculos urticantes de hasta 30 metros de longitud que en su contacto con personas pueden producir quemazón, hinchazones y en caso de individuos alérgicos llevar incluso a un paro cardíaco. Su picadura también puede resultar letal en niños y en personas mayores o debilitadas.

    «Si finalmente se extienden se convertirán en un problema para todo el sector turístico y para los bañistas autóctonos», advierte Pastor, quien añade que contra este tipo de plagas no cabe otro tipo de actuación que el de la mecánica recogida manual. Según informó tras la detección de los bancos el responsable del Centro Oceanográfico, Ignacio Franco, «entre un 30% y un 50% de la gente a la que afecta la carabela portuguesa puede acabar hospitalizada». Los síntomas se presentan en forma de taquicardias, sudoración, mareos y dificultades respiratorias que pueden desembocar en ataques al corazón en los casos más extremos.

    Las causa directa de la aparición en el Mediterráneo de una especie más cómoda en aguas más frías y abiertas son las corrientes de aire, aunque tanto Pastor como Franco señalaron que existen otros factores que han contribuido a su llegada como el cambio climático, la sobrepesca o la abundancia de alimento. Asimismo, su depredador por excelencia, la tortuga boba, no pasa por uno de sus mejores momentos ya que su población se ha visto drásticamente reducida en los últimos años.
    La temporada

    A pesar de este sorpresivo e indeseado invitado, el director de Oceana considera que no existen motivos para pensar que el verano de 2009 sea más prolífico en presencia de medusas que el anterior. Más bien al contrario, ya que Pastor señala que las abundantes lluvias de este año pueden reducir su llegada. Con las precipitaciones se crea un «cerco» de agua fría y dulcificada que puede mantener a raya a las medusas, más afines del calor y la sal. En todo caso, Pastor subraya que «no existen previsiones oficiales sobre la llegada de medusas de cara a la temporada», y bien pudiera resultar que como en el verano pasado, cuando se anunció la llegada de grandes bancos, sus visitas fueran más bien esporádicas.

    Me gusta

  6. La amenaza silenciosa
    Las últimas lluvias podrían reducir el número de medusas

    J. Damiá, Valencia
    Llega el buen tiempo y, con él, los primeros bancos de medusas se acercan a la costa. Los expertos prevén que el número de ejemplares sea similar al del año pasado pese a las abundantes lluvias de este otoño e invierno, aunque se teme que puedan llegar especies más peligrosas que las que habitualmente se encuentran en el Mediterráneo. Dependerá también, como apunta el biólogo marino, Luis Nieto, del viento y las corrientes.
    Según explica el investigador del CSIC y miembro del Institut de Ciències del Mar, Josep Maria Gili, aunque las lluvias de este año podrían traducirse en un cambio en la salinidad de las aguas costeras a principios del verano que supondría una menor presencia de medusas, «de momento los ríos siguen con un caudal bajo porque el agua de las lluvias está en los pantanos, así que a no ser que esto cambie, no habrá una retracción de la llegada de medusas». No obstante, según Gili, la serie de datos que se tienen hasta el momento «no permite concluir si el incremento de salinidad o temperatura en el Mediterráneo ha provocado una mayor presencia de medusas».
    Ante esta situación, el investigador insiste en que lo necesario es que el Ministerio de Medio Ambiente «despliegue una campaña informativa y se establezcan protocolos para saber qué se debe hacer cuando aparezcan» estos organismos planctónicos.
    Sobre todo ante el temor de que este verano se sume a las especies habituales en las costas valencianas -pelagia noctiluca; chrysaora hysoscella;cotylorhyza tuberculata y rhizostoma pulmo – la temida physalia physalis, conocida también como carabela portuguesa, de una altísima neurotoxicidad ya que «inocula diez veces más veneno que una medusa normal», afirma Gili. En los últimos días se han avistado algunos de estos especímenes procedentes de aguas atlánticas en las costas de Almería, Murcia, Ibiza y Mallorca. Gili recomienda que se fije un plan especial para una eventual aparición de esta especie en la costa. «Habría que sacarlas del agua rápidamente con la ayuda de barcos de socorrismo, y con mucho cuidado de que no se rompan los tentáculos», señala el investigador, «de lo contrario, habría que cerrar la playa porque son muy dañinas».
    Los expertos estarán también pendientes de la posible aparición, sobre todo en Dènia como ocurrió en 2008, de la cubomedusa, carybdea marsupialis. Esta especie, poco frecuente en el Mediterráneo, es de las más peligrosas que existen ya que la picadura de un ejemplar australiano de este tipo es mortal.

    Me gusta

  7. […] por el Ministerio de Medio Ambiente, ha avisado hoy de la localización de unos 500 ejemplares de carabela portuguesa (Physalia physalis), una especie muy peligrosa, en aguas del Estrecho. La carabela portuguesa, que estrictamente no es […]

    Me gusta

  8. 7 de marzo de 2010
    rio lagartos yucatan mexico
    encuentro con la carabela portugesa ya en la playa capturada viva para su investigacion por biologos del tec

    Me gusta

  9. Hoy he visto un ejemplar de carabela moribunda en Águilas (Murcia). Ojo!!!!!!

    Me gusta

  10. menudo caos… el año pasado fueron 2.409 personas las victimas de esta medusa y este año solo en mes y medio San Sebastian lleva 1200 picaduras (redondeadas)

    Me gusta

  11. […] Carabela Portuguesa […]

    Me gusta

  12. […] que vais a ir a la playa tened cuidado con las insolaciones y con las medusas, sobre todo con las carabelas portuguesas y los que nos vamos al fresquito pues procuraremos no […]

    Me gusta

  13. […] que vais a ir a la playa tened cuidado con las insolaciones y con las medusas, sobre todo con las carabelas portuguesas y los que nos vamos al fresquito pues procuraremos no […]

    Me gusta

  14. […] que vais a ir a la playa tened cuidado con las insolaciones y con las medusas, sobre todo con las carabelas portuguesas y los que nos vamos al fresquito pues procuraremos no […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: