Día internacional de la mujer 2.011

Hace más de cien años que un ser humano del género femenino empezó a pedir a los del género masculino, los que mandaban, un trato más igualitario. Otras pocas mujeres se unieron para pedir que les dejaran votar. En España, también, aunque más tarde, una universitaria, Clara Campoamor, se las tuvo que ver para convencer a una colega diputada socialista,  de que había que arriesgarse a que las mujeres no les votaran a ellos –influidas como estaban, se decía, por maridos y confesores-, pero que había que conseguir el derecho al voto de las españolas. Tuvo que soportar la mofa y el escarnio de sus colegas en el Congreso.

 

Manifestación de sufragistas en Nueva York (1912). / Wikimedia Commons

La historia del ser humano ha sido una carrera del más fuerte y el más rápido, el más poderoso y el más sagaz. Incluso el más tramposo, contra el resto de corderos. Y lo sigue siendo, ¿a qué engañarse? Pero, ahora, la diferencia, después de tantas muertes y tanto esfuerzo por estas mujeres sin nombre, es que se han producido los resquicios necesarios para que penetre la infección de las bacterias buenas: la duda, la discusión, la colaboración, la compasión, la capacidad de ceder en determinadas situaciones. No es que sean éstas cualidades femeninas en exclusiva, pero algo tienen que ver en la educación tradicional de las mujeres.

Desde hace años, en España, se denuncian las muertes violentas de mujeres a manos de sus amantes esposos o similares. Antes no pasaba: ni se producían tantas –se producían los llamados crímenes pasionales, que venía a parecerse a esto- ni se denunciaban, en absoluto. Aún hoy, en muchos países de Europa está mal visto andar por ahí aireando asuntos de casa, trapos sucios. Si pasa ahora es porque la cadena de la lucha por lo que es justo para las mujeres, que empezó hace cien años ante la mirada pasmada de las sociedades, sigue añadiendo eslabones.

Hace cien años, eran las instituciones, civiles y militares, los “headquarters”, como figura en el video de portada de cuartopoder, quienes oponían la proa a tamaña insensatez: dar voz y voto al mujerío. Ahora se siguen oponiendo con igual violencia desde el seno de hogar en el interior de las mazmorras del castillo que es la casa del varón airado, el amante que no tolera que su amada sea libre para decidir sobre sí misma. Es para felicitarse. Y para seguir en la trinchera. La guerra no ha terminado, pero hoy bien se puede hacer una tregua para conmemorar a esas mujeres que han dado su vida por lo que consideraban inexcusable: la lucha por su dignidad, por la dignidad de todas. Alzo mi copa y propongo la lectura de un clásico: “Por tu propio bien. 150 años de consejos  expertos a mujeres (Editorial Capitan Swing, 2010)”, de Barbara Ehrenreich y Deirdre English. Por la dignidad y el respeto.

Elvira Huelbes en Cuarto poder

votar

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hace más de cien años que un ser humano del género femenino empezó a pedir a los del género masculino, los que mandaban, un trato más igualitario. Otras pocas mujeres se unieron para pedir que les dejaran votar. En España, ta…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: