Oleada sangrienta en Pakistán

Cadáveres de fallecidos en un ataque a Rawalpind hace días. | Reuters

Cadáveres de fallecidos en un ataque a Rawalpind.

En una serie sangrienta de ataques, comandos islámicos armados mataron a más de 40 personas en ofensivas coordinadas y letales contra edificios de las fuerzas de seguridad en la ciudad de Lahore, en el este de Pakistán. Esta escalada mortal se suma a la ola de violencia de las últimas semanas que ya causado centenares de muertos en el país.

Los talibanes volvieron a golpear duramente el jueves a las fuerzas policiales y gubernamentales en Pakistán con un ataque múltiple de estilo “fedayín” en la ciudad oriental de Lahore y dos atentados en el conflictivo noroeste del país, causando la muerte de más de 40 personas.

Según EFE, la Oficina Federal de Investigación (FIA, por sus siglas en inglés, donde se llevan a cabo las operaciones contrainsurgentes) y dos centros de entrenamiento de la policía fueron los objetivos de los atacantes.

Cerca de 20 rebeldes de entre 20 y 25 años de edad mantuvieron a Lahore en vilo durante unas horas con tres asaltos a instalaciones policiales de la ciudad, de siete millones de habitantes.

Estos ataques, que se iniciaron casi simultáneamente en torno a las 9.50 horas locales (3.50 GMT), se saldaron con la muerte de 29 personas: 13 rebeldes y 16 policías y funcionarios, informó a EFE una fuente policial, que agregó que decenas resultaron heridas.

El asalto de mayor duración tuvo lugar en los cuarteles generales de la Policía de elite de Bedian, una zona situada en las afueras de la capital cultural paquistaní.

Las fuerzas de seguridad recuperaron el control de este centro tras acabar con las vidas de cinco de los “terroristas”, quienes llegaron a tener algunos rehenes y mataron a seis policías durante el asalto.

Una facción local del movimiento Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), que aglutina a diversos grupos islámicos rebeldes del país, reivindicó la autoría de los ataques, informaron los medios paquistaníes.

Pocas horas antes del atentado múltiple en Lahore, un suicida había matado ya a 11 personas, incluidos tres policías, y herido a otras 24, la mayoría civiles, al empotrar un vehículo cargado de explosivos contra una comisaría de la localidad noroccidental de Kohat.

Desde el inicio de 2009, Lahore, centro de la vida cultural de Pakistán y una de las ciudades más liberales del país, ha sido uno de los escenarios de la violencia asociada con militantes radicales paquistaníes.

Según el corresponsal de la BBC Adam Mynott,  estos ataques muestran cuán “sofisticados y temerarios” se han convertido los grupos insurgentes en Pakistán. También señala que hay un creciente grado de cooperación entre las diferentes organizaciones radicales de ese país.

El fin de semana, militantes islámicos lanzaron un atrevido ataque contra el fuertemente custodiado comando central del ejército en Rawlpindi. Y hace poco más de una semana un atacante suicida dio muerte a cinco integrantes de las Naciones Unidas en la capital, Islamabad.

El Ejército paquistaní ejecuta operaciones contra la insurgencia talibán en el norteño valle de Swat y asegura que es “inminente” una ofensiva en la región tribal de Waziristán del Sur, principal feudo del TTP, en la frontera con Afganistán.

Por el momento, en las zonas tribales se registran ataques aéreos selectivos regulares tanto del Ejército paquistaní como de aviones no tripulados de EEUU, como el que en la madrugada del jueves causó cinco muertos en Waziristán del Norte.

EEUU y la “amenaza talibán”

El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood, quien transmitió sus “simpatías” a las víctimas y familias de los fallecidos, recalcó que el Gobierno de EEUU “seguirá apoyando al Gobierno de Pakistán en su lucha contra aquellos que comenten actos de violencia atroces contra la población civil paquistaní y los funcionarios cuyo trabajo es protegerlos”.

Para EEUU, estos ataques demuestran hasta dónde los extremistas están dispuestos a llegar en su intento de “imponer su agenda a personas cuyo único deseo es desarrollar sus actividades diarias en paz”.

El vocero Robert Wood subrayó que Pakistán ha dedicado una “enorme” cantidad de recursos a la lucha contra los talibanes y la red terrorista Al Qaeda.

También el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Bill Burton, afirmó que el presidente de EEUU. Barack Obama, “está impresionado por algunas de las acciones valientes del Ejército paquistaní para acabar con estos elementos extremistas”.

La Casa Blanca considera que los atentados del jueves demuestran que los extremistas en ese país “amenazan tanto a Pakistán como a EEUU”, y que la estrategia integral que Washington quiere impulsar en la región “es necesaria”.

Wood aseguró, en este sentido, que EEUU está “con Pakistán en esta lucha”. “Es una lucha muy difícil. Es una lucha dura y probablemente será larga, pero la voluntad existe y trabajaremos con ellos y les apoyaremos lo mejor que podamos”, insistió.

Una “importante” señal de ese compromiso es la firma por Obama, el día jueves, de una ley que aumenta a 7.500 millones de dólares la asistencia a Pakistán en los próximos cinco años.

Esa ley ha causado polémica en el país asiático, al considerarla una injerencia en sus asuntos internos.

El ministro paquistaní de Asuntos Exteriores, Shah Mehmood Qureshi, se trasladó a Washington el pasado martes para transmitir esas preocupaciones.

Dos de los autores de la ley, los congresistas John Kerry y Howard Berman, entregaron un documento a Qureshi en el que le aseguraron que la medida no pone en peligro la soberanía paquistaní ni impone condiciones para el desembolso de la asistencia.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, provocó una conmoción en el establishment de poder norteamericano cuando, el 22 de abril, en el Senado de EEUU, acusó al gobierno de Islamabad de “abdicar ante el Talibán y los extremistas”.

La jefa de la diplomacia USA dijo ante un comité del Senado que el incipiente gobierno del Partido Popular de Pakistán afrontaba una “amenaza existencial” de los combatientes islamistas que podrían apoderarse de su arsenal nuclear y convertirse en un “peligro mortal” para EEUU y otros países.

Los comentarios de Clinton coincidieron con los del asesor estratégico del Comando Central de las fuerzas de EEUU, David Kilcullen, quien afirmó al diario The Washington Post, en marzo, que Pakistán podría colapsar en menos de seis meses.

Este fin de semana, Hillary Clinton, volvió a alertar en Londres que el ataque de los talibanes contra el cuartel general del Ejército paquistaní en Rawalpindi, cerca de Islamabad, es un recordatorio “de que los extremistas están amenazando de manera creciente la autoridad del Estado”.

Un médico paquistaní examina el cadáver de una víctima de un ataque talibán- REUTERS

Un médico paquistaní examina el cadáver de una víctima de un ataque talibán- REUTERS

La contraofensiva terrestre del ejército de Pakistán tras los ataques de los talibanes de los últimos días, que han dejado 175 muertos, ha comenzado hoy. El Ejército paquistaní ha iniciado su ofensiva terrestre contra el bastión talibán en Waziristán del Sur (frontera con Afganistán), según han informado fuentes oficiales. “La operación terrestre ha comenzado”, ha declarado el secretario de las regiones tribales pashtún de Pakistán, Tariq Hayat Khan, sin dar más detalles. En los últimos días, 80.000 civiles han huído de la zona ante el inminente ataque del ejército.

La incursión por tierra culmina semanas de bombardeos sobre uno de los reductos talibán más importantes de la frontera junto con Balochistán, hogar de más de 6.000 guerrilleros talibán armados y habitual refugio de la cúpula talibán paquistaní.

Horas antes del inicio de la ofensiva, las autoridades de Pakistán impusieron el toque de queda en toda la provincia fronteriza para proteger a las fuerzas que entren en el bastión miliciano. “El toque de queda es para la protección de las caravanas militares y se aplica a los caminos. Las tiendas están abiertas”, ha dicho el portavoz del Gobierno, Mohammed Khan.

En la región se encuentran ahora cerca de 28.000 soldados, a los que se suman 500 comandos adicionales que llegaron a la región el pasado viernes, han dicho funcionarios de seguridad.

Fuentes: IAR Noticias y El País

votar

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Cadáveres de fallecidos en un ataque a Rawalpind. En una serie sangrienta de ataques, comandos islámicos armados mataron a más de 40 personas en ofensivas coordinadas y letales contra edificios de las fuerzas de seguridad en …..

    Me gusta

  2. En todos los charcos, oiga, pero en todos.

    Carpe Diem

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: