Génova obliga a Camps a relevar a Costa como portavoz y secretario general

Rafael Maluenda. - IÑAKI GARCÍA

Rafael Maluenda. - IÑAKI GARCÍA

Después de intensas presiones de Génova, el presidente valenciano, Francisco Camps, ha decidido romper el pacto que había alcanzado ayer con Ricardo Costa y Carlos Fabra, que incluía que Costa seguía como portavoz en cualquier caso. Camps convocó a Costa en su despacho en las Cortes, donde se pudo ver a una Ana Michavila teóricamente destituida. Tras una conversación muy tensa, porque Camps había vendido una cosa a Génova y había pactado otra con Costa, que es la que se aprobó en el comité ejecutivo, Camps convocó a todos los diputados en el despacho de Costa, apiñados.

El secretario general lloraba desconsoladamente. Camps defendió a Costa, dijo que era el presidente por gente como él, pero anunció que ya no sería portavoz, aunque insistió en que confiaba en que todo fuera temporal. «Y como la prensa dice que no dejo hablar a nadie, ¿alguien quiere hablar?», dijo Camps en medio de una gran tensión. «Presidente, ya está bien», le cortó Costa, destrozado. Camps se fue, y de nuevo esquivo a la prensa, a quien sólo acertó a decir: «Tal como acordamos ayer seguimos trabajando por todos los valencianos». El presidente de la Generalitat añadió: «Ya está, el PP ha tomado las decisiones en relación con lo que se propuso y que se aceptó por unanimidad».

Camps ha sustituido también a Costa como secretario general del partido y ha designado al hasta ahora vicesecretario de Política Autonómica y Local, César Augusto Asencio. El PP valenciano anuncia esta medida en un comunicado y asegura que el cambio se produce hasta que se resuelva «la situación temporal» del hasta ahora secretario general del PPCV y «hasta la finalización del expediente de investigación abierto por la dirección nacional del PP» en relación con el caso Gürtel.

Costa, que ayer salió desafiante del la reunión de la comisión ejecutiva regional del PP de la Comunidad Valenciana y anunció que esta mañana ocuparía su escaño de portavoz del grupo parlamentario en las Cortes, ha salido del Parlamento autonómico en torno a las 11.30 con otra actitud. «Ayer el comité ejecutivo aceptó un acuerdo que fue ratificar mi honradez y mi gestión y separarme temporalmente del cargo si se abría una comisión de investigación. Y eso es exactamente lo que ha pasado. He sido apartado temporalmente del cargo de portavoz y del cargo de portavoz parlamentario. Mi honradez no está en duda y no es cuestión de aferrarse a los cargos.»

Los periodistas han querido saber si la comisión de investigación se ha convocado ya, pero Costa se apresuró a subir al coche oficial al que, formalmente, tenía derecho hasta que esta mañana Camps ha comunicado su relevo al grupo parlamentario.

Ultimátum de Cospedal

La noticia ha surgido después de que el pulso abierto ayer entre el PP nacional y el valenciano a cuenta de la dimisión o no del secretario general de la formación regional, Ricardo Costa, subiera de intensidad a lo largo de la mañana Si el propio Costa aseguraba anoche, tras el comité regional que supuestamente iba a analizar su salida temporal de la cúpula del partido, que continúa como número dos y portavoz parlamentario del PP, hoy su homóloga a nivel nacional, María Dolores de Cospedal, ha negado la mayor y ha ido más lejos al afirmar que Costa nunca volverá a los órganos de dirección del partido.

Cospedal, en una entrevista concedida a la Cope, ha insistido en que Costa «está cesado temporalmente» en todas sus funciones y ha asegurado que, en contra de lo que afirmó Costa anoche, hoy no puede asistir al Parlamento valenciano como portavoz del Grupo. Cospedal incluso ha llegado a amenazar a Costa: «Existen procesos disciplinarios en los estatutos» si incumple lo acordado ayer por el comité regional.

La número dos del PP se ha mostrado muy enfadada y ha asegurado que no van permitir que «un secretario general autonómico decida lo que la dirección nacional tiene que hacer». Cospedal ha recordado a Costa que los puestos que ocupa no le pertenecen a él, sino al partido y ha sido tajante cuando le han preguntado por su futuro: Cuando alguien actúa en contra de los intereses de su partido y con publicidad, es imposible que vuelva».

Sobre los motivos que han llevado a la dirección nacional del PP a exigir a Valencia la destitución de Costa, Cospedal ha asegurado que todo se debe a las «compañías poco edificantes» del aún secretario general, en referencia a las conversaciones telefónicas publicadas en diferentes medios de comunicación en las que Costa muestra su amistad con los implicados en la trama Gürtel.

Sin embargo, en esas grabaciones Costa no es el único que aparece. El propio presidente de la Generalitat, Francisco Camps, aseguró a Álvaro Pérez, el bigotes: «Te quiero un huevo».

Cospedal, no obstante, ha tenido que reconocer que Costa no está imputado en ninguna causa y que quieren que su salida del PP «sirva para mostrarnos como alternativa de gobierno y como un partido que no tiene nada que esconder».

Cae el hermano que recogió los avales para Rajoy

Ricardo Costa y Mariano Rajoy se conocieron junio de 2008, cuando el líder del PP buscaba los avales que le permitieran hacerse con el triunfo en el Congreso que el partido organizó en Valencia tras perder las elecciones de marzo de ese mismo año.

En la presentación ejerció de intermediario el presidente de la Generalitat, quien prometió a Rajoy en un mitin el apoyo del PP regional. Ese trabajo de recopilación lo tuvo que dirigir Ricardo Costa en su calidad de secretario general.

La casualidad, sin embargo, quiso que fuera precisamente Ricardo quien el hermano menor de Juan Costa, único nombre que sonaba entonces como candidato alternativo a Rajoy, quien se convertiera en la mano derecha de Camps, el principal respaldo del presidente del partido.

No contento con buscar los avales, el presidente de la Comunidad Valenciana quiso entregárselos en mano a su líder en una demostración de poder interno. Y por eso se fue con Ricardo Costa hasta Valladolid, se lo presentó a Rajoy, y fue el hermano del gran rival interno del líder quien se encargó de entregar al jefe de la oposición los más de 300 avales recogidos en una caja. «Son más del 90% de los compromisarios de la Comunidad Valenciana. Y van todos a nombre de Rajoy», ironizaba Costa con la prensa cuando le preguntaron cuántos avales había traído.

Miguel Olivares y Carlos E. Cué en El País
votar

4 respuestas

  1. Y seguimos el espectáculo….

    Carpe Diem

    Me gusta

    • Creo que van a emular al mayor espectáculo del mundo que, como se acercan las Navidades, pronto nos harán reir ; por contra estos no se si nos hacen reir o llorar.

      Me gusta

  2. Esto tiene pinta de que nos dará muchos capítulos más. Saludos

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: