Aceituneros altivos e independentistas muertos de hambre

Jordi Pujol, a la izquierda, aplaude a su hijo Oriol, que recibe la felicitación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, tras ser elegido secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya. / Jaume Sellart (Efe)

No estuvo mal el fin de semana. De esos que te recuerdan que la política es un animal vivo que no se deja auscultar de memoria. Ahí es nada la castaña demoscópica que más de tres y más de cuatro mil se han pegado en Andalucía. O a Javier Arenas Bocanegra le ha mirado un tuerto o tiemblan las columnas del templo del PP cuando la mayoría absolutísima de Mariano Rajoy apenas cumple cuatro meses. Si fuese un crío, ni los dientes habría echado todavía.

Conclusión número uno: a la derecha le está saliendo mal esto de reformar sin hacer pedagogía, como dando por hecho que las reformas ya caerán por su propio peso, mientras que a la izquierda le está saliendo bien su resistencia numantina a todo cambio de marco laboral y de chip.

¿Es esto normal? Depende de la lógica que uno aplique. Depende de si uno considera que la izquierda, por el mero hecho de serlo, tiene el monopolio de la justicia social y de la defensa de las clases trabajadoras. De ser así es lógico que asome el colmillo con éxito en los momentos que vivimos.

Por supuesto hay otra manera de verlo, que es: ¿qué pasa si la izquierda nominal ha hecho más daño a muchos trabajadores que muchas derechas, jugándose al bingo el dinero del Estado del Bienestar? ¿Quién tiene la culpa de un recorte, quien lo ejecuta o quien deja tras de sí una situación que hace ese recorte inevitable?

Los resultados en Andalucía no son del todo ajenos a este tipo de planteamiento. Para empezar está la galopante abstención. Luego el incremento del PP no por decepcionante para ellos deja de ser importante. Y que el PSOE retroceda 700.000 votos mientras IU sube como la espuma indica que el electorado no cree ni mucho menos que toda la izquierda sea orégano. Que ya no le reconoce, o le reconoce con cierta dificultad, al PSOE el derecho a ser su escudo mágico frente a la mítica derechona. Que puestos a empecinarse en un gran gesto de aceituneros altivos y utópicos, la utopía es otra cosa.

Claro que en la práctica esos matices se pierden si PSOE e IU confluyen en una mayoría de gobierno y ya está. En un experimento como el tripartit catalán que a Pasqual Maragall le salió tan bien en el Ayuntamiento de Barcelona (la alianza aguantó muchos años y carros y carretas allí) y en cambio convirtió la Generalitat en una merienda de negros en un tiempo récord. Vamos, que esto a veces resulta como mezclar las peras y las manzanas de doña Ana Botella…

Y la otra gran amenidad del fin de semana ha sido el congreso de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido de Jordi Pujol, que por de pronto tendrá a su hijo Oriol Pujol como secretario general y a Artur Mas como presidente, a la vez que se da un giro radical al discurso. Se incrementa el tono “soberanista”, es decir, independentista, se especifica el objetivo de dotar a Cataluña de un Estado propio y hasta se la compara con una posible Massachussets europea (pero Massachussets no es un estado independiente, ¿lo saben? ¿O ese es precisamente el truco?).

Si los andaluces siguen altivos a por aceitunas, definitivamente los hipercatalanes están a por uvas. Pues a ver, ¿cómo se come radicalizar más y más el discurso cuanto más y más se pacta con el PP? ¿Y cómo se bebe porfiar por la independencia con el argumento de que solo esta puede poner fin al ahogo financiero catalán, cuando es precisamente la distorsión independentista la que una y otra vez impide consensuar una financiación autonómica más racional, más equitativa y más justa? Que pidan la independencia si quieren, pero por favor que no digan que la piden para sacarnos de pobres. Porque es todo lo contrario, solo pedirla ya nos cuesta dinero a todos, a los que quieren la independencia, y a los que no la queremos ni en pintura.

Cataluña debe ser el único pueblo del mundo empeñado en matar muriendo. En hacerse el hara-kiri una y otra vez. Cuanto más “serios” y “duros” se ponen los dirigentes nacionalistas con “España”, peor nos va. Más y más derrotas históricas nos regalan en nombre de una victoria final eternamente y aparatosamente aplazada. Pide lo imposible y si lo dan no me avises…¡que a ver que le decimos a la gente entonces!.

Anna Grau

La gata sobre el tejado

votar

Anuncios

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Jordi Pujol, a la izquierda, aplaude a su hijo Oriol, que recibe la felicitación del presidente de la Generalitat, Artur Mas, tras ser elegido secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya. / Jaume Sellart (Efe)…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: