Carta abierta de Mohamed a sus hermanos catalanes

Salam aleikum, hermanos catalanes de la “nostra terra” amada y compartida.

Yo, Mohamed al-Rachid ben Omar Belkhadem, en nombre de la comunidad islámica de Catalunya e inspirado por el mensajero de Alá, el Magnánimo, el Bienaventurado, el Omnipotente, me dirijo a vosotros, hermanos sobre la vía de la Verdad, para haceros saber el alcance de nuestra simpatía y solidaridad ante los ataques repetidos e insidiosos de los que sois blanco de parte de un Estado español y unos españoles que no os quieren, que os explotan y que os calumnian casi tanto como a nosotros.

Hemos vuelto a este país que nuestros antepasados ya enriquecieron y santificaron con su presencia hace largos siglos y al que Alá (¡alabado sea Su nombre!) nos ha hecho regresar para cumplir Su voluntad divina. En ningún lugar de este al-Andalus soñado y largamente añorado, que la intolerancia y la islamofobia españolas nos arrebató cruelmente, nuestro feliz regreso ha sido tan bien recibido y aceptado. La paz y la prosperidad sean con este honorable pueblo, con el que compartimos los sinsabores de sabernos rechazados y marginados por el Estado opresor español, el mismo que nos arrebató nuestro glorioso pasado y nuestro llorado paraíso andalusí y el que os niega desde siempre la plena soberanía y la justa libertad que merece la ilustre nación catalana vejada y despreciada.

El verdadero catalán es un musulmán que se ignora, un creyente que puja por salir a la luz, un piadoso caminante en el sendero que lleva a la verdadera Fe. Debajo de toda barretina bien llevada asoman los flecos de un turbante, y esa realidad es cada día más visible y esperanzadora. Muchas muestras de esa gran verdad bendicen nuestros días en esta tierra catalana que se halla en el camino recto de la salvación. Saberlo es cosa que nos enorgullece y nos llena de gozo, y enumerar los ejemplos de esa simpatía y afinidad que surgen de manera tan repetida como espontánea es tarea grata a nuestro sentir. Alá es grande y ha propiciado el reencuentro y el confraternización de unos corazones que laten al unísono, a pesar de los esfuerzos multiseculares del centralismo opresor español que ha desviado por tanto tiempo a la nación catalana de su auténtica vocación, que es la de someterse al verdadero Dios, Alá (¡la paz eterna sea sobre Su nombre!).

Tanto desde las más altas instituciones nacionales de Catalunya como de la mayoría de los partidos catalanes y de gran parte de la sociedad civil (reconocida internacionalmente por su papel de vanguardia en la promoción del acercamiento entre las culturas) recibimos a diario las más cálidas muestras de respeto y consideración, las más entusiastas demostraciones de cooperación y voluntad de incorporar el islam a la vida de un país que no ha olvidado sus raíces musulmanas y que vuelve, después de los siglos, a recuperar su antiguo rostro, que la injusticia y la prepotencia españolas desfiguró durante tanto tiempo.

En esa óptica no es nada casual que el retorno de los creyentes a la tierra de sus antepasados tenga a Catalunya como destino preferente. A la elección acertada de los musulmanes del mundo de venir a cumplir su deber de retomar lo que antiguamente fue suyo se une la contrapartida de la bienvenida que nos da el pueblo catalán en su conjunto, guiado por el seguro instinto que le hace reconocer en los musulmanes a sus hermanos separados por la historia e igualados por las tribulaciones comunes. Así como la acción criminal de los antiguos reyes de España llevó al destierro de nuestros antepasados, de similar manera los catalanes han sufrido por largos siglos de dominación y opresión un destierro interior que nos ha hermanado en la desgracia y unido por encima de la distancia y el tiempo.

Contemplamos con indignación cómo el mismo Estado español enemigo del pueblo de Alá (¡la paz se con Él!), que en su sangrienta historia de tiranía e intolerancia nunca dejó de mostrar su enemistad fundamental con el islam, tampoco ha dejado por otra parte de avasallar al pueblo catalán hasta el día de hoy, en que éste sufre bajo el yugo de un despotismo que ahoga sus legítimas aspiraciones soberanistas y obstaculiza el sueño de la Gran Catalunya surgida de los “països catalans”. No somos indiferentes al hecho de que tanto la catalanofobia como la islamofobia crecientes hunden sus raíces tenaces en el nacionalcatolicismo intransigente y discriminatorio heredado de los periodos más oscuros de la historia de ese pueblo bárbaro e inculto que es el español.

Pero, con la seguridad que nos da el sentimiento de la fuerza creciente que estamos acumulando en las tierras catalanas por la gracia de Alá (¡alabado sea Su nombre!) les decimos “al nostres germans catalans” que pronto este estado de cosas cambiará. Musulmanes y catalanes somos aliados naturales contra el Estado opresor español, compartimos una historia común de resistencia a la tiranía hispánica, somos socios naturales en los tiempos que corren y ante los desafíos que se presentan. Debemos aunar esfuerzos en la causa común de combatir al usurpador, el usurpador de al-Andalus y el usurpador de la voluntad popular catalana. La alianza catalanomusulmana surge de manera natural porque es necesaria, justa, oportuna, y porque está inscrita en los designios de Alá (¡la paz sea con Él!).

El pueblo de Catalunya y sus dirigentes, que tantas muestras de respeto y amistad tienen con nosotros continuamente, han de saber que nos tendrán siempre de su lado en las luchas por venir contra nuestros enemigos comunes, el Estado español y los españoles de Catalunya, los verdaderos e únicos extranjeros en esta bendita tierra.

Tenemos el trato más cordial y provechoso con la dirigencia catalana y con los partidos catalanistas. La frecuencia y la intensidad de nuestros encuentros y acuerdos son la mejor prueba de la fructífera cooperación que anima desde siempre nuestras relaciones. La inclinación, repetidamente demostrada, del gobierno y la clase política catalana (desde la Generalitat hasta los ayuntamientos) a satisfacer nuestras peticiones y responder positivamente a nuestras inquietudes, muchas veces más allá del límite de nuestras propias demandas, nos demuestra con creces la oportunidad de nuestra alianza natural y la necesidad de asociarnos en la empresa común de la grandeza de Catalunya.

Estamos sólo al inicio de una era de cooperación en la que hemos de llevar a cabo conjuntamente grandes trabajos para la consolidación del proyecto de una Catalunya libre y soberana bajo los poderosos principios políticos y morales que el islam aporta a toda sociedad sometida a la voluntad de Alá (¡la Paz sea con Él!).

Nuestros comunes intereses contra el Estado español y nuestra compartida voluntad de hacer una socidad nueva nos lleva de manera inevitable a “hacer piña” en pos de la Nueva Catalunya cuyos cimientos estamos echando. La conjunción de nuestras fuerzas y voluntades nos asegura la victoria sobre los enemigos de Catalunya y la verdadera Fe.

Toda gran empresa necesita del espíritu y la determinación de los hombres para acometer el trabajo, así como de los recursos materiales indispensables para llevarlo a cabo. Sepan nuestros hermanos catalanes que nuestros medios económicos son muchos y nuestra generosidad para con nuestros amigos y aliados no necesita ser ya demostrada. Muchos hombres y entidades catalanas saben de sobra hasta donde lleva nuestra magnificencia. Nuestra capacidad en este terreno es enorme, tanto como nuestra determinación para hacer cumplir los designios divinos de los cuales sólo somos simples servidores. Hemos comprado el Barça (Qatar Fundation), estamos comprando otras muchas cosas y personas en la mayor de las discreciones, y compraremos la Generalitat, el Parlament, los ayuntamientos de las grandes ciudades… Nada está fuera del alcance de nuestros poderosos argumentos, tan bien entendidos por nuestros amigos y hermanos catalanes que saben ya la diferencia que hay entre un modesto 3% y dinero de verdad.

Estamos dispuestos a financiar la construcción de la Sagrada Familia para su rápida terminación, y nuestra propuesta es tan sincera como es inevitable que esta gran obra será una día una mezquita que eleve sus orgullosos minaretes en el cielo de una Catalunya por fin retornada al recto camino de la Verdad. ¡Inshala!

Catalunya debe dejar de mendigar al Estado español expoliador los recursos económicos que le son negados. Alá, el Misericordioso, el Magnánimo, el Bienaventurado, ha puesto en manos de sus servidores inmensas riquezas para poder cumplir con su obra divina y derramar sus bendiciones sobre sus elegidos. Asistimos a un incremento de catalanofobia a raízz del rescate solicitado por nuestro hermano Mas. Las justas reclamaciones catalanas caen en oídos cerrados por el desprecio y la prepotencia españolas. Pero ese estado de cosas tiene los días contados. Estamos aquí para que esto cambie.

Os invitamos, hermanos catalanes a reflexionar sobre el futuro de nuestra patria común y sus realidades ineludibles. El islam avanza y el pueblo de Alá se expande como una promesa cumplida. El caso esperanzador de Salt es el ejemplo más entusiasmante de la nueva realidad que ha venido a santificar a Catalunya. Los musulmanes del mundo han encontrado un nido acogedor y propicio en esta Catalunya tolerante y respetuosa de los musulmanes. Lo tenemos en cuenta y nunca lo olvidaremos.

Venid a nosotros, dad el paso que yan han dado muchos de los hijos de esta tierra que clama por la justicia y la paz que le niegan sus dominadores extranjeros. En pocas generaciones el creciente islámico ondeará triunfante desde los Pirineos hasta el Ebro, desde Gerona hasta Tortosa. El destino de Catalunya está inscrito en los astros y Dar al-Islam será pronto una realidad. El pueblo hermano catalán sólo podrá sobrevivir y perdurar en la entrega al islam, en la sumisión a Alá, en el abrazo de sus semejantes. Los que desoigan la voz maestra del Profeta y quieran seguir viviendo en Catalunya serán considerados dhimmis y serán tolerados y protegidos por las prudentes leyes que emanan del Corán.

La savia nueva que traemos los musulmanes a Catalunya levantará a esta tierra de su postración y la liberará de la alienación a la que ha estado sometida durante tanto tiempo. Somos el ejército que ganará las batallas que Catalunya habrá de librar contra sus enemigos seculares.

Mientras llegue ese momento que está inscrito en el firmamento, os ofrecemos nuestra fraternal colaboración para avanzar en la senda de la libertad y el regreso de la Verdad. Hemos vuelto con un mensaje de paz, pero dispuestos a la lucha para cumplir una misión. Muchos de vosotros ya lo han entendido y han respondido a la llamada de su conciencia, iluminada por el mensaje del Profeta.

Catalunya e Islam: Amor i germanor.

Texto de BD.

Alerta digital

votar

Anuncios

3 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Salam aleikum, hermanos catalanes de la “nostra terra” amada y compartida. Yo, Mohamed al-Rachid ben Omar Belkhadem, en nombre de la comunidad islámica de Catalunya e inspirado por el mensajero de Alá, el Magnánimo, el Bienav…..

    Me gusta

  2. Sois bienvenidos, pero por favor no nos levantéis más con Teología, Tenemos demasiados teólogos por aquí. Ya arreglasteis bastante en vuestros paises de origen.

    Me gusta

    • No van los tiros por ahí, esta “carta” tiene su aquel.
      Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: