El ‘veredicto express’ de Alfonso Alonso

Hay un detalle en el que tiene interés posar la atención. Se deslizó el pasado jueves, día 11, en el debate de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados sobre la petición de comparecencia de Mariano Rajoy para informar sobre las acusaciones de financiación ilegal del Partido Popular y el cobro de comisiones por la contratación de obras públicas.

Más allá de la nueva personalidad forzada de político-killer del portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, un hombre que pasa por ser mesurado y contenido, están algunas de sus afirmaciones. Alonso reune al menos dos de las condiciones para estimar que es consciente de lo que ha dicho. Es abogado y filólogo. Y posee una dilatada actividad política, desde su cargo de alcalde de Vitoria hasta su  incorporación en 2008 a la dirección del grupo parlamentario, tras ser líder en esas elecciones por la lista del PP de Álava; después de repetir en las elecciones del 20-N de 2011, fue designado portavoz parlamentario de su partido por Mariano Rajoy.

Bien, el abogado y filólogo nos dice, según queda registrado en el Diario de Sesiones de la Diputación Permanente del pasado jueves 11 lo siguiente: “Lo que no es razonable es que no se le conceda credibilidad y no se defienda la dignidad del presidente del Gobierno frente a las acusaciones que realiza un delincuente que, como digo, ha hecho de la mentira su modo de vida”.

    Alonso, pues, ya ha juzgado a Luis Bárcenas, gerente de su partido entre 1982 y 2008. Veintiséis años es tiempo más que suficiente de convivencia con Rajoy para que éste adoptara una decisión trascendente en el congreso de Valencia, en junio de 2008. Nombrar a Bárcenas tesorero nacional.

    No es presunto delincuente. Es delincuente a secas.

    ¿Quizá fue un desliz coloquial?

    No. En la misma comparecencia, al responder a sus adversarios, el abogado y filólogo, para que quede muy claro, inisiste: “Por supuesto que están apadrinando ustedes hoy a un delincuente y están siendo manejados, son útiles a su estrategia, responden como autómatas, hacen lo que él [Luis Bárcenas] esperaba que ustedes hicieran para desviar la atención, para que no nos preguntemos, para que nadie se pregunte de dónde sacó ese dinero el señor Bárcenas, cómo limpiamos —porque eso es lo que le preocupa al Partido Popular— una trama de corrupción que sí ocurrió dentro del Partido Popular, y claro que nos preocupa y claro que nos parece repugnante y claro que lo queremos cambiar. Por tanto eso es en lo que estamos y lo haremos colaborando con los jueces  y no montando otro tipo de escenas o de cuestiones en el Parlamento”.

    Está claro, pues, que Alonso ha dictado su veredicto. Delincuente. La instrucción sumarial está en curso, todavía no hay auto de apertura de juicio oral, pero para Alonso eso es una formalidad.

     Ahora bien, ¿no llama la atención que durante casi cuatro años el PP, desde febrero de 2009, defendiera política y judicialmente a Bárcenas? ¿Que a lo largo de cuatro años intentara dinamitar, bajo la batuta de Federico Trillo, las diligencias de investigación, desde dentro de la causa, disfrazado de acusación particular primero y popular más tarde, hasta ser expulsado por el juez Ruz y la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional? ¿Que el PP le pagara los gastos de defensa a Bárcenas y a su esposa Rosalía Iglesias (265.000 euros hasta primeros de 2012)?

    ¿No llama la atención todo esto, y mucho más que por el momento aparcamos, para que Alonso proclame ahora, el primero, en sede parlamentaria, delincuente a Bárcenas? Tanta lentitud todos estos años, mientras se acumulaban, dentro de España y fuera, una cantidad de evidencias sobre la presunta implicación del ex tesorero nacional en actividades delictivas. Para el PP el que ni era presunto, ahora es delincuente.

   ¿O es que para Alonso, Bárcenas es un delincuente sólo por su patrimonio oculto en Suiza? ¿Y de dónde ha salido ese patrimonio?.  ¿Es que no existe ninguna conexión entre él y las actividades de Francisco Correa? ¿Y el sistema de financiación presuntamente ilegal que llevaba Bárcenas en el PP? ¿Es que no había una trama?

      Alonso, eso sí, ha tenido que reconocer, implícitamente, claro, que aquella afirmación de Rajoy pronunciada al posar con los miembros de la junta directiva nacional del PP, el 11 de febrero de 2009, dos días después de hacerse público el nombre de Bárcenas en relación con la trama Gürtel, no era más que una política de encubrimiento: “Esto no es una trama del PP, esto es una trama contra el PP”.

   Alonso dice ahora: “Una trama de corrupción que sí ocurrió dentro del PP”. Pero en el camino de saber “que sí ocurrió dentro del PP” – dónde si no -, que han transitado los dirigentes del PP, lo que no hicieron es lo  que afirma el portavoz parlamentario del Partido Popular, a saber, colabora con la justicia y, mucho menos, defender la actuación de los jueces. Y esto no forma parte del pasado, de las estratagemas de Trillo, sino de hace poas fechas.

   Veamos. La misma semana, tres días antes de la declaración de Luis Bárcenas, cuando era público y notorio que estaba citado para el 27 de junio, el número tres del partido, el secretario de Organización, Carlos Floriano, declaraba el 24 de junio: “Alguien podría tener la impresión de que lo que hay abierto no es un procedimiento judicial, sino una causa general contra el PP y sus dirigentes. Una causa que se basa en una insidia. La insidia es que aquí ha habido adjudicaciones y donaciones, luego las donaciones se producen como consecuencia de las adjudicaciones. La premisa es absolutamente insidiosa y la conclusión es más insidiosa todavía”.

    Es una declaración que tiene su enjundia. Floriano, que es doctor en Derecho, añade: “Cuando piden documentación, y no se encuentra el delito, se pide más documentación, y se abren hasta piezas separadas sobre la base de unas fotocopias de unos papeles que nadie reconoce como suyos”.

   ¿Quiénes “piden documentación”? La Fiscalía. Las partes personadas. La policía judicial. ¿Y quién asume esa petición y a través de autos y providencias, y convierte la petición de datos y documentos en diligencias de investiga?

   Blanco y en botella: el juez Ruz.

   ¿No es una osadía, por tanto, que el portavoz parlamentario del PP afirme que “eso es lo que hay que hacer en democracia, colaborar con la justicia y buscar en la verdad, no en la mentira de aquellos que no tienen ninguna credibilidad, sino buscar la verdad en la actuación de la justicia”?

    Como queda dicho, precisamente por hacer exactamente lo contrario, es decir, colaborar con los imputados, es que el juez expulsó al PP del procedimiento judicial.¡ el 26 de abril de 2013. ¡A buenas horas mangas verdes!

    A todo esto, la Fiscalía Anticorrupción ha apoyado en un escrito de fecha 10 de julio pasado la declaración testifical de “la secretaria general del partido Popular o del representante legal para que explique el procedimiento de recepción de las donaciones anónimas percibidas por el partido”.

    El sí de la Fiscalía se refiere a una solicitud de varias acusaciones populares de fecha 18 de junio. Si bien en esta última fecha no se tenía conocimiento de la conversación entre Bárcenas y el periodista Pedro J. Ramírez, no es menos cierto que el escrito firmado por el fiscal Antonio Romeral ha sido elevado al juez dos días después de la citada conversación, publicada el domingo día 7 de julio.

   ¿Qué importancia tiene esto? Pues que la citación a la secretaria general del PP “o el representante legal” del partido se produce cuando la mencionada conversación aporta una información concreta referida a una comisión de 200.000 euros pagada presuntamente, según Bárcenas, por la empresa Sufi al PP de Castilla-La Mancha en 2007, el “peaje”  o “mordida” para obtener la adjudicación de una contrata de limpieza en Toledo.

    Preguntar por esta operación va más allá de la diligencia propuesta por la Fiscalía que es indagar en general por “la recepción de las donaciones anónimas percibidas por el partido”.

    Con todo, la declaración de Luis Bárcenas se tendrá lugar antes de la citación de la secretaria general del PP, lo cual va a permitir al juez, que todavía no se ha pronunciado sobre la comparecencia de María Dolores de Cospedal, perfilar mejor esa declaración y en calidad de qué hacer la citación. Si como testigo o imputada.

Ernesto Ekaizer en El País

votar

Anuncios

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hay un detalle en el que tiene interés posar la atención. Se deslizó el pasado jueves, día 11, en el debate de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados sobre la petición de comparecencia de Mariano Rajoy para in..…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: