“No existe ninguna prueba que diga que el cáliz de Valencia no es el Santo Grial”

La estadounidense Janice Bennett, formada en Literatura Española y Teología, es un referente para los defensores de la autenticidad del cáliz de Valencia desde que en 2002 publicó su libro sobre él. Será una de las estrellas del congreso que se inicia el viernes.

Alfons Garcia, Valencia. Levante-emv.
Janice Bennett llegó a la historia del cáliz de la Catedral de Valencia casi por casualidad. Investigaba sobre el sudario de Oviedo en la Biblioteca Nacional en 1998 cuando unos documentos le recordaron la copa que unos años antes había visto en Valencia. Le apasionaron las peripecias vividas por la copa en 1808 y en la Guerra Civil y el resultado es un libro que desde 2002 la ha situado en el centro de los estudios sobre el Grial. “Creía que aunque descubriera algo en contra de la autenticidad, la historia valía la pena. Al contrario, las pruebas en favor de la autenticidad han sido impresionantes”, afirma desde EE UU, antes de viajar a Valencia por el congreso internacional sobre el cáliz.
-La teoría del Centro Español de Sindonología es que no hay ningún dato científico que diga que el cáliz de Valencia no puede ser el de la Última Cena. No obstante, no hay tampoco pruebas definitivas para afirmar que sea este. ¿Está de acuerdo con este planteamiento o se puede ir más allá?.
-Es indiscutible que una copa de ágata del Siglo I se venera en la Catedral de Valencia. Esta copa tiene una tradición e historia en España, lo que también es indiscutible. La tradición de que San Lorenzo la envió a Huesca antes de su martirio en Roma en el año 258 concuerda con la historia y la lógica. No hay indicios de fraude o de juego sucio, ni existe ninguna prueba que indique que esta reliquia no podría ser auténtica. Por lo tanto, hay una preponderancia de pruebas en favor de su autenticidad.
-Las investigaciones documentan en San Juan de la Peña en la Edad Media el cáliz que los reyes traen luego a Valencia. En esa misma época aparecen otras reliquias en España como un intento de afianzar la fe católica frente al enemigo musulmán. Ir más allá y sostener que es el auténtico Grial, ¿no entra dentro de la historia-ficción?
-No creo que nadie pueda decir que nuestro conocimiento de la historia antigua no es más que ficción, aunque hay personas que incluso dudan de la existencia de Jesucristo. En el caso del Santo Cáliz, cada pieza encaja con la tradición y la historia. Las Sagradas Escrituras dicen que Jesús utilizó una copa en la Última Cena, hay evidencia para apoyar la creencia de que San Pedro llevó esta copa a Roma, y el canon de la misa demuestra que los primeros papas creían que la estaban utilizando en la liturgia. La historia indica que la Iglesia romana dispersó sus posesiones durante la persecución de Valeriano. Es cierto que San Lorenzo, como tesorero y diácono, fue encargado de esta misión. Algunos documentos mencionan que Lorenzo envió la copa de la cena a España porque sus padres nacieron en Huesca y muchos parientes aún residían allí. Al menos quince historiadores antiguos acordaron que la copa de la Última Cena estuvo en Huesca antes de ser llevada a San Juan de la Peña, debido a la amenaza de la invasión musulmana. Cuando los reyes llevaron la reliquia a Valencia, este peligro ya se había acabado y no existía la necesidad de ocultar las reliquias y estatuas, que comenzaron a reaparecer por toda España. Estos datos van mucho más allá de la historia-ficción.
-Ya, pero no hay documentación de aquel momento…
-Para la mayor parte de la historia del mundo, los documentos escritos eran escasos o inexistentes. Hoy en día, muchas personas dudan de la fiabilidad de la tradición oral, pero fue la única forma de recordar el pasado durante muchos miles de años.
-¿Qué tiene el cáliz de Valencia que no tengan otras copas que sostienen que son el Grial?
-San Jerónimo y otros autores antiguos escribieron que había dos copas en la Última Cena. Una pequeña de piedra se utilizó para la eucaristía y una grande de plata para la comida. El Santo Cáliz de Valencia es la única copa de piedra en el mundo con una historia y tradición como el Santo Grial. Hay pocos ejemplos de cálices antes de Carlomagno, nacido en el siglo VIII. Sabemos por las Sagradas Escrituras y por el sentido común que Jesús utilizó una copa, no un caldero, plato, frasco para el perfume, embudo de barro, o la propia María Magdalena para instituir la eucaristía.
-¿El cáliz de Valencia es conocido fuera de España o es casi una reliquia privada valenciana?
-Es conocido, especialmente desde 1982, cuando Juan Pablo II se convirtió en el único Papa que celebró la misa con la reliquia desde Sixto II en 258. Me enteré de la reliquia durante un viaje a Valencia en 1990 y en ese momento había poco escrito sobre ella en inglés, pero ya no es el caso. Benedicto XVI, quien usó el cáliz en su viaje a Valencia en 2006, también ha contribuido a su fama.
-¿Por qué no genera tanta atención como la Sábana Santa de Turín? ¿Es que la Iglesia italiana sabe más de márketing?
-El Santo Sudario de Turín tiene una imagen enigmática que muchas personas creen que es la cara y el cuerpo de Jesucristo. Por esa razón, ha generado mucha atención. Una de las cosas que me impresionó sobre el cáliz de Valencia es el hecho de que la Iglesia nunca comercializó esta reliquia, aunque creo que el mundo debe saber que existe y lo que se sabe de su historia. El hecho de que aún no ha recibido tanta atención como el Sudario puede atribuirse a varios factores, entre ellos la falta de información publicada antes de 2002, especialmente en inglés, y el escepticismo y la apostasía general en muchos países.
-Algunos pensadores consideran absurdo el debate sobre la autenticidad de las reliquias, pues entienden que científicamente la práctica totalidad son falsas y la creencia en su valor es cuestión de fe, no de ciencia. ¿Qué opina?
-No creo absurdo documentar y aclarar la historia de una reliquia que ha sido objeto de tanta especulación por dos mil años. Algunas reliquias son falsas, pero muchos son auténticas, a pesar de que nunca podrían estudiarse todas científicamente. Para los primeros cristianos fue importante usar las reliquias en la liturgia y las iglesias fueron construidas sobre las reliquias de los mártires.
-¿Qué ocurriría si el año que viene, por ejemplo, nuevos datos revelaran que el cáliz no pudo ser el utilizado por Jesús? ¿La Iglesia continuaría exhibiéndolo?
-No creo que nuevos datos puedan probar fuera de toda duda razonable que el Santo Cáliz no fue la copa usada por Jesús. Si así fuera, creo que la Iglesia debería continuar exhibiéndolo, debido a su larga tradición e historia. Algunos aspectos de esta son verdaderamente notables.
-¿Qué espera del congreso internacional sobre el Santo Cáliz?
-Espero que los que asistan puedan compartir mi interés en el Santo Cáliz y descubrir su rica y fascinante historia. Espero que pueda llamar la atención internacional sobre el Santo Cáliz a fin de que su historia sea conocida en todo el mundo. Además, espero que para los valencianos, y todos los españoles, el Santo Cáliz sea un motivo de orgullo en lugar de escepticismo.

El  Santo Grial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: