Las mujeres toman la palabra: ¿De verdad tenemos ansias de ser dominadas?

Svetlana Kolchik.
© Photo Mikhail Kharlamov/Marie Claire Russia

Columna por Svetlana Kolchik*

“…Sin apartar los ojos de encima, se levanta de la cama y reúne dos juegos de esposas. Él agarra la pierna izquierda y ajusta un brazalete alrededor de mi tobillo. ¡Oh! … ´Ahora abraza las rodillas.´ Mi mano izquierda está atada a mi tobillo izquierdo, la mano derecha a la pierna derecha. ´Ahora te voy a…´”

Un sexo duro y salvaje, por ahora, en el papel. Las mujeres alrededor del mundo están devorando las Cincuenta sombras de Grey, trilogía de la autora británica EL James (Erika Leonard es su verdadero nombre). Según el guión, una reciente egresada se enamora del elegante multimillonario de Seattle, que experimentó problemas emocionales en el pasado y tiene una fuerte predilección a dar azotes y palizas, atar, esposar, acosar y a otro tipo de dominación sexual y sicológica.

Lo que empezó como una fan-fiction (literalmente ficción de fanáticos) de la saga Crepúsculo, se convirtió en la novela para adultos más rápidamente vendida de todos los tiempos, con más de 31 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo. En Estados Unidos la obra Cincuenta sombras de Grey lideró la lista de los éxitos de venta elaborada por New York Times incluso antes de que llegara a las librerías. Los editores de todo el mundo están discutiendo la ficción erótica como una nueva tendencia literaria, y Universal Pictures compró inmediatamente los derechos para la reproducción cinematográfica de las Cincuenta sombras, con lo que incitó rumores de cuáles estrellas interpretarían los papeles eróticos de los protagonistas de la novela. En Rusia el libro sale en venta esta semana pero algunas mujeres ya han logrado leerlo, según lo sé yo.

Las reseñas son bastante contradictorias, como siempre. La mayoría de los críticos ponen en duda la calidad de la escritura de EL James, en la que abundan diálogos estereotipados, repeticiones y líneas de guión artificiosas o simplemente poco probables. He leído todas las tres partes, y la última con cierta dificultad. En algún momento empecé a pasar por alto las escenas sexuales, viéndolas bastante predecibles a pesar de que fueran tan exuberantemente explícitas.

No obstante, es sin duda un libro apasionante, y de lejos no soy única escéptica que lo admita. Etiquetada inicialmente como “porno para mamás”, la trilogía erótica goza de una popularidad increíble, según lo reportan editores pasmados, no sólo entre las hastiadas amas de casa suburbanas, sino que entre las chicas yuppy de los 20 o 30 años, tanto en Europa como en América.

¿Y por qué estas mujeres, con formación académica y carrera, se vieron enganchadas de una novela de lenguaje dudoso y argumento trivial, dedicada al tema sexual? ¿Por qué la revista Time ha puesto a la autora previamente desconocida en su lista de las 100 personas más influyentes del año, y hace poco Newsweek dedicó una sección entera a la manía por las Cincuenta sombras?

El protagonista no sólo encadena con impaciencia a su amante virgen a “la cama elaboradamente tallada, de estilo rococó, con cuatro postes” en su “Habitación roja del dolor” inspirada en la Inquisición española, pero también la colma de lujosos regalos, incluido un armario lleno de ropa de diseño, sin mencionar los diamantes, descapotables, mansiones y hasta… una compañía editorial. Se encarga de todos los aspectos de la vida de la muchacha mientras que ella, inicialmente recalcitrante, luego lo acepta todo con agradecimiento.

A lo mejor, ¿se trata del antiguo, incluso arquetípico cóctel de sexo, poder y dinero, que todavía nos parece tan irresistiblemente tentador? En realidad, puede ser que “todavía” no sea la palabra relevante aquí. Es posible que las mujeres de hoy, especialmente las más exitosas y emancipadas, se mueran por este tipo de dominación más que nunca.

“Es posible que seamos especialmente atraídas a la particularmente romantizada, eróticamente cargada y semi-pornográfica idea de la sumisión femenina”, indicó a Newsweek Katie Roiphe, profesora asistente y directora adjunta del Programa de Crítica y Cobertura Cultural de la Universidad de Nueva York sobre el fenómeno de la trilogía de las Cincuenta sombras.

“En Occidente las mujeres están cansadas de serlo todo: trabajadoras, madres, supermodelos, directoras ejecutivas. Quieren una pausa. Quieren a un hombre fuerte que las predomine sexualmente, económicamente y emocionalmente. Es posible que sea un deseo falso, un tipo de utopía escapista, pero desde que las decepcionó el feminismo, se agarran de algo”, me escribió una chica la semana pasada cuando inicié una discusión sobre el libro en Facebook.

El éxito aplastante de esta novela puede marcar la decadencia del feminismo, con las mujeres cada vez más cansadas de numerosas opciones y responsabilidades impuestas sobre ellas en las últimas décadas. Pero igualmente podría indicar el comienzo de una nueva era de la emancipación sexual, donde las mujeres ya no tienen temor de revelar sus deseos genuinos, donde las fantasías de sumisión, antiguas como el mundo, podrían llevar la voz cantante. Es curioso que expertos en las relaciones de sumisión/dominación afirman que sicológicamente son los primeros y no los últimos los que llevan el control en realidad.

En todo caso, no veo nada malo en el hecho de que a pesar de la mala calidad de la obra, Cincuenta sombras puede inspirarnos a explorar nuestras necesidades  fundamentales y posiblemente desvelar algunos de nuestros deseos ocultos. De hecho, la prensa occidental habla mucho del próximo boom de la natalidad últimamente. ¡Y adivinen Qué! ¡Se le atribuye directamente a la historia del amor sado-masoquista!

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

votar

Anuncios

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Svetlana Kolchik. © Photo Mikhail Kharlamov/Marie Claire Russia Columna por Svetlana Kolchik* “…Sin apartar los ojos de encima, se levanta de la cama y reúne dos juegos de esposas. Él agarra la pierna izquierda y ajusta un br…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: