Publican el primer diccionario guaraní – español

924537Un grupo de indios guaraníes de las selvas de Paraguay. (FOTO: Nadir.org).

Javier Cruz, representante internacional de la Asamblea del Pueblo Guaraní de Bolivia, es el autor del primer diccionario indígena, que saldrá a la luz en quince días con la traducción de esta lengua nativa al español. El diccionario del guaraní también saldrá en ediciones en catalán, vasco y valenciano, explica Cruz en una entrevista con EFE en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR).

El guaraní, una lengua de la familia tupí-guaraní, lo hablan unos cuatro millones de personas en Paraguay (cooficial con el español), el Chaco boliviano, el noreste de Argentina y el sur de Brasil, y para la mitad de todos ellos es lengua materna.

El diccionario guaraní-español será el primero en salir y lo hará en unos quince días y, posteriormente, Javier Cruz lo presentará a los Premios Príncipe de Asturias. “No hay otro diccionario indígena. Somos los primeros en el mundo en lanzar su lengua al exterior”, subrayó Cruz, representante internacional de la Asamblea del Pueblo Guaraní, el principal movimiento indigenista de la región boliviana.

Tras el diccionario guaraní-español, se publicarán las ediciones de italiano, francés, inglés y chino. El objetivo del diccionario es promover el turismo solidario de la región guaraní de Bolivia y su cultura para ayudar al crecimiento y al desarrollo de la zona, y “mostrar al mundo” que este país “no es sólo andino” sino que también hay un territorio que forma parte de “una gran nación, la Chaco Americano”, explicó Cruz.

En el Chaco boliviano, ubicado entre las regiones de Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca, se encuentra más del 85 por ciento de las reservas de gas natural del país y allí operan las principales petroleras que exportan el energético hacia Argentina y Brasil.

A Javier Cruz le nació la idea de elaborar este diccionario indígena por las visitas que empresarios de distintos países realizaban a la zona para seguir sus inversiones. “Decidimos que necesitaban aprender lo básico”, explicó, antes de asegurar que el pueblo guaraní aprendió el español para “poder comunicarse con el mundo”, pero que en la zona más interior hay guaraníes que “no conocen ni la primera inicial del español”.

Pese a que Cruz cree que el presidente boliviano, Evo Morales, “debería estar acompañado de sus hermanos indígenas” en el Gobierno y en las embajadas europeas, señaló que el pueblo guaraní ha decidido “no poner pegas” sino “ayudarle” y, mediante sus propios recursos, salir al exterior para darse a conocer en el mundo.

Destacó la importancia de “crear fuentes de trabajo” en esa región boliviana, por lo que invitó a las empresas europeas a que inviertan en la industria del gas. Además, el representante de la Asamblea del Pueblo Guaraní explicó que, una vez que salga a la luz esa publicación, se dedicará a ayudar a otros pueblos bolivianos -los aimaras y los quechuas- para que también elaboren diccionarios de sus lenguas. Javier Cruz espera que este diccionario guaraní ayude a su región a desarrollarse y a crecer, en definitiva “a salir al mundo”.

20 Minutos

Los guaraníes son descendientes de las tribus tupí que emigraron del río Paraguay en el siglo XV. Desde el establecimiento de los jesuitas en Paraguay entre los siglos XVI y XVII la lengua fue puesta por escrito mediante el alfabeto romano con diacríticos. La palabra paraguay es de origen guaraní y significa “lugar de agua abundante”.

Algunos grupos guaraníes no fueron asimilados dentro del proceso colonial y se conservaron relativamente independientes hasta el presente, con una identidad cultural y lingüística específica. Desde el siglo XVIII a estos grupos, en cuanto no colonizados, se les designaba con el nombre genérico de caaguá o monteses, es decir, habitantes de la selva. De hecho el concepto de caaguá incluye una connotación peyorativa y discriminatoria por parte del colonizador, análoga a la más moderna de avá, sinónimo de “indio” en cuanto hombre indígena ligado a su organización social y modo de ser propio tradicional.

El nombre genérico de caaguá, y sus variantes fonéticas o simplemente ortográficas: cainguá, ka’yguá, kaiwá, kayová, cayuá, etc., ha sido aplicado también posteriormente para denominar a grupos particulares. Por otra parte, la etnografía más reciente ha acumulado denominaciones diversas referidas a estos mismos grupos, reteniendo de ellos sólo algún rasgo cultural, generalmente externo. Así aparecen los tembekuá (=los de labio perforado), los chiripá (=los que usan este tipo de chamal), los apyteré ( =los tonsurados), los apapokúva ( =los de arco largo), etc. Muchas de estas denominaciones no siendo específicas de un solo grupo tribal, han inducido a numerosas confusiones.

guarani2

guarani11

guarani21

La lengua guaraní pertenece al grupo tupí-guaraní de la familia ecuatorial-andina y es hablada por unos 2 millones de personas en Paraguay, donde tiene estatus oficial junto con la lengua española.

Dialectos

En concordancia con la diversidad étnica va la diversidad dialectal, de forma que podemos clasificar al guaraní según este criterio:

Escritura

guarani3

Juan 3:16 en guaraní

Gramática

La numeración en guaraní sólo es autóctona hasta el 4 (peteï, mokoï, mbohapy, irundy) y luego se usa la española, aunque existe numeración guaraní.

Las vocales son i, e, a, o, u, y.

El guaraní no tiene género gramatical ni hay artículo determinado; no obstante se hace uso cada vez más de dos artículos del español, la para el singular y lo para el plural, como lo mitä ‘los niños’.

El marcador plural es -kuera (nguera por asimilación).

Los verbos guaraníes se dividen en dos clases, que los escritores españoles denominan verbos areales y verbos xendales.

Los pronombres personales son los siguientes:

Directo Indirecto
Sujeto Posesivo Objeto Objeto
Singular 1 xe xe xe xeve
2 nde nde nde/ro ndeve
3 ha’e i/in/ij/h(i) ixupe ixupe
Plural 1 incl. ñande

excl. ore

ñande

ore

ñande

ore

ñandeve

oreve

2 peë (pende) pende pende/po peëme
3 ha’e kuera como en singular ixupekuera ixupekuera

El pronombre interrogativo es avapa ‘¿quién?’, mba’epa ‘¿qué?’.

Del guaraní han pasado al español: ananá(s), jacarandá, jaquar, ñandú, ombú, tapir, tucán, yacaré.

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto o verbo, objeto y sujeto. No hay género gramatical ni artículo definido.

Fuente: Proel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: