Fabra ¿el último presidente de la Generalitat valenciana?

El Consella ctual de Alberto Fabra

Cuando uno observa las fotografías del 9 octubre, día de la Comunitat valenciana, en la prensa local (ya que para el resto de mi querida España, los que no somos ni Madrid, ni Barcelona pintamos un pimiento) y se fija en los acompañantes del presidente Fabra, llega a la conclusión de que es difícil rodearse de tantas personas que son responsables del actual estado de inanición y descomposición.

Analicemos algunos aspectos de las fuerzas vivas (más bien muertas):

a) El Consell. Se pasa el día implorando a Madrid que les envíe dinero para poder pagar todo: nóminas, farmacias (ahora le pasa el muerto al Estado), dependencias, proveedores, abogados de turno de oficio, bonos, etc.

Como cada día piden más, no es difícil aventurar que no saben ni lo que deben, aunque hayan creado el registro de facturas unificado a fin de clasificar las deudas por impacto social. Tantos años ausente la fiscalización previa que ahora se encuentran con que deben organizarla desde cero, cuando en cualquier país moderno es un presupuesto básico de la democracia.

La administración se pasa el día trabajando para las estadísticas montoriles a fin de disminuir el déficit todo lo posible y lo imposible. Pero ¿quién nos asegura que, con los mismos responsables, no haya más facturas en los cajones? ¿Se tienen en cuenta los intereses de demora que, sentencia tras sentencia, impone los tribunales por las reiteradas demoras? ¿Por qué los colectivos afectados por los retrasos e impagos son cada vez más y se manifiestan con mayor frecuencia?.

¿De dónde vamos a sacar los tres millones de intereses diarios a pagar por el coste de la deuda? La Generalitat se cargó el sistema financiero valenciano y ahora está pagando las consecuencias.

Los consellers se pasan el día encargando trabajos a despachos externos, mientras los cualificados técnicos de algunas consejerías, brazo sobre brazo y el cuerpo de inspectores de Tributos en el limbo.

Sus reiterados e improvisados planes para cumplir la cifra teórica del déficit pasa por recortar lo más fácil y a los más débiles, vender lo invendible (patrimonio inmobiliario a precios anteriores a la crisis, cuyas subastas quedan lógicamente desiertas) y privatizar todo el sistema sanitario, para lo que deben asegurar una rentabilidad económica y, seguramente, financiación a los posibles interesados que exigen clausulas de salvaguardia y retorno en el caso de que los beneficios futuros no sean los previstos.

¿Qué sucede con los prometidos incentivos a autónomos, que se publicitan por doquier, y muchas veces no llegan a su destino porque cuando están disponibles, ya han han cerrado los negocios por falta de financiación?

El Consell se parece cada día más a una oficina bancaria de pagos esperando que llueva o le toque la lotería. Por no haber dinero, no se pueden pagar los despidos de RTVV y de las innumerables empresas públicas y fundaciones que crearon en la Generalitat para escapar del control y colocar a los amiguetes.

Patéticas las explicaciones de Ciscar, vicepresidente del Consell, pidiendo perdón en televisión por las demoras, sin ofrecer más recurso que el milagro de Lourdes o la ayuda de Madrid, y que para predicar con el ejemplo se baja el sueldo el 2% mientras a los funcionarios un 7%.

b) Los partidos políticos. Ríanse de los cisnes negros, aquí hay varios:

1. El número de diputados populares im-populares de las Cortes imputados… ¿La probabilidad de que haya diez ciudadanos de los que se duda entre cincuenta y cinco escogidos al azahar cuál es? Hasta el otrora estrella del PP Valenciano González Pons afirma que es una incomodidad gobernar en tales circunstancias.

2. Las veces que le ha tocado la lotería al escultórico Carlos Fabra (verdadero amo de la Comunidad) y el número de años que se tardará en juzgarlo (ya sabemos que el aeropuerto de Castellón es el petit Louvre a la nuit, según declaró su director a la TV francesa). Para no perder la costumbre, su pareja es vicepresidenta de la diputación de Castellón.

Fundaciones creadas por ex-consellers, ahora imputados, que abonan 300.000 euros por tres páginas web y 11.000 euros por un ordenador, mientras los valencianos tenemos el menor número de camas hospitalarias de toda Europa y el antiguo hospital de la Fe se derrumba mientras media Valencia tiene que emplear más de media hora para llegar al nuevo Hospital, que es un laberinto.

Las Terras Miticas se multiplican como en la Ciudad de la Luz

Un PP donde la eterna alcaldesa tiene más vacaciones que el Zar de Rusia, no asume su culpa in vigilando en el caso Emarsa y le echa pulsos a Fabra. Rus, el presidente de la Diputación de Valencia, se permite el lujo de ridiculizar a Rajoy y sin que Fabra se dé por enterado.

No es de extrañar que a los Undangarines les agasajaran dándoles condecoraciones y dinero a fondo perdido y que los corruptos encuentren aquí su paraíso.

Mezcla de intereses públicos y privados con despachos de asesorías fiscales, consultorías, puestos de consejeros en empresas que nada tienen que ver para el cargo para el que uno fue elegido, empresas públicas por doquier con sueldos multimillonarios y ausencia de cualquier atisbo de control hacen que desde ex presidentes de la Generalitat, banqueros y bancarios, empresarios (principalmente constructores mediáticos) alcaldes y ex alcaldes, vicepresidentes de diputación, diputados, asesores de políticos, ex consellers, bien sea directamente o a través de familiares, se hayan lucrado con actividades no muy acordes con el puesto.

3. La oposición. El PSOE cambia de secretario general tan rápido como cada uno de nosotros de calcetines y, permanentemente dividido, sus más destacados militantes se refugian en la Universidad y en algún que otro cargo remunerado. Así que no les interesa alcanzar el poder. Endeudado hasta las cejas, su silencio y complicidad en el derrumbamiento del sistema financiero valenciano le hace perder credibilidad como alternativa.

Compromis, cuya labor denunciadora de la corrupción es loable, se encuentra con el dilema, en los momentos actuales de convulsión territorial, de definirse en un tema tan importante para muchos como éste y Esquerra Unida vive anclada en los tiempos de María Castaña.

C) La sociedad. El meninfotisme o pasotismo, (con unas raciones de antitodo, mascletá, fallas, fútbol, moros y cristianos, vista al pasado, ausencia de ideas para el presente y futuro) sigue reinando en parte de la sociedad. Supongo que ahora por la cláusula Camps (falta de imaginación) de nuestro estatuto pediremos el concierto económico.

La Comunidad está mal financiada como demuestra el estudio del IVIE. Pero del despilfarro y los sobrecostes de la obra pública nadie habla.

Economistas como Velarde y Fuentes Quintana ya señalaban en los años 60 la necesidad de fomentar el transporte de las regiones con mayor riqueza, cuyo progreso requiere un más cómo y fácil transporte, apostando por el desarrollo de la periferia. Vertebrar la nación, a pesar de la miopía del PSOE y al PP, es hacer las cosas con sentido común empezando por el corredor mediterráneo.

Nada se ha hecho por solucionar nuestros problemas. La mayoría de la cúpula empresarial, mientras obtuvo concesiones privadas, alquileres, financiación barata, calló todos los temas (la plana mayor del mismo tiene mucho que decir de cuando estaba en las dos cajas valencianas), lo que les impide liderar el movimiento regenerativo.

Veamos dos muestras:

Plataforma pro banco Valencia, cuya primera decisión fue no exigir responsabilidades por la actuación del Consejo de Administración y sus directivos.

Situación del Valencia CF, en la que el Instituto Valenciano de Finanza avaló un crédito concedido por Bancaja a la Fundación, organismo sin actividad ni ingresos, para la compra de acciones del club que, por ahora, está impagado y por el que el Valencia acabará en el ámbito público, bien sea BankiaFrob o Generalitat, salvo que, con mucha imaginación, el Valencia pague dividendos a sus accionistas, aún a costa de beneficios futuros.

Mire la lista de miembros de la Fundación, de los consejos de administración de las entidades financieras, de la cúpula patronal y política, de los consejos territoriales de las grandes empresas y allí encontrará siempre a los mismos nombres.

No basta, señor Fabra, con ser un “bon xic” para ser presidente, si no “té espenta” para deshacerse de los corruptos y separar claramente los intereses públicos de los privados, poniendo a cada uno en su puesto y deshaciendo la madeja del totum revolutum que nos ha llevado a esta situación. Si no tiene fuerzas, convoque elecciones autonómicas. Deje de ser un disco rayado.

Nos jugamos en estos momentos, con unos presupuestos irreales, mucho más que un Gobierno. Nuestra autonomía está en peligro y supongo que usted no querrá hacerle compañía a Felipe V y pasar a la posteridad como el último presidente o el presidente de “res”.

Pd: el que los demás estén en una situación similar consolará a algunos, a mí no.

Enrique Roca en Cotizalia

votar

Anuncios

3 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El Consella ctual de Alberto Fabra Cuando uno observa las fotografías del 9 octubre, día de la Comunitat valenciana, en la prensa local (ya que para el resto de mi querida España, los que no somos ni Madrid, ni Barcelona pint…..

    Me gusta

  2. Jon, no me gustó eso de que los que no sois ni Madrid ni Barcelona no pintáis un pimiento,, tengo buenos amigos en Valencia y siempre me interesa todo lo que se habla sobre ella, el tema que planteas es crudo, muy crudo, pero está ocurriendo igual en Madrid y en todos los sitios gobernados por el PP, este Rajoi nos manda a todos a la mierda con tanto recorte para los más desfavorecidos que en la actualidad somos casi todos y los ricachones partiéndose el culo de risa…. ¡hay que joderse!!!
    Un besazo amigo y lindo domingo,

    Me gusta

    • Esto de que Valencia no pinta nada no es algo nuevo. Llevamos con gobiernos del PP en esta Comunidad desde el 95 y nunca hicieron absolutamente nada por reivindicarse, salvo en aquel manido tema del “aguas para todos” cuando todos estábamos en contra del famoso trasvase desde el Ebro.
      Pero tampoco hubo reivindicaciones claras en los pocos años que nos gobernaron los socialistas. Entre nosotros se dice que somos unos “meninfots” (pasotas) y no nos falta razón, somos “meninfots” y no reivindicamos aquello que en justicia deberíamos reivindicar. de ahí que yo personalmente me indigne cuando escucho ciertas reivindicaciones de los vatalanes sabiendo que ellos reciben mucho más que casi todos e infinitamente más que nosotros, igual por eso están siempre llorando.
      Por no hablar de temas futbolísticos que eso ya clama al cielo.
      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: