Carta de un estudiante venezolano a Silvio Rodríguez.

Caracas, 16 de febrero del 2014.

Señor Silvio Rodríguez:

He podido leer a través de un documento impreso, puesto que el gobierno de este país, Venezuela, ha bloqueado mi acceso a internet, que usted y un grupo de personas han redactado y publicado en su blog Segunda Cita un documento en el que se nos acusa de fascistas, defendiendo pues al régimen de Nicolás Maduro y a sus militares, en nombre de la paz. ¿Qué paz, señor Rodríguez?

Los estudiantes venezolanos no somos fascistas, señor Rodríguez. Los estudiantes venezolanos queremos que Venezuela sea un país libre, un país próspero, un país donde tengamos futuro, donde nuestros hijos tengan futuro, donde podamos vivir de manera honesta, y no oprimidos, o vendidos, como al parecer es su caso, a una tiranía. Un país donde los ancianos y los enfermos tengan qué comer y medicinas para curarse, y no tengan que mendigar, como mendiga el gobierno de su país: Cuba.

Los estudiantes venezolanos repudiamos la violencia, y hemos salido a las calles a protestar pacíficamente. Han sido los militares cubanos y los militares venezolanos que bajo las órdenes del régimen que usted defiende y que usted representa, así como bajo las órdenes de Nicolás Maduro (obediente de los Castro), quienes nos han vejado, nos han golpeado salvajemente, nos han torturado, y nos han violado con sus fusiles, a jóvenes de ambos sexos. Han saltado con sus botas sobre nuestras cabezas y sobre nuestros cuerpos, nos han disparado, nos han introducido los cañones de sus fusiles vía anal. Todo esto ha sido probado y denunciado mediante la justicia, abogados y tribunales, y las pruebas han sido mostradas. Para ellos hemos debido desnudarnos y enseñar nuestros cuerpos maltrechos, pero con la moral muy alta, porque no hemos enseñado más que la verdad.

Señor Rodríguez, en una época los venezolanos abrazábamos sus canciones. Creíamos que era un poeta, lo apreciábamos por poeta. Ya no, ya no podemos ni queremos oír su voz.

Señor Rodríguez, los venezolanos hemos dado nuestras vidas, hemos entregado nuestras riquezas naturales, para que los cubanos se vanaglorien de su infernal revolución, y para que finalmente puedan comer y tener electricidad en sus hogares. Los Castro nos han saqueado, han saqueado nuestro petróleo, y quieren destruir nuestra dignidad, como han hecho con el pueblo cubano. No lo conseguirán con los venezolanos.

Créame que voy a seguir luchando por la libertad de Venezuela y la de Cuba, créame que cuando Venezuela sea libre, ni usted, ni los que han firmado ese oneroso documento donde se nos acusa con mentiras y calumnias, podrán ser aceptados en mi país. Ni usted ni mucho menos sus canciones, porque sus canciones mienten tanto como usted. Porque su mensaje es el mensaje de un cobarde al servicio de la muerte, del fascismo, un mensaje tergiversado, en contra de la paz.

Por razones obvias no puedo firmar con mi nombre, pero le prometo que un día me presentaré allí donde usted esté, y cara a cara le diré quién soy. Espero que no pase mucho tiempo, y que la vida y la libertad me acompañen.

Con mi más firme repudio a usted y a quienes usted sirve,

Un estudiante venezolano.

Desde las calles de Caracas.

Nota mía: Carta enviada a través de una amiga venezolana en Caracas, quien recibió esta carta de manos de un joven venezolano. No conozco el nombre del estudiante que la escribió, y si lo conociera no lo diría, por supuesto. Se ruega su divulgación.

Fuente: Zoé Valdés

votar

5 comentarios

  1. La Guardia Nacional y Geraldine Moreno
    Por: Luigino Bracci

    Como revolucionario, lamento mucho las muertes de personas de ambos bandos en los sucesos de los últimos días. Geraldine Moreno llevaba varios días en una clínica resistiendo luego de que, según la prensa, un efectivo de la Guardia Nacional le disparara con perdigones en la cara a quemarropa, haciendo que perdiera un ojo y tuviera daño cerebral. Los hechos ocurrieron en el sector Tazajal del municipio Naguanagua el pasado miércoles 19 de febrero. Luego de tres días luchando por su vida, Geraldine lamentablemente falleció este sábado 22.

    De ser las cosas tal y como la describen la prensa, es un hecho repudiable y aborrecible. Y la persona responsable del disparo a quemarropa, sea quien sea, tendrá que ser juzgada y sentenciada a prisión por muchos años, sin ninguna excusa. Y, de ser falsa la información, es una lástima que nadie haya salido a desmentirla en tres días. Pero hay varias cosas sobre el tema de la Guardia Nacional de las que he sido testigo directo, y tengo cosas que quiero decir desde hace días; tal vez este sea el mejor momento para decirlo.

    El principal canal del Estado, Venezolana de Televisión (VTV), está enclavado en medio de una zona residencial de clase media, en Los Ruices (este de Caracas), donde viven miles de personas en edificios de 12 a 18 pisos de alto. La mayoría de quienes viven allí no son muy adinerados, pero partidos de derecha como Copei, Primero Justicia (el partido de Henrique Capriles) y Voluntad Popular (el partido de Leopoldo López) han hecho un importante trabajo político en el sector, y cierta cantidad de militantes opositores son muy agresivos y violentos.

    Este canal de televisión ha sido fuertemente asediado desde el 12 de febrero en la noche por estos militantes agresivos de la oposición, lo que forzó al gobierno a colocar pelotones de la Guardia Nacional Bolivariana custodiándolo permanentemente.

    He podido ver como personas de Los Ruices se paran a 3 o 4 metros de distancia de los pelotones que custodian a VTV, y comienzan a gritarles improperios que nadie aceptaría en su sano juicio. He sido testigo de cómo hombres de 35 ó 40 años se paran frente a efectivos de la GNB a plena luz del día, a 3 ó 4 metros de distancia, en momentos en los que no hay manifestaciones y todo el mundo está en la calle caminando y trabajando, y les gritan cosas como:

    – Malditos hijos de puta, cubanos de mierda, váyanse de mi país.
    – ¡Malditos chavistas de mierda, los mataremos a todos!
    – ¡Asesinos! ¡Cobardes! ¡Jalabolas de Maduro!

    Y palabras semejantes que también emiten otras personas desde sus carros o desde balcones de los edificios. Varias de estas expresiones las escuché mientras redactaba este artículo, por gente que pasaba en carro o a pie frente a los guardias luego de venir de una marcha opositora en el Unicentro El Marqués.

    ¿Cuál cree usted que es la reacción de estos Guardias? Ninguna. Se quedan allí, haciendo los que no escuchan nada. Eso debe ser difícil de creer para un español, un chileno o un estadounidense, pero esa es la verdad: el guardia nacional venezolano está formado y tiene órdenes estrictas de ignorar cualquier ataque verbal proferido por civiles, por muy desagradable que sea. Sólo responderán si se les hace algo físicamente (golpes, lanzarles piedras, cohetones, etcétera). Y, en caso de actuar, ellos solamente usan armamento no letal (bastones, lacrimógenas y perdigones plásticos), aunque el caso de Geraldine demuestra tristemente que este tipo de armas pueden ser letales a veces.

    He podido ver en los streamings, cómo los opositores tienden barricadas en la calle B de Los Ruices, frente al canal 8, y cuando los efectivos de la GNB se acercan para apagar las barricadas, les lanzan botellas y vasos desde los edificios a lo largo de la Calle B, mientras les gritan “malditos” y “asesinos”. El propio chamo que narraba desde el streaming de la calle B, a pesar de ser opositor, admitía las agresiones contra la GNB y las rechazaba.

    Calle B de Los Ruices. Al fondo a la derecha queda VTV
    También pude ver por mí mismo cómo guarimberos encapuchados provocaban a los guardias, lanzándoles cohetones y fuegos artificiales en momentos en los que éstos simplemente custodiaban las instalaciones del canal o sus accesos.

    Y también he visto cómo a aquellos vecinos que intentan conversar con los Guardias, ser amigables con ellos, ofrecerles una bebida o pedirles información, sus propios vecinos les gritan “sapo” (delator), “jalabola” y “chavista de mierda” desde los edificios.

    Trabajadora de un centro de salud o CDI que ha sido asediado por opositores
    en Los Dos Caminos, le ofrece bebidas a soldados de la GNB. Esto
    muy difícilmente podremos verlo en las zonas residenciales.
    Hasta donde sé, ni la Guardia Civil española, ni los Carabineros chilenos, ni la Policía de Nueva York, ni la Scotland Yard de Londres ni ninguno de los cuerpos de seguridad más respetados del mundo permiten que sus efectivos sean tratados de esta manera: me parece que eso es una falla legal en nuestras leyes que esperemos que los parlamentarios venezolanos solventen en algún momento. Cabe destacar que ninguna persona ha muerto en Los Ruices en más de diez días de asedio y protestas violentas en las calles adyacentes a VTV.

    En esta zona hay numerosos chavistas; no somos mayoría, pero sí el 20 ó 30 por ciento de la población, una cantidad importante. Sin embargo, tememos por nuestra vida y nuestra seguridad por parte de algunos de nuestros vecinos. No nos identificamos con símbolos del chavismo por temor de que nos agredan a nosotros o a nuestros familiares, como ya ha ocurrido con varios casos puntuales. Somos nosotros los que no tenemos la libertad por la que otros protestan.

    Quienes viven en el exterior deben tener en cuenta la composición social de quienes están manifestando, y de quienes intentan mantener el control.

    La mayoría de los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana provienen de barrios, de sectores populares, de pueblos pequeños o zonas humildes de otras partes del país.
    Quienes protestan, son en su mayoría personas de clase media y media-alta de las 4 ciudades con más habitantes del país. No: no son “pequeñoburgueses” ni muchísimo menos son dueños de medios de producción. Son en su gran mayoría universitarios que trabajan por un salario quincenal, o profesionales que trabajan por su cuenta, o estudiantes universitarios, o pequeños comerciantes. En ocasiones, ganan el mismo salario que puede ganar alguien que vive en un barrio. Pero alguien les hizo creer a algunos de ellos, que son de una “clase superior”, sólo porque unos viven en edificios del este del Caracas y tienen ascendencia europea, mientras que los otros viven en una casita humilde.
    Esto lo escribo en particular para que nuestros lectores de países como Chile, que viven circunstancias totalmente diferentes, puedan comprendernos. Hugo Chávez hablaba constantemente de las Fuerzas Armadas Bolivarianas como “el pueblo en armas”, y lo decía de una forma muy literal.

    Algunas se lo toman en broma. Ojalá y siempre fuera así.
    De allí que usted tiene que ponerse en las botas del GNB moreno de 24 años, con ojos achinados y que proviene de un barrio humilde de Zulia, de una zona campesina de Apure o de un pueblo pesquero de Sucre, que tiene que soportar los insultos de un joven caraqueño de 28 años, descendiente de españoles, italianos o portugueses, que desde un vehículo comprado hace un par de años le dice cosas como “¡Maldito cubano de mierda, asesino, jalabolas de Maduro!”. ¿Es esto una lucha de clases? Lo dejo para la discusión.

    Pero lo que ocurre en nuestras calles es un trabajo coordinado: mientras un opositor profiere esos insultos, otros cuantos están grabando la escena con sus celulares o cámaras desde los edificios. Se comunican mediante mensajes de texto, Whatsapp, Blackberry o Zello. Todos están esperando que el GNB pierda los estribos, saque su bastón y golpeé al manifestante, o le dispare con su rifle de perdigones. Si el Guardia se equivoca y reprime a quien le está insultado, en cuestión de minutos el video estará rodando en Youtube, será visto por millones de personas y formará parte del material multimedia que llega a cadenas internacionales como CNN, NTN24 Caracol y similares, para decir que en Venezuela se “reprime” y ayudar a justificar una intervención.

    Han ocurrido casos sin justificación alguna, que merecen ser castigados.
    Pero hay un contexto que debe denunciarse.
    ¿Por qué les cuento todo esto? Porque la oposición está jugando con fuego, y lo sabe. Hay miles de Guardias Nacionales en varias ciudades de Venezuela, en particular en aquellas donde hay más violencia, como el este de Caracas o los sectores más adinerados de Valencia, Maracaibo o el Táchira, todos sometidos a este acoso, a esta ola de insultos, ataques verbales, faltas de respeto y ataques violentos.

    Al insultar y tratar de esa manera a cientos de GNBs todas las noches, al lanzarles objetos contundentes, cohetones y causarles graves heridas a algunos, es estadísticamente inevitable que alguno de estos efectivos pierda los estribos y cometa desmanes, a menudo contra personas inocentes como Geraldine. Aún si me dicen que 999 de cada mil guardias nacionales están muy bien entrenados, el guardia número mil podría cometer desmanes que podrían ser usados para justificar cualquier cosa contra el país. Desmanes totalmente repudiables y aborrecibles, desmanes que jamás vamos a defender ni apoyar. Pero con un contexto que nadie explica, y una finalidad única: causar actos violentos que justifiquen la salida de la presidencia a Nicolás Maduro.

    Esta situación de desgaste lleva 11 días ocurriendo en todo el país, contra miles de Guardias Nacionales. Es cierto que los GNB son profesionales, los entrenan para aguantar estos insultos, las guardias se rotan cada pocas horas y ellos tienen una responsabilidad al tener un arma en su poder (sea letal o no). Pero también es cierto que ninguno de estos jóvenes que insultan a la guardia, aguantaría que alguien les dijera “¡maldito italiano de mierda, vete para tu país!”; todos responderían el ataque verbal con violencia y golpes.

    Es algo que debe estar escrito en los manuales de golpes de Estado del gobierno estadounidense: lo que se está realizando en este momento es una operación de desgaste contra las Fuerzas Armadas, usando a la población civil, muy probablemente apoyada por elementos entrenados en el extranjero, para causar que cometan errores que, al grabarse y difundirse, justifiquen intervenciones. Y los líderes opositores lo saben. ¿Lo sabrá también el padre o la madre que permite que sus hijos e hijas de 18 años salgan a provocar a la GNB, a lanzarle cohetones o que permite que les lancen botellas y vasos desde su casa?

    ¿Están conscientes de que, en 1989, el haber hecho eso hubiera causado que la Guardia entrara a sus apartamentos, los sacara arrastrados de sus casas por la fuerza, los golpearan y los desaparecieran, como ocurrió efectivamente en 23 de Enero y El Valle durante febrero de aquel año?

    ¿Saben estos panas que en El Valle y 23 de Enero aún quedan las marcas en las paredes de los disparos que hicieron los soldados contra los edificios, usando fusiles de guerra y balas reales? Bien haría el gobierno en recordar esto el próximo jueves, cuando se cumplen 25 años de tan terribles hechos.

    De allí, que los guardias nacionales deben conversar y ser aconsejados constantemente por sus superiores, para que, por ninguna razón, pierdan los estribos. Las órdenes estrictas del Presidente Maduro es no ceder a la violencia, y todos tienen que tenerlo claro. Tienen que rotar las guardias constantemente en las zonas más conflictivas. Tienen que advertirle a los guardias que, desde los edificios, todo el mundo tiene cámaras y teléfonos celulares, que grabarán cualquier error que ellos cometan, lo subirán a Internet y, al ocurrir eso, dichos guardias tendrán que ser arrestados y pasados a la Fiscalía. Mucho menos se debe caer en el error de tratar de quitarle el teléfono o la cámara a alguien, porque es una violación a sus derechos que también será grabada por otros, y las consecuencias serán peores para ellos y para nuestro país. Los comandantes de la Guardia no deben descartar el uso de psicólogos y mecanismos de relajación para estos panas, que están resistiendo y soportando agresiones que ninguno de nosotros soportaría. Bajo ninguna circunstancia podemos permitir que algo como lo ocurrido a Geraldine Moreno se repita (suponiendo que sea la GNB la culpable).

    Tienen que explicarles todo lo que están en riesgo en este momento: todos los avances que el proceso revolucionario ha logrado. Estamos en un intento de golpe de Estado, en circunstancias muy similares a las de diciembre de 2002, pero ahora ellos tienen más dinero, experiencia y asesoría extranjera. Es una batalla que tal vez durará un tiempo muylargo, y tenemos que prepararnos para resistir.

    Me gusta

    • Sería interesante que alguien de la oposición, esa oposición !tan violenta” se acercara por aquí y nos contara su opinión acerca de este conflicto.
      Por otro lado observo que tus argumentos son los mismos que usa el gobierno de España, aquí la culpa de todo la tiene la “herencia” de ZP, en Venezuela el culpable, además de la oposición, es el gobierno USA. Curioso.

      Me gusta

  2. Leerte, pareciera que estuviera conversando con la gente de la oposición prepotente de la clase alta, es decir un escualido en potencia, darte detalles, no me alcanzarían las cuartillas para escribir las diferencias, pero pienso que estas líneas de la novela El Arpa de Hierba del escritor norteamericano Truman Capote las resume muy bien en su esencia humana: “…una persona que no sueña es como una que no suda: conserva en sí gran cantidad de veneno.” A pesar de nuestros desaciertos, que hemos tenido y seguiremos teniendo el valor y la entereza de denunciar, somos muy diferentes, sudamos…

    Nuestro amor a la patria, la lucha contínua por la utopía, un Proyecto real y palpable de país y una visión humana de lo Humano, entre otras cosas nos seguirán diferenciando, sin dejar de lado el que seguimos luchando por un mundo diferente…si, conversamos como esta sumergida la Europa de hoy, con politicas que van en fracaso, represión brutal a los manifestantes, homicidios, quitar el apartamento a una familia,etc, etc, etc… mientras estabá en Madrid converse con mis colegas de cursos, el descontento de la personas, sin un centavo y mendigando… al leer tu pagina, NO reflejas lo que verdaderamente ocurre en tu país, o temes alguna represión…? He aqui “Venezuela” esta un pueblo que lucha por sus derechos, cada vez más en la necesidad de formarse para la lucha EN TODOS LOS FRENTES. tuvimos un líder magnífico y por ello querido y respetado, ahora seguimos con su legado….. Le recomiendo que se Informe bien Jon y es importante recordarle y podemos discutir cuales son las bondades de ese capitalismo que usted defiende, que va de fracaso y que solo trae miseria, pobreza y guerras…solo la elite politica, banca privada y empresarios se beneficia en la vieja Europa, quienes sufren de esta barbarie? El Pueblo….

    Me gusta

    • ¿Represión brutal a los manifestantes en Europa?, pero que cara más dura tienes, ¿Cuántos muertos lleváis en Venezuela en las represiones fascistas de vuestro gobierno?, ¿Cuántos medios de comunicación habéis cerrado porque no se han sometido a la voluntad de Chávez o ahora de Maduro? y por supuesto, echarle la culpa a los norteamericanos que eso es mejor que asumir vuestros propios fallos, cojeías del mismo mal que los del gobierno de España, fascismo puro y duro y la culpa siempre de otros.
      Hay que tener un rostro muy duro para tener tanta cara. Dais asco.
      Anda y que os den a todos los de vuestra calaña.

      Me gusta

    • Sr. Vito

      Veamos como se lo diría yo a Ud., aquí quien no tiene capacidad democrática es Ud., puede que yo no resida en Venezuela ni haya estado nunca allí pero como me recordaba hace unos dias un amigo comunista y gran defensor de la revolución bolivariana, no hace falta estar allí para saber lo que se cuece, solo hace falta estar bien informado y yo, amigo Vito, lo estoy y , al parecer, mejor que Ud. porque yo leo lo que dice la prensa afín al régimen y la que no lo es.
      Por otro lado vengo a recordarle que tengo amigos y familiares en Venezuela, así que no me venga con historias ni con esa soberbia.
      Por otro lado, y por esto no le publico sus dos comentarios, no le admito enlaces que no vienen a cuento y que pretende demonizar a la oposición al Maduro. ¿Qué pasa en Táchira, es que acaso son todos allí una panda de terroristas fascistas apoyados por el gringo maldito?.
      En cuanto al enlace de Ukrania, eso qué pinta en un artículo sobre Venezuela?.
      Tan correcto y educado que fue Ud. en su primera intervención después de tanto tiempo sin aparecer por aquí y va y me vuelce a las andadas. No aprende y ya va siendo hora.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: