El señor de las pensiones

Una de las escasas concreciones del discurso de investidura de Mariano Rajoy ha sido el solemne compromiso con los pensionistas de que actualizará sus pensiones de acuerdo con la evolución del coste de la vida.

A ninguna otra partida de gasto se la garantiza que no aplicará la tijera. Es la única que crecerá a contrapelo del Gran Recorte.

Los demás capítulos sociales, incluidos la educación y la sanidad que, junto a las pensiones, constituyen la base del estado del bienestar serán rebanadas más o menos piadosamente. Si no fuera así lo habría dicho.

Rajoy ha encontrado en los pensionistas, casi nueve millones de personas, base sociológica y coartada social para una política que se supone dura aunque en el discurso de investidura no ha extremado el dramatismo.

No ha aludido a la frase de Churchill prometiendo sangre, sudor y lágrimas, que hubiera sido excesiva en tiempos de paz.

Ha aplazado el gallego para después de Reyes, la fecha que dio a los interlocutores sociales para entenderse, las decisiones sobre los trabajadores respecto a una reforma laboral de la que no ha aportado ninguna precisión.

Sí la ha hecho al afirmar que no va a modificar la ley sobre el nuevo calendario de jubilación, un aspecto que fue consensuado por sindicatos, patronales y Gobierno y aplaudida por la Unión Europea.

Fue uno de los aciertos del gobierno Zapatero. Con la oposición de Mariano Rajoy que ahora da marcha atrás. Más vale tarde que nunca.

Sólo sabemos que los jubilados podrán trabajar sin perder toda la pensión; una vaga alusión a la aproximación de la jubilación real a la legal; y eso sí lo dijo con firmeza: la supresión de las jubilaciones anticipadas, salvo en situaciones excepcionales.

Esperemos que las excepciones no se conviertan en norma pues tan piadosa intención ya había sido expresada por el Gobierno saliente.

Otra de las pocas concreciones está destinada a los pequeños empresarios, la otra base sociológica del flamante presidente.

Al regimiento de los emprendedores a quienes se les permite aplazar el pago del IVA hasta que lo cobren ellos   y se les bonifica el primer trabajador que contraten.

Pensionistas y emprendedores primero, parece ser su divisa. Con los primeros se compromete a un aumento del gasto público y con los segundos a reducir los ingresos del Estado.

El resultado en ambos casos, a lo que hay que añadir las desgravaciones fiscales prometidas,  representaría el aumento del déficit que es lo contrario de lo que se propone. La respuesta a tan flagrante  contradicción reside en una clave misteriosa.

Nos ha dejado en la inopia respecto a  si subirá impuestos, se supone que indirectos,  o hasta donde llegará con el aludido e inquietante instrumento de “la no disponibilidad”.

O sea el bloqueo  de determinadas partidas que serían prorrogadas automáticamente al no haberse aprobado los Presupuestos Generales para 2011, unas cuentas que Rajoy se compromete a rectificar en primavera.

El lápiz rojo  será pues, junto a las tijeras, los principales instrumentos de una política económica de emergencia en la que no se dan pistas de la otra parte de la ecuación: inversión, creación de empleo y cohesión social.

José García Abad es periodista y analista político

El Plural

votar

Anuncios

3 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Una de las escasas concreciones del discurso de investidura de Mariano Rajoy ha sido el solemne compromiso con los pensionistas de que actualizará sus pensiones de acuerdo con la evolución del coste de la vida. A ninguna otra…..

    Me gusta

  2. Ya esta bien el PP aun no ha dicho lo que va hacer, en el discurso de investidura solo solto 4 cosas, pero espera pasadas las fiestas para darnos leñña cosa muy mal echa ya que estas medidas ya deberian ser publicas y el pueblo las deberia de conocer antes de las votaciones, asi vamos ha ganado un partido que sus votantes lo han echo por castigo ¿a quien se le ocurre votar un partido que no ha dicho nada del programa, pero bien de la forma que ha ido la investidura ya podemos empezar hacer mas agujeros en los pantalones.

    Me gusta

    • Ha ganado gracias a los 2 millones y pico de votos que perdieron los otros y a la abstención porque lo que es ellos, perdieron varios cientos de miles de votos y eso que había otros tantos cientos de miles de votantes nuevos.

      Saludos Rosa.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: