PLAN AON. PLAN INTEGRAL DE CHOQUE CONTRA EL DESEMPLEO Y LA CRISIS

aonA petición de Rafael de Calentamiento global os cuelgo esta idea diseñada para contribuir a acabar con la crisis.

Como considero que todas las ayudas e ideas deben ser analizadas, considero oportuno colgarla aquí y si sirve de algo, pues bienvenida sea la idea.

El plan que pudo salvar a España
Un proyecto extrapolable a otros países del mundo

Preámbulo

La actual crisis económica ha superado ya al gobierno español y a toda la clase política, cuanto más tiempo tardemos en percatarnos de ello y en reaccionar, más profundo será el pozo en el que ya nos adentramos, y es que resulta relativamente difícil hacer que las cosas funcionen bien, pero hacer que las cosas funcionen sin querer realmente que funcionen nos introduce ya en el terreno de la imposibilidad absoluta, un espacio caótico y rocambolesco en el que conceptos firmes como el de círculo polar antártico pueden acabar transformándose en surrealistas círculos políticos artísticos, un entorno dantesco en el que la lógica y la razón acaban escapando por los oscuros recovecos de la condición humana, igual que escapó el capital hacia circuitos opacos del agujereado sistema financiero español.

Por esto precisamente, por la insultante falta de voluntad política demostrada en este y otros muchos asuntos, hace tiempo que pienso que para impulsar alguna idea hay que dirigirse a la base social, y aunque el esfuerzo sea titánico y a veces la sociedad no corresponda con muestras de responsabilidad, apuntar a los gobernantes normalmente suele conducir al fracaso.

Antes de comenzar me encuentro en la obligación moral de advertirle que, lo que aquí voy a contarle no es sólo una triste historia más, se trata de una historia donde la realidad supera a la ficción más macabra, pues aunque cueste trabajo de creer, el plan AON nace ya mortecino. Usted podrá pensar que soy un exagerado, pero saber que un país ha podido perder (en el momento el que usted lee estas letras) la oportunidad de su vida para recuperarse económicamente, es una causa difícil de archivar.

Pienso que es el momento de lanzar un proyecto de esta envergadura, tenemos la oportunidad, la tecnología, y sobre todo la necesidad, y francamente creo que esta iniciativa puede desbloquear el trágico escenario hacia el que nos dirigimos, aunque por supuesto, debería ser analizada al detalle por expertos independientes de varios ámbitos y disciplinas.

Este PLAN INTEGRAL DE CHOQUE CONTRA LA CRISIS EN ESPAÑA, EL DESEMPLEO Y LA DEPENDENCIA ENERGÉTICA al que he decidido llamar PLAN AON, tiene capacidad para solucionar definitivamente el problema del agua y energético en España, y por qué no, en el mundo. Quiero hacerle saber que el mérito de este proyecto no es mío sino de Alberto Vázquez-Figueroa y que he conocido personalmente y muy de cerca su enorme lucha y esfuerzo por implementar este sistema en España, igual que me consta y me pesa que finalmente haya prevalecido la insensatez y la irresponsabilidad por parte de todo el arco político español. Él, Alberto Vázquez-Figueroa, es el verdadero autor y motor de esta brillante idea que usted mismo juzgará y tal vez tenga la oportunidad de impulsar, aunque también es posible que lleguemos tarde.

El plan AON, como no podía ser de otra forma, no ha sido promulgado en Davos ni tampoco ha estado supervisado por los 77 asesores del presidente del gobierno español, además, a diferencia de cualquier otro plan anticrisis su destino depende en gran parte de usted y de su decisión. Es así de sencillo, no se trata de tirar la pelota sobre su tejado, per debe saber que su decisión determinará las posibilidades de éxito o fracaso de esta iniciativa.

Le explico. Usted puede leer este documento y olvidarlo, o compartirlo con alguien. Con esta sencilla acción habrá otorgado algo más de oxígeno al futuro de este plan y, si finalmente sobrevive, cosa que dudo, será en gran parte gracias a su decisión, pero no olvide que el tiempo juega en nuestra contra, e incluso es posible que ya viajemos en un tren equivocado. Si le dijera que tengo una certeza casi absoluta de que la idea que voy a ofrecerle hoy pasará sin duda a mejor vida poco después de ser publicada en La Red y de que usted la lea, probablemente estaría diciéndole la verdad, pero la esperanza de que usted decida compartirla con los demás y la remota posibilidad de que este plan llegue a algún puerto, es razón suficiente para publicarlo.

Cómo ya le he comentado, este proyecto está basado en una ingeniosa idea del ilustre escritor canario Alberto Vázquez-Figueroa consistente en un sistema combinado de desalación de agua de mar y de almacenamiento y producción de energía hidráulica que, además, ofrece la posibilidad de poner en marcha otro de los maravillosos diseños de este ingenioso escritor canario (Alberto Vázquez-Figueroa), su sistema antiincendios. Ambos sistemas fueron patentados y analizada su viabilidad y rentabilidad, y además, todo ello fue puesto en conocimiento de los dos grandes partidos políticos españoles.

El coste de la implementación del proyecto es para mí difícil de calcular y puede ascender a más de 20 mil millones de euros, pero a diferencia de todo lo que usted haya podido ver, oír y/o leer acerca de soluciones y medidas, este plan podría crear muchos miles de puestos de trabajo directos e indirectos, y una gran parte de ellos serían absorvidos directamente del sector de la construcción. Por otro lado creo que posee envergadura suficiente para reactivar la economía pues establece un tejido de productividad real y sólido como es la producción de bienes tangibles tan preciados como el agua potable y la energía, y con ello la reducción de dependencia energética de España y la impulsión definitiva necesaria en investigación y desarrollo de tecnología en el campo de las energías renovables. Un claro ejemplo de su rentabilidad es la obtención de agua potable y para riego que se conseguiría a un coste aproximado de 0.13 euros/m3 frente a los más de 0.75 euros/m3 de los sistemas convencionales.

Para ir tomando conciencia del asunto, permítame invitarle a la lectura de este artículo publicado el jueves 6 de septiembre de 2007 en el diario Siglo XXI, pues creo que tras esta breve lectura estará usted preparado para entrar en materia, además de invitarle a la lectura siguiente que también podrá aportarle una perspectiva mucho más transparente de la situación actual.

LECTURA PARA LA REFLEXIÓN

Los amos del mundo, de Arturo Pérez-Reverte, fue publicado en El Semanal (15 de noviembre de 1998) y Recopilado en el libro “Con ánimo de ofender” (artículos entre 1998 y 2001)

Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla intro del computador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o de un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro. Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio -o al revés-, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management, y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo.

Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará a usted el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo; porque siempre ganan ellos, cuando ganan, y nunca pierden ellos, cuando pierden.

No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tiene que ver con la economía productiva. Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro. Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder; el riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia. Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados. Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días. Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja.

Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad. Y entonces todo el tinglado se va a tomar por el saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro. Y entonces -¡oh, prodigio!- mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no. Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recaen directamente sobre las espaldas de todos nosotros. Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia y con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda. Y esa solidaridad, imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la pagan con su pellejo, con sus ahorros, y a veces con sus puestos de trabajo, Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida.

Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena. Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza.

Análisis contextual de la situación económica española y origen de la crisis

En la primavera de 2008, ya vislumbrando la gravedad de la crisis, el presidente de la AEB (Asociación española de la Banca) instaba al gobierno a un “cambio de modelo económico para aliviar su dependencia del ladrillo”, sin embargo, un año después todo el mundo continua esperando este cambio, y es que, aunque son muchos los que hablan de cambios estructurales, sostenibilidad, fomentar empleo, reformas económicas, el nuevo modelo productivo sigue sin llegar.

A cada semana que pasa, la situación económica se complica aún más y España ya se sitúa como el país con mayor problema de desempleo de Europa. La realidad es más dura de la que se nos presenta por parte de la clase política, sin duda, y millones de familias ya lo están comprobando.

¿Cómo hemos llegado a esto? El blog de Leopoldo Abadía es sin duda un lugar recomendado para conocer los entresijos del origen de todo lo que está ocurriendo. Su lenguaje es llano, imposible de no entender, y el esfuerzo de Leopoldo Abadía por explicar las cosas más complejas, es loable y por eso dejo en su sabia mano este punto. Yo, si me lo permiten, voy a intenar aportar una idea para poder escapar del desastre, una idea que, como dije antes, debemos agradecer a Alberto Vázquez-Figueroa y a la lucha de este hombre por conseguir un mundo mejor.

¿Pero sabe alguien realmente qué podemos hacer? ó ¿Cómo ir hacia un nuevo modelo productivo?

La situación futura inmediata (aunque muchos se nieguen a reconocerlo apuntando e inventado plazos ficticios para el final del túnel), resulta realmente aterradora y las cifras del paro (el paro rompe la barrera de los tres millones), pese a los anuncios del presidente del gobierno de que en marzo debería comenzar a mejorar gracias al FEIL (Fondo Estatal de Inversión Local) , es casi seguro que la situación seguirá empeorando aunque nuestro “optimista” presidente acabe tirando de chequera para crear empleo, o tirando balones fuera, llegado el momento, hacia el tejado de los ayuntamientos, bancos, administraciones autónomas y/o factores de orden macroeconómicos como principales responsables de la situación. Así, la primavera llegará dictando sentencia para ilusos, optimistas, catastrofistas y sensatos, aunque el gobierno sea capaz de alegar para salir al paso que “…seguimos destruyendo empleo, pero en menor medida que antes, por lo que hemos de reconocer que no lo estamos haciendo tan mal y vamos en la buena línea. ¡Estamos en el sendero de la recuperación!”.

Con las fuertes inversiones públicas (Fondo Estatal de Inversión Local, compra de activos a la banca para inyectar liquidez, gasto social por desempleo, reducción drástica de cotizaciones y otras variables deficitarias) no resulta desacabellado pensar que el erario público acabe en banca rota en un plazo relativamente corto. Con medidas como el Fondo Estatal de Inversión Local (desde ahora FEIL) corremos el gravísimo riesgo de crear empleo artificialmente sin subsanar el problema de fondo, sin buscar un modelo económico alternativo, y esto resulta doblemente peligroso. Para que nos entendamos, sería algo así como poner a miles de desempleados a hacer zanjas y a otros tantos de miles a taparlas, algo parecido a lo que vemos a diario en muchos ayuntamientos, abro zanja, cierro zanja, pero a los pocos días, vuelvo a abrir. ¿Le suena de algo?. Está claro, no hay que ser Leopoldo Abadía para llegar a una conclusión segura de lo que este tipo de actuaciones nos depara: pan para hoy, hambre para mañana.

Al final del trayecto en este tipo de inversiones, lo único que podemos conseguir será agravar el problema y el déficit público, que podría llegar más pronto que tarde a un punto insostenible. Definitivamente, si no se crean rápidamente estructuras productivas, el balance final empeorará y el diagnóstico será aún más grave. Pero …

¿Qué son esas estructuras productivas de las que todo el mundo habla?

Voy a ponerle un sencillo ejemplo para diferenciar lo productivo de lo no productivo. Si yo me dedico únicamente a jugar con un ordenador, no produzco, pero el diseñador de juegos que los desarrolla sí, pues crea un producto que es demandado por un tercero y que está dispuesto a pagar por él. Podemos contratar cien mil personas para restaurar edificios, mejorar el alumbrado público, abrir zanjas, pero deberíamos analizar con lupa los índices de productividad de cada inversión, pues si no se crean estructuras productivas sostenibles que supongan un giro hacia un nuevo modelo económico me temo que nunca podremos salir de la crisis.

¿Crisis? ¿Por qué no la vieron si se veía venir?

Todo el mundo sabe que las burbujas no son eternas, y acaban explotando, pero como el pecador se precipita al abismo a despecho de consejos, embriagado en la felicidad del deleite en su momento (Golpes Bajos © 1986), todos nos precipitamos al abismo (estado-banca-consumidor) en una especie de huida hacia delante. El rico superávit obtenido por los impuestos, los jugosos beneficios de las comisiones bancarias y los intereses y, por supuesto, las vacaciones en Tahití y los lujosos vehículos pagados con el barato dinero hipotecario, implicaron a las tres partes que acabaron jugando con fuego. Luego vienieron otros ingredientes necesarios para producir la tormeta perfecta, como si de una ciclogénesis económica se tratase, comenzaron las turbulencias en los mercados internacionales, el petróleo y el euribor se dispararon, tal vez con intenciones de controlar el mare mágnun que ya se avistaba en el horizonte. El final de la historia, ya la conocemos.

Verá, hace aproximadamente 3 años, hablando con un amigo le comenté que el precio de los pisos iban a bajar, a lo cual me replicó que eso no era posible pues la caída del precio de la vivienda llevaría la economía a una recesión y Europa no lo iba a permitir. Le estoy hablando aproximadamente de principios de 2006, momento en el que la crisis, aún lejana, estaba cociéndose. Una parte del menú provenía sin duda de remotas cocinas (modelo de negocio basado en la inversión extranjera) y otra parte en casa propia: burbuja inmobiliaria, especulación y un consumismo desenfrenado que implicaba a todas las partes como un mecanismo perfectamente sincronizado. En nuestra conversación ambos nos manteníamos firmes y es que en realidad, ambos teníamos parte de razón. La economía, aunque compleja, también presenta acciones y reacciones simples regidas por principios básicos y perfectamente predecibles. Existen variables controlables e identificadas que responden a ciertas acciones, y que mantiene ciertas similitudes con la economía doméstica y diaria, y es que si bien no éramos ni somos economistas ni poseíamos un conjunto de conocimientos sistemáticos, como cualquier persona sí teníamos un buen número de ideas que consideramos mejor para nuestro entorno y para nuestro bolsillo (Carlos Bladwin y Emilio Jiménez, 1990).

Y eran sin duda estos principios básicos (ley de la oferta y la demanda) los que me habían llevado a mi visión, algo catastrofista (según mi amigo). La definición que encontramos en algunos textos de referencia para describir el significado de crisis económica es siempre similar,

· Crisis económica: ruptura del equilibrio entre la oferta y la demanda de bienes y servicios, que genera una fase depresiva de la coyuntura económica.

Mi reflexión por tanto era simple y apuntaba en una dirección única, un exceso de oferta (que cualquiera podía percibir viendo el geométrico incremento de carteles “SE VENDE”) no podía mantener el incremento de precios de los últimos años por mucho tiempo más. Y así ocurrió. Ya a principios de 2006 se estaba cociendo una crisis que, potenciada por factores macroeconómicos de naturaleza externa (crisis financiera estadounidense, incremento desorbitado del precio del crudo, pérdida de confianza en mercados) y otros propios de la economía española (fortísima dependencia del ladrillo), iban a convertirse en la mayor de todas las crisis de la historia moderna. Sinceramente, no creo que ni usted ni yo ni nadie, a lo largo de su vida, vuelva a conocer una crisis mayor que la actual, una crisis que aún no sabemos si podremos superar con éxito. El problema es, por tanto, si podremos salir de ella y sobre todo, cuándo y CÓMO.

La recesión, una hipótesis remota barajada por algunos economistas hace poco más de un año está ya sobre la mesa, es una realidad que muchos ni imaginaban, pero el problema, lejos de haber tocado fondo, es susceptible de empeorar. La recesión supone una depresión en las actividades industriales y comerciales, generalmente pasajera, que tiene como síntomas el decrecimiento de la producción, el trabajo, los salarios, los beneficios, etc. (definición obtenida en Alkona 2.0 – Innovación de productos y Servicios SL, 1997)

Aún así, esta misma fuente afirma que es menos profunda y grave que la conocida como:

· Depresión: disminución acusada de la actividad económica de un país. Tasa negativa prolongada de crecimiento del PIB y de la renta nacional. La depresión típica genera desempleo, y normalmente deflación. Sin embargo, en época reciente se ha observado el efecto combinado de depresión e inflación, conocido como estanflación.

Y ojo, porque el siguiente paso, que es la deflación, parece asomarse ya a la vuelta de la esquina, y las proclamas del gobierno en boca de la señora de la Vega suenan ya a canticios desafinados, poco menos que a chiste, para entendernos (gobierno contempla deflación)

Spain is diferent. El circuito de las mil fugas

Pero claro, la de España no es una situación idéntica al resto de miembros de Europa, y como el gran tronca vacío de un viejo árbol, la economía española estaba hueca, y en ese símil del barco que tanto gustan de usar algunos políticos (vega-van-hundir-marejada ; el barco de zapatero) como si de parábolas bíblicas para necios se tratara, la dificultad apunta ya a la mera flotabilidad del sistema y ello podría provocar incluso que algunos dirigentes salten del barco antes de que este se hunda. ¿Macabro? Puede parecerlo, pero no deberíamos obviar que a veces, lamentablemente, la realidad supera a la ficción.

De modo que, si hay algo en lo que coinciden todos los expertos es, que aunque la crisis ha afectado a todos los países del ámbito europeo (zona euro) y fuera de dicho ámbito, la situación de España es particularmente singular frente a la crisis, y la velocidad a la que destruye empleo parece demostrarlo con rotundidad pues no ha tardado en destacar su funesta posición con respecto al resto de miembros. Y es que la estrecha diversidad de su actividad económica e industrial basada en ladrillo y turismo de sol enaltecido en períodos anteriores a la entrada del euro por el bajo valor contractual de la peseta con el marco alemán, la libra esterlina y el franco francés, la convierten en una perfecta candidata al desastre, sí, he dicho al desastre. La economía puede ser tan compleja como cualquier disciplina en la que intervienen multitud de factores impredecibles, pero nadie debería obviar ciertos síntomas que afloran por doquier y algunos irresponsables deberían y pensando en algo mejor que hacer experimentos para recolocar a los más de cuatro millones (si no cinco) de parados con los que contaremos en el cercano 2010.

El propio sistema financiero español, supervisado en parte por el Banco de España y con una mayor provisión de fondos que el resto de bancas europeas ya preveían algo gordo, aunque a pesar de ello, parece ser que la mayoría se lanzaron en una huída hacia delante empujados por la avaricia y enarbolando la bandera de sálvese quien pueda. En esta huída, la mayor parte de entidades financieras españolas concedieron entre 2002 y 2007 el mayor número de hipotecas “subprime” (de alto riesgo de impago, o sea, hipotecas basura) jamás conocido. Las hipotecas basura puede que fueran un invento americano, pero sin duda no fue algo exclusivo de éste país pues este modelo acabó imponiendose en España, donde la sobrevaloración de bienes inmuebles comenzó una carrera precipitada con el trágico final que hoy todos conocemos.

Pero claro, ahí no acaban los problemas de España. En la “ocatva economía del mundo” hay otros problemas no menos importantes, y es que el circuito monetario nacional adolece de otras muchas “fugas”, tantas que resulta difícil enumerar de forma detallada. No obstante, intentaré enumerar algunas de estas “fugas” o “agujeros” en distintos niveles y sectores para que usted pueda tener una idea más real de lo que le hablo.

· El bajo nivel de competitividad y productividad de las administraciones. España supera los 3 millones de empleados públicos. Esto cual supone un coste anual en sueldos de 108 mil millones de euros. La administración (no sólo justicia) sufre en su seno problemas intrínsecos de la desorganización y la improductividad. Para colmo de males, los más de 3 millones de funcionarios al servicio público viven desigualdades retributivas sangrantes y desorbitadas que suelen acabar alimentando la desmotivación, el absentismo laboral y en definitiva, la improductividad. Los desproporcionados sobresueldos y diferencias retributivas embutidas en partidas presupuestarias bajo ambiguos conceptos y controladas por los propios funcionarios (beneficiarios de dichas partidas) dentro de la arbitrariedad institucionalizada y sistemática provoca situaciones discriminatorias que acaban convirtiendo la administración en una de las mayores fugas del circuito, capaces de mantener a personas sin ningún tipo de preparación ni cargo de responsabilidad, sentados en un despacho y percibiendo sueldos de más de 90 mil euros al año, si, he dicho 90 mil (quince millones de pesetas), y eso ya por no hablar de otros muchos que, retozan en el sofá de sus lujosas viviendas durante todo el día mientras continúan disfrutando de suculentas retribuciones (prejubilados). Todo ello, claro está, con cargo a la cuenta de gasto público.

· El despilfarro impune demostrado hasta la saciedad por gran parte de la clase política y parte importante de la administración (a nivel local, provincial, autonómica y estatal) y algunos destapados como el caso de los asesores de la diputación de Almería (asesores usero reconocen video; otro apunte sobre este asunto) y que, para asombro suyo y mío, no constituyen más que una minucia en la inmensidad de las fugas pues parece tratarse de una práctica generalizada en los distintos niveles de la administración, local, provincial, autonómica y central (asesores para el camarote de los hermanos marx) todo ello, con cargo a la cuenta de gasto público sin ningún tipo de expectativa ni compromiso, se consigan o no objetivos.

· El honorable segundo o tercer puesto del mundo en parque móvil oficial (mayor que EEUU!!), es decir, de la administración, donde tampoco faltan coches lujosos de gama alta (Audi A-8 por ejemplo) y con equipamientos de escándalo para todo tipo de cargos públicos, consejeros, alcaldes, etc., que el erario público debe costear.

· Reformas de dependencias públicas abusivas e innecesarias en plena época de destrucción masiva de empleo, véase por ejemplo las sillas de diseño italiano de Belloch a 2600 euros/unidad (las sillas de bellochperitaje demuestra psoe compro mas caro20minutos las sillas de belloch) , la reformas de despachos de ministros y otros cargos, manteniéndoles privilegios (incluido sueldos) incluso cuando ya no desempeñan el mismo (Extremadura se gasta más de 300000 euros en despacho para Ibarrade la Vega gasta 64000 euros en muebles) pero claro, esta peculiaridad no es ni mucho menos esclusiva del PSOE, así que podríamos hacerla extensiva, por ejemplo, a la casa real (gobierno gasta 3 millones euros en cuadro para decorar) pasando, cómo no, por el principal partido en la oposición (el pelotazo del ave pasa por) , y culminando en la cúpula de Miquel Barceló cofinanciada por España (8 millones de euros, 500 mil con cargo a los fondos de ayuda al desarrollo) y una fundación de multinacionales (12 millones), una obra que sin duda constituye (al margen de su posible valor artístico) el más representativo ejemplo de la (ausencia de) dignidad humana y la (ausencia de) solidaridad con el desfavorecido como valores que rigen la política del que debiera ser el organismo internacional de máxima responsabilidad en la lucha contra el hambre y la miseria.

· Presión fiscal. La imparable y desproporcianada escalada de impuestos (locales, autonómicos, estatales) y servicios básicos (agua, luz, etc.) a los ciudadanos como medio preferido para financiar el déficit y poder hacer frente a las citadas fugas sin perder los privilegios de señorito a los que muchos ya se acostumbraron. Una medida que acaba provocando una presión fiscal insostenible y reduciendo de forma drástica el poder adquisivo de los contribuyentes.

De esta manera podríamos enumerar toda una larga lista de despropósitos que han dado hasta para un interesante diccionario del derroche. En definitiva, un circuito de líquido con tal número de fugas que parece una insensatez inyectar liquidez a un sistema que ha demostrado hacer aguas por tantos lados. Los bancos han cogido el dinero público, ¿Pero está fluyendo?

El sistema económico español, en su conjunto, parece acercarse demasiado a lo insostenible. Los desequilibrios producidos por la presión fiscal, la improductividad e ineficacia de las administraciones provocadas en gran parte por la discriminación retributiva entre los empleados públicos de administraciones autonómicas, estatales y locales, la sobreexplotación de trabajadores por parte de grandes corporaciones y de las propias administraciones, la situación sangrante de los autónomos y pymes frente a la morosidad sistemática de la administraciones locales, parecen haber tocado fondo.

Lo único que pretendo transmitirle a usted es que las fugas son un problema no resuelto en absoluto y mucho más grave de lo que algunos ilusos imaginan.

Pero para colmo, el problema de la crisis se ha visto aún más agravado por variables macroeconómicas de orden exógeno y cuyo análisis escapa a nuestra pretensión, y que además, han llevado el escenario económico futuro a unos niveles intratables de incertidumbre. Sí, he dicho intratables y no me lo invento, lo ha dicho el comisario económico de la UE, Joaquín Almunia (Almunia/atribuye/origen/crisis/avaricia) en un embate de sinceridad al que no estamos acostumbrados. Y es que en esta misma intervención, el eurocomisario económico apunta a una clave poco nombrada en los foros de debate, la avaricia como causa principal de la crisis. Que gran verdad la de Almunia. No es el capitalismo lo que está crisis, como tampoco podemos culpar al socialismo económico, ni siquiera al comunismo, de ninguna otra etapa oscura de la historia económica, sinceramente creo que es la propia condición humana la que está en crisis. Por ello, empieza a sonar ya desafinada la canción que amenudo entonaban (y entonan) los capitalistas para culpar al socialismo, y viceversa. A mi juicio, no fallan los sistemas basados en idealismos económicos ni sociales, es el propio hombre movido por la avaricia (de la que habla Almunia) el auténtico responsable del desastre. No es el capitalismo lo que está en crisis, como no fue en otro momento el socialismo, es la propia condición humana lo que se está cuestionando. Sueldos de ejecutivos 400 veces el de un trabajador medio. Sinceramente, ¿Alguien cree que esto es sostenible?

Y dicho esto, voy a pasar a la acción, pues perderme en cantos de retórica no haría mi mensaje muy distinto a lo que ya habrá oído usted en infinidad de ocasiones y seguirá oyendo por mucho tiempo.

¿Y ahora qué?

Podemos ser todo lo optimista que queramos, pero sería insensato obviar que estamos en manos de un gobierno que en la primavera de 2008, en plena campaña electoral, lanzó el objetivo de pleno empleo como proclama, digamos que no las tenemos todas con nosotros. Esto no significa que ésta impercepción de la realidad sea propia y exclusiva del partido socialista, el propio presidente de la generalidad valenciana (PP) también lanzó alegremente esta bandera en las últimas elecciones al parlamento autonómico.

Sin embargo, las cifras que empiezan a manejar algunos organismos acreditados e independientes se sitúan ya cercanas, e incluso por encima, de un desempleo del 20% de la población activa, lo cual nos lleva a situaciones de paro insostenibles y a un escenario social impredecible (cinco-millones-parados)

… De llegarse al 24,55% de desempleo, como en la última crisis, estaríamos hablando de un mínimo de 5,66 millones de parados. Ni las más pesimistas previsiones contemplan, por el momento, un escenario de ese tipo, a partir del cual la sociedad española entraría en terreno inexplorado, e implicaría consecuencias políticas, económicas y hasta culturales imprevisibles. Entre los efectos previsibles, y sin llegar a ese nivel, el fuerte crecimiento del desempleo elevará la agitación social. Favorecerá una fuerte caída del consumo de los hogares, que será una rémora para la recuperación económica, y forzará un incremento del gasto social, que complicará el ya de por sí fuerte desequilibrio de las cuentas públicas…

Hagamos por favor una sencilla reflexión, y es que esta dura lectura, de la que algunos no quieren ni oír hablar, es ya una realidad para más de 3 millones de españoles. Podemos seguir esperando y soñando que nada de esto va a ocurrir, pero ya hemos visto a donde hemos llegado cruzados de brazo en manos de políticos que hablan y prometen gratuitamente.

Vea usted mismo a algunos políticos prometiendo alegremente el pleno empleo hace apenas un año, cuando ya había empezado a llover:

03.03.08 – Para alcanzar el pleno empleo, dijo, la primera acción que acometerá será convocar a los agentes sociales para firmar un gran acuerdo que permita, además, afrontar de forma “urgente” la desaceleración económica ( Zapatero promete pleno empleo )

29.07.07 – …si gana las próximas elecciones autonómicas, irá “hacia el pleno empleo” ( Camps y el pleno empleo (PP) )

22.04.07 – “se comprometió a conseguir el pleno empleo en la Comunitat” ( Camps promete-duplicar ayudas (PP) )

27.03.07 – “en no muchos años, más bien pocos, se alcanzará el pleno empleo en España y en Asturias” ( Caldera y el pleno empleo (PSOE) )

29.03.07 – lo que Sarkozy llama “la rehabilitación del trabajo” ( Sarkozy promete pleno empleo (UMP – Francia) )

Cuando el ladrillo estaba tirando de todo y el dinero y la especulación corrían por las calles de la mano de la “santa comisión”, era normal leer noticias de este tipo:

22.04.07 – “Hemos conseguido que trabajen 800.000 personas más y que aumenten las posibilidades de muchas familias a través del empleo”, añadió el presidente de la Generalitat, quien también se comprometió a conseguir el pleno empleo en la Comunitat “y a seguir creciendo por encima de España y Europa” Ahora, la noticia ha cambiado significativamente, y la responsabilidad también, como usted ya puede imaginar, es de otros, y …

26.01.09 – “El pleno empleo era sólo un objetivo” ( lo que Zapatero no contó en televisión (PSOE) )

Y por si fuera poco el repugnante y desvergonzado cambio de torna de toda la clase política cuando las cosas salen mal, se continua con el derroche de dinero público con alegría y descaro, y con el nuevo Fondo Estatal de Inversión Local (http://www.plane.gob.es/fondo-estatal-de-inversion-local/ ) diseñado por el gobierno, ahora empezamos a descubrir cosas como:

01.02.09 – “es una vergüenza que los ayuntamientos de la Comunidad (sólo valenciana) deban gastar cuatro millones de euros en carteles para que se les conceda la inversión” – ( gasto público absurdo )

Y es que la fiesta no ha terminado, pues este plan de inversión que es el Fondo Estatal de Inversión Local puede convertirse en una creación de empleo artificial, en un mero espejismo a cuenta del erario público que nos lleve a directamente a un hoyo aún más profundo (reformas-zapatero). Ahora parece que se quiere reeditar de nuevo otro fondo, pues seguramente el gobierno se ha percatado de lo que ya algunos auguraban, y es que era completamente insuficiente.

Digamos que el gobierno, sorprendido de la insignificancia de su gran proyecto frente a la crisis, probablemente lance en breve un FEIL 2.0 que, con casi toda probabilidad, volverá a suspender a final de curso.

Y ahora, con todos ustedes,

¡Pico pala chimpón! y ¡A currelar!

Y es que si Arturo Pérez-Reverte ya afinó en su reflexión sobre Los amos del mundo, (publicado en este mismo documento), otros grandes y sabios visionarios como Carlos Cano en La murga del currelante (1979) y el poeta Luis Eduardo Aute en Siglo XXI (1991), también dejaron constancia con claridad meridiana hace ya unos pocos años a propósito de las tendencias socioeconómicas y sus conflictos derivados. Si alguno de ustedes quiere oir estas canciones puede solicitármelas por email, sus letras son casi tan impactantes como la reflexión de Pérez-Reverte, pero con música.

Bueno, al tema. Cuando hace años descubrí el sistema de desalación de Alberto Vázquez-Figueroa, a través de la radio y en su propia boca, me dí cuenta de la enorme transcendencia de su ingenio pues suponía, sencillamente y como otros muchos han dicho, la solución definitiva al problema del agua en el mundo.

Pero si ello era ya impresionante, con posterioridad a su sistema de desalación Alberto Vázquez-Figueroa desarrolla y patenta su sistema antiincendios forestales con capacidad para erradicar hasta un 70% de incendios forestales en el caso concreto de España. Un sistema combinable con el sistema de desalación por osmosis inversa con presión natural (capaz de desalar agua y generar energía a través de las caídas de agua turbinadas) desarrollado por él mismo algunos años antes.

A partir de la combinación de ambos ingenios, podemos abordar el único plan integral serio de recuperación para la economía española, pues la puesta en marcha un proyecto de estas características, además de la importante e inminente creación de empleo que supondría (con una gran parte de mano de obra procedente de la construcción), otorgaría un giro definitivo a la política ambiental (emisiones CO2=0) y reduciría la fuerte dependencia energética de España. Sinceramente creo que sería una inversión mucho más rentable que las colosales inyecciones de liquídez a un sistema financiero y administrativo que ha demostrado tener mil fugas o que esos macroproyectos de hoy para mañana que pretenden crear empleo ficticio trando de chequera.

sistemacombinado

¿Qué envergadura tiene el proyecto?
y…
¿Quién paga eso?

Tirar de la economía nacional en este momento no requiere de un gesto o una actuación puntual, requiere sin duda de un proyecto de gran magnitud, aunque es muy probable que sean necesarios más de un plan de estas características para reactivar el empleo y la economía a escala nacional (aún no he podido calcular el número de puestos de trabajos directos e indirectos que podría generar el plan AON y creo que será complicado de calcular), pero el ingenio es en este momento el único aliado con el que contamos, y sólo un plan de estas características creo que sería capaz de devolver la confianza en la recuperación, que no es poco.

Para otorgar al plan la envergadura necesaria, algo fundamental dada las circunstancias si no queremos quedarnos tan cortos como con el FEIL, éste debería proyectarse a escala total. Ello significa que el plan debe llevarse hasta su inversión máxima posible, por supuesto contemplando la combinación de ambos sistemas (sistema desalación/energético + sistema antiincendios) así como la utilización de energías alternativas (solar/eólica) para el bombeo del agua de mar. En este sentido, consideramos por tanto ochenta (80) localizaciones posibles para la instalación de las plantas desaladoras en puntos próximos al litoral con la altitud adecuada para conseguir la presión necesaria para los procesos de osmosis inversa y generación energética (mediante caída de agua turbinada).

El coste medio de las desaladoras podría rondar los 230 millones de euros, por lo que tenemos ya un primer dato para el caso de una implementación a escala total:

80 localizaciones X 230.000.000 euros = 18.400.000.000 euros
[dieciocho mil cuatrocientos millones]

Si a esto añadimos el 8% que supondría la implementación de las mallas de tuberías de la malla antiincendios, con lo que el coste aproximado se iría ya a:

18.400.000.000 X 1’08 = 19.872.000.000 euros
[diecinueve mil ochocientos setenta y dos millones]

A este coste, es necesario añadir el de la instalación de aerogeneradores que serían bastante reducido dentro del montante total. Además, con la nueva generación de aerogeneradores, ya no es necesario el almacenamiento de la electricidad generada en momentos de viento, de manera que, como la dinamo de una bicicleta cuando aporta corriente con el giro de la rueda, el aerogenerador transmite la electricidad a la bomba de impulsión en el momento de giro, de forma que mientras sopla viento, se impulsa agua hacia el vaso superior al objeto de que éste último siempre se encuentre con un nivel máximo de capacidad. Esta tecnología de aerogeneradores ya ha sido probada con éxito.

Esta inversión podría absorver una parte importante de los desempleados del sector de la construcción. Además de estos cálculos, dada la acusada dependencia energética de España (que importa más de un 70% de la energía consumida), la posibilidad de utilizar energía renovable en el suministro de las bombas de impulsión. Con el uso de las energías renovables se lograría, por un lado, el deseado escenario futuro de emisiones CO2=CERO con el consecuente ahorro de dinero importante en derechos de emisión que España ya ha empezado a pagar , y por otro, la reactivación definitiva del sector de las energías renovables en España.

Con respecto a la financiación del plan, la cofinanciación se muestea como una posibilidad seria y lógica. Yo apostaría por ella, pienso que sería lógico pactar una financiación compartida entre entre fondos públicos y privados pues con esa fórmula ambas partes se implicarían en el seguimiento y evolución del proyecto. El trabajo por un interés común entre estado y banca, trabajar “codo con codo”, podría ser una buena línea desde la que reactivar la economía real y la confianza de todos los agentes implicados, seguramente mucho mejor que responsabilizar al contrario (estado-banca-consumidor) y no reconocer cada uno su parte de responsabilidad.

La situación política es cada día más vergonzosa y desesperante, pero si no toman una decisión de este calibre en este momento, cuando los pilares básicos de la economía se tambalean antes del desplome definitivo y la propia democracia puede entrar en seria crisis, ¿Cuándo si no podría llevarse a cabo semejante acción?

Ventajas destacables del plan combinado agua/energía/prevención de incendios

Las ventajas que puede aportar la producción de un bien tan preciado como el agua, a la que algunos ya llaman el oro del futuro, y otro como la energía (que además se producirá de forma limipia y completamente renovable), difícilmente pude ser superada por ningún otro sistema productivo.

No obstante, voy a intentar enumerarle algunas de las ventajas que ofrece:

      1. Reducción drástica e inmediata de los niveles de desempleo mediante creación de puestos productivos directos e indirectos .
      2. Solución definitiva a la escasez al problema (guerra) del agua en España, para consumo humano y riego de cultivos, solucionando así el grave problema de los regantes y consiguiéndose multiplicar la productividad agrícola.
      3. Evita la necesidad actual de generar un 10% de excedente energético como margen de previsión para posibles incrementos de demandas en el suministro y consigue un aplanamiento en la curva de demanda eléctrica al poder generarse, en función de la demanda, electricidad o agua desalada, con posibilidad de inyectar a la red general corriente en casos de necesidad por exceso de demanda o agua potable en su caso, ya que los caudales de caídas son regulables en cualquier momento.
      4. Incluso contando con el suministro eléctrico de la red general para alimentar las bombas impulsoras de agua, el aplanamiento de la curva de demanda es importante, ya que el uso de electricidad para la impulsión del agua hacia el vaso superior, se haría siempre en horas “valle” (horas nocturnas y festivas en las que la demanda es muy baja), a un coste muy inferior, y la producción hidroeléctrica se haría en horas punta, aportando energía eléctrica cuando más se necesita.
      5. Reducción del coste del m3 de agua potable de los 0’75 euros actuales a 0’13 euros.
      6. Amortización de toda la inversión en un plazo aproximado de 14 años, a partir de cuyo momento la rentabilidad se dispara.
      7. Reducción del problema de la dependencia energética de España que importa más del 70% de la energía que consume. Lo ocurrido recientemente en Europa con el suministro de gas desde Rusia, podría ocurrir en cualquier momento en España, cuyo principal proveedor de Gas es Argelia, y con un final probablemente aún más complejo.
      8. Obtención de energía y agua potable con un balance de emisión de CO2 igual a cero
      9. Ahorro en el pago de derechos de emisión a otros países. El precio de cada millón de Toneladas de CO2 es de 7’79 millones de euros. España ha comprado ya a Hungría 6 millones de Tm en derechos de emisión y para cumplir Kyoto, España puede llegar a pagar en el mercado de emisiones de CO2 hasta 1240 millones de euros, correspondientes a las 159 millones de toneladas de CO2 que se estiman que superarán las emisiones para 2012.
      10. Cumplimiento de Kyoto y futuras directivas europeas en materia medioambiental. Ahorro de sanciones. Un sistema de estas características pondrían a España a la cabeza en la lucha contra el cambio climático en el mundo.
      11. Reducción drástica de emisiones totales de CO2 actualmente procedentes de incendios forestales.
      12. Conservación del patrimonio natural, principalmente bosques y masa forestal como principales sumidero de CO2.
      13. Reducción en la pérdida de vidas humanas causadas en las labores de extinción.
      14. Adquisición de experiencia única y pionera en el mundo en el desarrollo de esta tecnología y posibilidad de exportación de esta experiencia.
      15. Estos proyectos se desarrollan en puntos próximos al litoral, donde la mano de obra ha sido más castigada por la mayor dependencia del boom inmobiliario. La puesta en marcha de estas obras, implica por tanto un grado considerable de movilidad geográfica, es decir, un volumen de desplazamientos de personas que podrían contribuir en cierta medida a la reactivación de la industria del automóvil.
      16. … proyecto no concluído…

12 comentarios

  1. Hola!!!!!!!!!!!

    Que bueno todos debemos tener un plan contra las crisis, y debemos saber sobrevivir a ellas, gracias por compartir con nosotros este plan.

    Un besote y abrazo de oso.

    Me gusta

    • A veces, un pequeño gesto pueden convertir un sueño en realidad.

      Impulsar el Plan AON es algo tan sencillo como remitir la dirección web de esta página a todos los contactos que usted considere oportuno.

      Me gusta

  2. Tu pequeño gesto te engrandece mucho amigo.

    Un fuerte abrazo Jon.
    Rafael

    Me gusta

  3. Best blog!

    Me gusta

  4. En relación con algunos comentarios que afirman la inviabilidad del sistema combinado desalación/energía hidroeléctrica/antiincendios sobre el que se sustenta el plan AON, he considerado oportuno la aclaración de algunos puntos en lo que viabilidad y rentabilidad del sistema se refiere.

    En este sentido, es cierto que la energía para subir el agua pueda ser superior a la obtenida, sin embargo, no podemos obviar los siguientes extemos:

    1.- El sistema NO ES ÚNICAMENTE UN SISTEMA DE PRODUCCIÓN HIDROELÉCTRICA, sino que nos permite obtener agua desalada o energía eléctrica en función de las necesidades puntuales de cada momento, pudiendo además regularse la cantidad de agua destinada a desalación o a generación de energía.

    2.- La optimización máxima del sistema combinado se obtiene a través del uso de energías renovables, principalmente eólica, la cual nos permitirá impulsar el agua ayudados por la energía del aeorgenerador, en el momento que sople el viento. Es importante saber que este sistema combinado resuelve el eterno problema de la energía eólica, que no es otro que el almacenamiento de la energía. Los aerogeneradores no tendrían que almacenar la energía en costosos sistemas de baterías, sino que se convierte al depósito superior en el banco de almacenamiento, es decir, cuando hay viento el aerogenerador produce energía turbinada que impulsa directamente el agua hacia el depósito superior y se almacena en forma de energía potencial. Contribuyendo además al aplanamiento de la curva de demanda.

    3.- Aún estando conectado a la red general eléctrica, el sistema aprovecha las horas valle para impulsar el agua
    (ver gráfica):

    Aprovechando las horas valle de la tarifa nocturna (el coste del KWh es de prácticamente la mitad), se logra el aplanamiento de la curva de demanda que presenta picos muy agudos en horas puntas.

    Me gusta

  5. Os paso también algunos datos contrastados por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid y por otros estudios realizados por algunas compañías eléctricas sobre la viabilidad/rentabilidad del sistema.

    + El plazo estimado de amortización del sistema es de unos 14 años, a partir de cuyo momento se dispara el beneficio.

    + El coste del m3 de agua desalada es de 13 céntimos de euro, frente a los 75 céntimos de euro del sistema convencional.

    + En España existen 80 localizaciones viables para su implementación.

    Un fuerte abrazo Jon.
    Rafael

    Me gusta

    • Tranquilo Rafael, todo aquello que sirva de información y vaya, en principio, para beneficio de la colectividad, es siempre bienvenido en este blog; otra cosa es que tenga el éxito y el apoyo que deseemos.
      Un saludo.

      Me gusta

  6. Me parece fenomenal, porque va siendo hora de que veamos otros planes contra la crisis, y si nos beneficiamos todos mejor. pero no me parece que esto sea la panacea para todos los sectores que estamos sufriendo esta crisis, que para colmo va para largo.

    Un saludo.
    Carmen.

    Me gusta

  7. Hola Carmen.

    Sí, uno puede pensar que no se verá afectado por un proyecto de este tipo, pero la envergadura del proyecto repercutiría no sólo en el mercado energético. La economía es un un puzzle al fin y al cabo, y sectores que en principio parecen no tener conexión, resultan sí poseerlas de forma subyacente.

    Lo que pretendo comunicaros, es que resulta difícil estimar el impacto de un proyecto que solucionaría, de forma óptima, el problema del agua y energético en España. Son sectores estratégicos que afectan a la productividad agrícula, al turismo, al sector servicios, y a un sinfín de variables que podrían acabar reflotando la economía.

    Un abrazo.
    Rafael

    Me gusta

  8. Amigo Rafael, alguien llamado Gustavo ha llevado este comentario al blog de Martín Varsavsky.
    Eso quiere decir que hay quien lo considera interesante.
    Un saludo.

    Me gusta

  9. Sí, ya lo ví buscando en google para ver como había evolucionado la información sobre esta idea durante el verano.

    Resulta curioso y paradójico, como otras muchas cosas en la vida, ahora que me he dado de baja de internet y tengo que ir a la biblio a conectarme (muy de vez en cuando), una apagón que en mi caso tiene nombre y apellidos y se hace llamar GOOGLE, ahora que mi vida offline es distinta, aún vuelvo a él para buscar la evolución de una idea que yo mismo dejé de impulsar por el propio abuso de GOOGLE.

    Sí señor, fue GOOGLE quien jugando con mi tiempo y trabajo de forma arbitraria y sus constantes tiradas “accidentales y/o premeditadas” de PAGERANK, me empujó finalmente a desistir en mi intento de poder “rentabilizar” mi tiempo y pagar al menos mi conexión y alojamiento a la Red, pero esta es otra historia muy larga que ya no sé si algún día contaré.

    Un fuerte abrazo amigo Jonkepa, y mucho ánimo.
    Rafa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: