¿Ataque a la democracia?, por favor

Pensaba dedicar unas líneas a estas manifestaciones del entorno del PP pero he encontrado este escrito de Antonio Casado en El Confidencial que resumen de forma magistral lo mismo que pienso sobre este asunto. Aquí os lo dejo.

Como atentado a la democracia valora el PP las manifestaciones en memoria de las víctimas del Franquismo y de apoyo al juez Garzón. “Campaña brutal y antidemocrática”, dice Rajoy, el número uno del principal partido de la oposición. En la misma línea, la número dos, Dolores de Cospedal, va un paso más allá acusando al Gobierno de poner en riesgo la democracia. O sea, que además de considerar que las manifestaciones atacan a la democracia, acusa al Ejecutivo de organizarlas.

Nada hay tan democrático como el ejercicio del derecho de manifestación. Junto a los de expresión, reunión y asociación, son maneras genuinas de participar en los asuntos públicos. En ninguna parte de nuestro ordenamiento jurídico se excluye de esos ámbitos de participación la crítica a todos o cada uno de los tres poderes del Estado.

Tan democráticas fueron las ruidosas manifestaciones contra la Ley del Aborto, convocadas por la Iglesia y apoyadas por el PP, inequívocamente críticas con el Poder Legislativo, como las que este sábado han puesto en la picota al Poder Judicial por su repentina detección de conductas prevaricadoras en el más mediático de nuestros jueces. Por no recordar las manifestaciones de la legislatura anterior contra la política antiterrorista del Ejecutivo, igualmente alentadas por el PP en el cuatrienio con menos víctimas de la barbarie de ETA.

Las manifestaciones del sábado en Madrid y otras veinte ciudades no iban contra la democracia sino que justamente se apoyaban en la democracia, felizmente vigente en nuestro país desde la caída del ilegítimo régimen franquista (en origen y en ejercicio), para expresar una postura favorable al juez Garzón en una de las causas seguidas contra él en el Tribunal Supremo. Y para expresar una postura contraria, por supuesto, a la de quienes celebran la posibilidad de que acabe sentado en el banquillo.

Con manifestaciones o sin ellas, están claras las posiciones en torno al pleito. Por un lado, el juez Garzón, el querellado, y la Fiscalía, que pide el sobreseimiento porque no aprecia conducta delictiva. Por otro, los grupos de extrema derecha personados como acusaciones populares, cuyos argumentos fueron tomados en consideración por el Tribunal Supremo, y Luciano Varela, el juez instructor, que encuentra creíbles los indicios de conducta prevaricadora señalados por los querellantes. Básicamente, dos posturas. Unos quieren llevar a Garzón al banquillo y otros quieren evitarlo, con todo lo que cuelga de unos y otros. Se nota de qué lado está cada cual y eso no es bueno ni malo. Pero es inaceptable la arbitraria adjudicación de la causa democrática a uno de los bandos.

El PP cree que quienes apoyan a Garzón ponen en peligro la Democracia y el Estado de Derecho con su “brutal” campaña.  Es una forma de situarse en el bando del instructor que sigue tramitando las pretensiones de los querellantes. Y por lo tanto, también en el bando de los querellantes: Falange Española (soporte político del Franquismo) y Manos Limpias (una derivada de Fuerza Nueva), aunque el primero haya sido expulsado de la causa por el juez Varela.

A Garzón le arropan distintos grupos políticos, sindicales, culturales y sociales agrupados en la llamada Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, firmante de las convocatorias. Aunque no se hayan sumado oficialmente, es evidente el apoyo inmensamente mayoritario que el juez recibe de los socialistas. Como del Gobierno, aunque Zapatero y sus ministros guarden las formas con recurrentes apelaciones al respeto institucional. Especialmente beligerante está el ministro José Blanco,  que estos días dice a quien le quiere oír que no está dispuesto a consentir que Franco gane por segunda vez.

votar

Anuncios

4 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Pensaba dedicar unas líneas a estas manifestaciones del entorno del PP pero he encontrado este escrito de Antonio Casado en El Confidencial que resumen de forma magistral lo mismo que pienso sobre este asunto. Aquí os lo dejo…..

    Me gusta

  2. […] Kepa ¿Ataque a la democracia?, por favor Abril 26, 2010Pensaba dedicar unas líneas a estas manifestaciones del entorno del PP pero he […]

    Me gusta

  3. Buenas.

    Suscribo punto por punto los argumentos de este artículo.

    Saludos.

    Me gusta

  4. […] uso de las libertades establecidas; si salimos otros, ya sabes, somos unos radicales que ponemos en peligro la democracia. Son obscenos como ellos solos. La democracia la observan como una etiqueta  y la entienden como […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: