Rafael Blasco el tentetieso, imputado por fraude

Rafael Blasco, hoy, en Les Corts, poco antes de que la jueza dictara su providencia. / Damián Torres

La historia de Rafael Blasco en política es como la del tentetieso. Así ha sobrevivido, en primera línea, con un balanceo en ocasiones extremo que incluso en su día le llevó a saltar con aparente naturalidad de la orilla socialista a la popular. A su historial sumó el accésit de haber sido conseller con los dos grandes partidos.

Pero ahora, con la causa de las ayudas de cooperación en carne viva, Blasco tiene un problema. La juez de instrucción número 21 de Valencia, Nieves Molina, ha dictado una providencia por la que solicita a Les Corts que emita certificado de la condición de diputado autonómico del portavoz del PP y exconseller de Solidaridad Rafael Blasco. El escrito supone el paso previo a la imputación de Blasco popular, implicado en la investigación abierta por ese juzgado en relación con el supuesto desvío de ayudas de la administración autonómica destinadas al tercer mundo durante el mandato de Blasco como titular de Cooperación.

Entre sus compañeros de grupo ya hay quien reconoce que sufre urticaria visto lo visto. Y esta vez sí están dispuestos a un imposible: que el tentetieso caiga… aunque sea a cañonazos. Blasco, al genuino estilo Blasco, se mantiene con garbo y no duda en mandar comunicados para defender su inmaculada gestión en Cooperación aunque sea a base de Ariel.

Hasta día de hoy, sobre Blasco no pesaba ninguna acusación y en el cabezal de su cama estaba cincelada la clave de todo su éxito: «Resistir».

El problema es que el PP no quiere más sesiones de control como las últimas. En la del pasado día 24 de mayo Fabra acudió a Les Corts a hablar de economía. Su anuncio de que comparecía a petición propia en la Cámara para explicar el plan de reequilibrio quedó casi en una anécdota.

El primero en mostrarse puñetero fue el socialista Antonio Torres, que apuntó en la tribuna que no pensaba que Blasco fuera a realizar la pregunta de control en el pleno: «Sobre el fraude de las ayudas de cooperación sólo esperaba la dimisión voluntaria o la destitución inmediata».

Morera también se subió al carro. Fue directo a preguntarle a Fabra si respaldaba la gestión de Blasco al frente de la conselleria de Cooperación. El presidente lamentó entonces que los grupos de la oposición no respetasen la presunción de inocencia «ni para la política ni para los políticos. Siempre ponen en tela de juicio todo lo que hacemos y luego la realidad nos da a nosotros (al PP) la razón».

Mollà recogió el testigo de su portavoz y señaló que en las responsabilidades políticas «no hay presunción de inocencia». La diputada de Compromís mordió donde más duele: en la familia. A Blasco y Clemente, que se sientan uno al lado del otro en el hemiciclo, les une un nombre: Pilar Collado. La esposa de Clemente fue la directora general de Cooperación y dimitió tras darse cuenta de que había cosas raras en aquella casa. Al menos, así lo dijo ante la juez al poner en duda la concesión de las ayudas.

La diputada tiró de ese hilo: «Señor Fabra, pregúntele al señor Clemente y a su mujer qué piensan de las mangarrufas de Blasco». A pesar de la cercanía física, se escenificó en el hemiciclo que al portavoz y al nuevo coordinador de política territorial les separa un océano. Tras la sesión de control, en los pasillos, otras diputadas como Clara Tirado y Marina Albiol siguieron zumbando.

La sensación que quedó tras terminar ese pleno de Les Corts fue amarga en el seno de la bancada popular. Recordó por momentos a tiempos pasados en los que los casos judiciales ocupaban cada uno de los minutos de debate. Si es cierto aquello de que cuando hablan mal de uno le pitan los oídos, ayer Blasco se debió quedar sordo.

A pesar del zafarrancho, el portavoz aguantó. Como un tentetieso con un balanceo muy acusado mantuvo su escaño, justo detrás de Fabra, pero sin caer.

Héctor Esteban en Las Provincias

votar

Anuncios

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Rafael Blasco, hoy, en Les Corts, poco antes de que la jueza dictara su providencia. / Damián Torres La historia de Rafael Blasco en política es como la del tentetieso. Así ha sobrevivido, en primera línea, con un balanceo en…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: