Ridículo gubernamental con el Alakrana de fondo

De la Vega, seguida por Chacón, el pasado martes (Efe).

El caso Alakrana no sólo ha puesto al descubierto las numerosas contradicciones y errores cometidos por el Gobierno en la gestión de la crisis, que en ocasiones le han dejado al borde del ridículo. El secuestro también ha sembrado el desánimo entre muchos dirigentes socialistas, desconcertados por la desidia de un José Luis Rodríguez Zapatero que ha estado prácticamente desaparecido, el soterrado enfrentamiento entre María Teresa Fernández de la VegaCarme Chacón, y la imagen recurrente de un Ejecutivo cuyos miembros se pasaban unos a otros la patata caliente del secuestro del atunero.

El episodio del supuesto traslado a tierra por los piratas de tres tripulantes del Alakrana, a los que amenzaron con matar si no se atendían sus exigencias, ilustra a la perfección la esquizofrenia del Gobierno y los graves fallos de coordinación y comunicación que han salpicado los casi 50 días de secuestro. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, admitió ayer que los piratas somalíes “engañaron” al Ejecutivo cuando aseguraron que habían desembarcado a los pescadores, y añadió que éstos, en realidad, permanecieron “siempre” a bordo del atunero, “escondidos en un camarote”. Sus palabras dejaron en muy mal lugar a Chacón, que la semana pasada dijo con rotundidad que sabía “exactamente”, gracias a los informes de los servicios de Inteligencia, el lugar al que habían sido trasladados los tres tripulantes, y que todos se encontraban “bien”.

Para añadir aún más confusión, el general José Julio Rodríguez, jefe del Estado Mayor de la Defensa y mano derecha de Chacón, enmendó ayer la plana a Moratinos y, además de arrojar más incertidumbre sobre ese oscuro episodio, le cargó el muerto al Centro Nacional de Inteligencia que dirige Félix Sanz Roldán. “Esa información se recibió de los servicios de inteligencia; esa información es que pudieron bajar, aunque después tuvieron datos de que estaban dentro”, señaló Rodríguez, que no aclaró por completo el asunto. Sí lo hizo, unas horas más tarde, el capitán del atunero, Iker Galbarriatu, que aseguró que “ningún marinero” abandonó jamás el pesquero.

Galbarriatu también explicó que la Armada no atacó el pasado martes el esquife en el que huyeron del Alakrana los cinco últimos piratas, como había asegurado el general Rodríguez. Éste dijo ayer que un helicóptero de la Armada -cuyas fragatas se mantuvieron en todo momento a más de 15 millas de distancia del escenario del secuestro- abrió fuego primero sobre la proa y a continuación sobre la popa de la embarcación pirata para interceptarla, sin lograr su objetivo. Pero el capitán del pesquero liberado aseguró que “no hubo disparos por parte del Ejército español”. Una versión igualmente corroborada por el patrón del buque, Ricardo Blach: “No ha habido disparos. No es la primera vez que se me pregunta, y lo he negado”.

De la Vega agota su crédito

El secuestro del Alakrana ha logrado imponerse a la economía en la agenda política, convirtiéndose de forma inesperada en un elemento letal para la imagen del Gobierno y agotando buena parte del crédito que conservaba De la Vega. Pese a que los tripulantes del atunero se dirigen sanos y salvos hacia las islas Seychelles, el Ejecutivo ha sido incapaz de comunicar como un éxito la liberación. Además, la oposición ha encontrado, sin perseguirlo, una nueva oportunidad para poner contra las cuerdas no sólo a la vicepresidenta y a Chacón, sino también a Moratinos y al ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

En el caso de De la Vega -que ayer pareció perder los papeles, durante la sesión de control en el Congreso, al acusar al PP nada menos que de “ponerse al lado de los piratas”-, la erosión sufrida durante la crisis del atunero puede ser irreparable. Aunque fuentes conocedoras de la situación de desaliento y malestar interno del Gobierno descartan cualquier cese o relevo, su figura ha quedado “muy tocada” ante la opinión pública y sus colegas de Gabinete. La proximidad de la presidencia española de la UE y el hecho de que apenas hayan pasado siete meses desde la última remodelación hacen muy improbable que Zapatero aborde ahora una nueva crisis. Pero son varios los ministros que aseguran en privado no “soportar” a la vicepresidenta, cuyo enfrentamiento con Chacón a propósito de la detención y traslado a España de los piratas Abdu Willy y Raageggesey Adji ha sido público y notorio.

La acumulación de responsabilidades está jugando en contra de la vicepresidenta primera, mientras observa cómo la mayoría de los ministros sobreviven con escasas competencias y menor exposición mediática. De la Vega ha encadenado en los últimos meses la gestión de varios asuntos sensibles como la relación con el Tribunal Constitucional para supervisar la cocina del Estatut catalán, la Ley Audiovisual, el cambio en la financiación de RTVE que acabó con la salida de Luis Fernández o la dirección de la cuestionada comunicación gubernamental.

El caso Alakrana se sumó a su larga lista de cometidos, pero no fue capaz de anticipar su trascendencia hasta que los piratas amenazaron de muerte a los marineros y las familias dispararon sus críticas desesperadas contra el Ejecutivo. Desde ese momento, la labor del Gobierno se enmarañó en un cruce de acusaciones entre Defensa, Moncloa y la Audiencia Nacional al que la ciudadanía y el resto de partidos políticos asistieron atónitos. La vicepresidenta acabó asumiendo “toda la responsabilidad”, pero ya era tarde para restañar una herida que ha llevado el desconsuelo a unas filas socialistas en horas bajas por el efecto de la crisis económica, la caída en picado de la popularidad de Zapatero y los pesimistas presagios de las encuestas.

Falta de coordinación

Uno de los episodios de mayor descoordinación entre los miembros del gabinete de crisis que ha gestionado el secuestro se produjo cuando Mariano Rajoy accedió a la petición de Zapatero para guardar silencio, es decir, cuando el Gobierno disponía de mayor tranquilidad para trabajar, sin el acoso de la oposición. No sirvió de nada. El coro de voces contradictorias continuó, así como el impúdico reconocimiento de que era el Ejecutivo quien negociaba directamente con los piratas el rescate y el posible canje de los 36 rehenes por los somalíes detenidos en España.

Un regalo imprevisto para el PP, que ha podido recuperar la iniciativa ofensiva pese al lastre del caso Gürtel. Hasta ahora, los populares habían centrado su estrategia de oposición en la economía y en las presuntas escuchas ilegales a responsables del partido. Sin embargo, Rajoy tuvo ayer la oportunidad de presentarse ante los periodistas para denunciar la “incompetencia” del Gobierno y exigir la reprobación en el Congreso de De la Vega, Chacón y Caamaño. Un nuevo frente para Zapatero, que contaba con distanciarse de los problemas domésticos gracias a su agenda exterior y la presidencia de la UE.

José L. Lobo y Alberto Mendoza en El Confidencial

votar

11 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: De la Vega, seguida por Chacón, el pasado martes (Efe). El caso Alakrana no sólo ha puesto al descubierto las numerosas contradicciones y errores cometidos por el Gobierno en la gestión de la crisis, que en ocasiones le han d…..

    Me gusta

  2. Para ser éste un gobierno de incompetentes, no creo que la del Alakrana haya sido su peor cagada.

    Me gusta

  3. Me parece una visión sesgada del tema. No se habla para nada de los intereses de los armadores, ni del origen de la piratería en Somalia, ni del acoso político de los buitres del PP y del PNV que ahora, por cierto, se acuerdan del Ejército Español,… en fin que admitiendo la posible descoordinación del Gobierno no se da una visión objetiva de los sucedido.

    Me gusta

    • Sobre el asunto que comentas Paco, hablo más y más extendido en el otro blog.
      Aquí solo quiero hacer referencia a la total descoordinación del gobierno, a las medias verdades y a las varias mentiras. A las espectaculares cagadas, sobre todo de Chacón, en cuanto a la hora de relatar los acontecimientos, a, en definitiva, el absoluto desconocimiento gubernamental sobre la mar, los marinos, los pescadores y lo que está ocurriendo en el cuerno de Africa desde hace muchos años, más incluso de los que nos dicen.
      Por cierto y en otro orden de cosas, en el blog de un amigo he leido un comentario sobre Juan Landeta, ¿sigue en activo?.
      Un saludo.

      Me gusta

  4. Jon, Quizás tu podras ponerme al dia en cuando he leido por parte de las noticias referentes al intento de secuestro de otro barco atunero, y que se salvo gracias a los guardias armados (según la ministra Chacón) a solo 6 millas de distancia de una embarcación pirata, ya que según estoy leyendo dicen: “Los miradores com prismaticos observaron una pequeña embarcación a 9 millas” mi pregunta es la siguiente ¿ Han cambiado el nombre de los marineros que tenian la labor de avistar el horizonte?
    ya que en mis tiempos los responsables que escudriñaban el mar para identificar a otros buques o otros objetos flotantes se les llamaba SERVIOLAS . Aparte: ¿Crees tu que la Sra Chacón sabe que una milla equivale a 1852 mt aproximadamente?

    Me gusta

    • Eso de utilizar el término “miradores” te demuestra el profundo desconocimiento que existe en todos los niveles, prensa, gobierno, oposición, etc. sobre el mundo de la mar.
      En cuanto a la Ministra Carme Chacón, ya lo dije en su día, es una cara bonita a la que le viene grande el puesto. No tiene ni puta idea de lo que significa el ejército y en esto del secuestro es que el ridículo ha sido espantoso, me cae la cara de vergüenza cada vez que leo sus manifestaciones al respecto.
      Que no usen el término Serviola, lo puedo entender pero que se inventen lo de miradores, vamos es que ni en castellano.
      Saludos.

      Me gusta

  5. Un Ministro es un cargo político no tiene por qué saber que una milla náutica equivale a 1852 m, ni saberse de memoria el SOLAS o el MARPOL. No estamos en una tecnocracia.

    Me gusta

    • Pero debe tener a quien le asesore para que lo sepa.
      Tampoco estamos en una dictadura en la que el gobierno pueda hacer y decir lo que le de la gana y sus súbditos chitón.

      Me gusta

  6. Estimado Jon: soy partidario de que la mayoría de los cargos tienen que saber tecnicamente de lo que deciden. Pero los MInistros quizás debieramos tener con ellos una cierta comprensión dada la variedad de temas que tocan. Es mucho peor que una Directora General de Marina Mercante no sepa lo que es la proa de un barco.

    Que conste que no soy fans de la Señora Chacón, pero es que creo, como he sostenido en varios post en mi blog, que la gente se esta pasando con el tema, y que detrás de todo esto hay una utilización torticera del PP para sacar rédito electoral.

    Yo critico al Gobierno si hace falta pero desde la izquierda.

    Me gusta

    • En eso último estamos ambos de acuerdo, criticamos al gobierno cuando lo creemos oportuno pero desde la izquierda ya que ambos parece que somos de izquierdas.
      Quizá alguien pueda llegar a pensar que si les criticamos es que nos alineamos con las tesis del PP y eso no sería cierto ya que nuestras intenciones, al menos las mias, no van en ese sentido.
      Es evidente que un Ministro no puede saber de todo , pero también sabemos que tienen asesores que les asesoran, valga la redundancia. Lo que ya no sabemos es si escuchan a sus asesores o no lo hacen.
      He leído infinidad de artículos y notas relacionadas con este caso y en que poquitas veia la pluma de alguien que supiera de lo que estaba escribiendo y eso, a mi, me molesta. Me molesta porque se sueltan muchas barbaridades, se dicen muchas tonterías y se mezclan conceptos.
      No saben, me refiero a periodistas de prestigio ( no daré nombres, pero podría hacerlo) lo que son las aguas jurisdiccionales, desconocen lo que es el pabellón nacional, mezclan banderas de conveniencia o citan como tales a algunas que no lo son; te hablan de agus de Somalia cuando estan en internacionales o en las de otro país (Kenya, Seychelles).
      Todo esto lo lee el personal que no sabe de que va la cosa y la liamos. Y si quien la lía son los partidos de la oposición que esperan el mínimo error para saltar a la yugular con razón o sin ella, entonces aún es peor.
      De ahí que insista en el buen hacer que debería haber entre los Ministros del ramo.
      En cuanto a Chacón, le decía a un amgo, catalán como ella, que solo es una cara bonita en el gobierno y poco más.
      Eso te puede dar una idea de mi opinión sobre Carme.
      Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: