La red social de los infieles llega a España

¿Para qué arriesgar y tener una aventura en el entorno laboral? La red de contactos Ashley Madison, que aterrizó en España en mayo y cuenta ya con más de 47.000 miembros, permite tener un lío a prueba de sustos. Y sólo por 49 euros.

Dicen que el matrimonio es una cadena tan pesada que hay que llevarla entre tres. Lo de la infidelidad es tan antiguo como el oficio más viejo del mundo, es decir, que ha existido siempre. Pero ahora es mucho más fácil ser infiel a tu marido o esposa y no lo decimos porque las personas viajen más o porque se cambien de trabajo con mayor frecuencia sino porque desde mayo pasado ha aterrizado en nuestro país Ashley Madison, la red social de contactos para infieles (o para aquellos que quieren serlo).

La compañía, implantada en 14 países, cuenta con 47.831 miembros en España y, agárrese a la silla, con 10,1 millones de usuarios en total. “En España esperamos alcanzar los 250.000 miembros a finales de año. Creemos que el crecimiento va a ser muy rápido. Australia ha sido el país donde más rápidamente hemos crecido”, comenta Noel Biderman, fundador y alma máter de este negocio que no sabe de moralinas. Y, ¿por qué en Australia han crecido más que en otras latitudes? “No lo sé muy bien, allí los burdeles son legales por ejemplo, quizás eso haga que tengan una moral más laxa y lo de la infidelidad no esté tan mal visto”, comenta.

En efecto, la moral está de más cuando uno se conecta a Ashley Madison. Con un 70% de usuarios hombres y un 30% mujeres, la mayoría se postula con la etiqueta de “con una relación pero en busca de una aventura”. Dime lo que quieres que te haga, quiero ser tu secreto, sediento de aventura, lo bueno se hace despacio son algunas de las frases con las que se presentan los miembros. Unos dicen buscar sólo conversación interesante y echar unas risas mientras que otros son más explícitos y solicitan sexo oral, experimentar con juguetes sexuales, masajes… No hay fotos (aunque determinados usuarios sí las cuelgan), ni nombres y la conversación es, a diferencia de en otras redes, únicamente entre dos personas.

La compañía se vanagloria de ser segura y discreta. Ejemplos: cuando abonas el servicio (el paquete básico cuesta 49 euros, impuestos incluidos, cifra que permite contactar con 20 personas) en ningún momento aparece el nombre de la empresa como autora del cargo. Más: ofrecen la posibilidad de borrar el perfil, las fotos, los mensajes enviados e incluso, eliminarlos en el buzón del receptor. Pero, ¿y qué pasa si estás conectado  organizando un encuentro y de forma inesperada aparece tu parienta/e? Nada: la página dispone de un botón de pánico que desvía inmediatamente hacia otra home inofensiva: ¡una de decoración!

Todo está tan bien atado que cuentan incluso con un equipo de expertos que revisa habitualmente los perfiles: “Cada día borramos unos 200, así nos aseguramos de que los perfiles son verdaderos y cazamos a las profesionales en busca de clientes”, comenta Biderman. Y ojo, están tan seguros de que sus clientes conseguirán un lío que, en caso contrario, les devuelven el dinero: “Es una garantía que tenemos en algunos países donde llevamos años como en EEUU. No es que pidamos pruebas de la aventura para saber si nos están engañando o no, pero si alguien está realmente descontento, le ofrecemos el reembolso. Confiamos en nuestros usuarios, de hecho, en los cinco años que llevamos en EEUU sólo hemos realizado 14 devoluciones”, aclara.

Pero, ¿cómo se le ocurrió la peregrina idea de montar este negocio? “Leyendo un artículo sobre las páginas de contactos para solteros. El periodista contaba que un 30% de los usuarios de estas páginas estaba comprometido y pensé que podía ser un buen negocio”, cuenta. Parece que no se equivocó porque la empresa, que emplea a 125 personas, facturó 50 millones de dólares en 2010 y es, según Mediamatrix, la segunda red social en crecimiento después de Facebook.

¿No ha recibido en España presión por parte de ningún grupo? “De momento no, pero sucederá cuando empecemos con la campaña de televisión y radio como ya ocurrió en otros países”, explica. Este antiguo abogado matrimonialista, casado y con dos hijos, defiende que ser fiel es ir a contracorriente (no en vano el eslogan de su empresa es la vida es corta, ten una aventura). Pero, ¿qué le parecería descubrir que su mujer fuese usuaria de la red? “Evidentemente no me gustaría, me apenaría, pero no le echaría la culpa a ella, ni al amante ni a la red. Reflexionaría sobre qué he hecho mal para que me engañe”. Una respuesta políticamente correcta para alguien que dirige una compañía que no lo es.

Lucía Martín en El Confidencial

votar

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: http://blogs.ya.com/ ¿Para qué arriesgar y tener una aventura en el entorno laboral? La red de contactos Ashley Madison, que aterrizó en España en mayo y cuenta ya con más de 47.000 miembros, permite tener u……

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: