“A mis amigas y a mí nos agredieron en el metro”

Foto desde ACHIME, la foto no tiene nada que ver con las protagonistas de esta carta.

Foto desde ACHIME, la foto no tiene nada que ver con las protagonistas de esta carta. La foto solo se usa para ilustrar la carta.

El sábado 28 de marzo a las 17,30 horas, iba con dos amigas en el metro, concretamente en la línea 3 del metro de Barcelona. Íbamos charlando (en español) porque estábamos preparándole una sorpresa a una amiga nuestra. Una mujer no dejaba de observarnos y mirarnos con mala cara. Esa misma mujer, después de un rato y en un tono agresivo, le dijo a mi amiga: “Tú, la del pañuelo, no me mires”. Ni que decir tiene que mi amiga, como nosotras, ni siquiera se había percatado de que aquella mujer estaba allí hasta que habló. Acto seguido se quedó libre un asiento justo delante de nosotras y vino para sentarse ahí. Comenzamos a tener una conversación en árabe y, de repente, empezó a insultarnos a las tres. “Putas, fulanas, hijas de puta, idos a vuestro país…”. Lo que la mujer no sabía es que alguna de nosotras ha nacido en el mismo país que ella. El silencio que había en el metro era cada vez más incómodo y la mujer no dejaba de alzar la voz. Cuando por fin nos hartamos de ignorarla, de no mirarla, de no responderle, las dos que no llevábamos hiyab le devolvimos la mirada desafiante y, sin mediar palabra, nos lanzó una botella de agua que impactó en la cabeza de mi amiga, provocándole un fuerte hematoma. Empapadas tras la agresión, indignadas y llenas de rabia e impotencia por el poco respeto y la absoluta pasividad e indiferencia de la gente presente que nos estaba observando, callada, sin decir ni hacer nada, nos levantamos y nos enzarzamos en una discusión que acabó en agresión. Una agresión que, aparte de los arañazos, dejó a mi amiga con un horrible puñetazo en el ojo. Fue en ese momento cuando uno de los chicos que ya había bajado del vagón, volvió a entrar y tiró al suelo a la mujer. Esta se levantó y volvió a increparnos. Aparecieron de no sabemos dónde dos hombres rapados, de complexión fuerte, y nos agarraron por el cuello dejándole a mi amiga el hombro en el siguiente estado, según el informe médico: “Presenta dolor fuerte en zona escapular y a la movilización del hombro izquierdo tras haber recibido agresión directa por impacto de objeto y manotazo”. Sin saber bien qué hacer, empezamos a insultar en castellano y en árabe. Afortunadamente, el metro paró en el momento exacto y un hombre árabe que nos oyó  y vio lo que nos estaba ocurriendo entró a ayudarnos. 

¿Hasta cuándo puede seguir siendo esta sociedad así de individualista? ¿En qué nos estamos convirtiendo? ¿Dónde están los valores de la humanidad? ¿Estamos dispuestos a quedarnos mudos ante situaciones así? Estamos hartas de este mundo de apariencias, de este mundo de desilusiones. De la negatividad expresada por los medios de comunicación. De que solo se dediquen a sembrar el odio entre nosotros. Por eso, hacemos una llamada a la lucha. A la lucha diaria y constante. Estamos convencidas de que el cambio es posible. Solo se trata de creer que efectivamente existe una vida más sana y feliz, basada en el respeto, la tolerancia, la convivencia y el amor. Dejemos de lado, de una vez por todas, tanto egoísmo y tanta falta de empatía. Al final, todos estamos hechos de la misma masa. Hoy nos ha tocado a nosotras, pero mañana quizá les toque a vuestras hermanas, madres, hijas… Y sentiréis lo que hemos sentido nosotras hoy. Un odio y una indignación horrible hacia la peor cara de nuestra sociedad. Una vergüenza y un desprecio total por todos los que se han quedado callados, sentados, sin hacer nada. Y un enorme agradecimiento por aquellas personas que estuvieron hasta el final haciendo de testigos y acompañándonos en el momento decisivo. El momento de denunciar en comisaría lo ocurrido.

Estas son las tres chicas que ayer vivieron muy de cerca la cara más cobarde, ruin, vacía, inculta, hipócrita, ignorante, retrógada y despreciable de nuestro país. Ferdaus, joven de 19 años estudiante de Filología Árabe en la Universidad de Barcelona. Huda, joven de 18 años estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad de Barcelona. Safaa, joven de 18 años estudiante de Gestión y Administración Pública en la Universidad de Barcelona. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo nuestras calles van a apestar cada vez más a odio, racismo e islamofobia? ¿Hasta cuándo vamos a seguir consintiendo que haya jóvenes como ellas que se sientan extranjeras en su propio país? ¿Hasta cuándo va a seguir la gente sacando el móvil para grabar agresiones y humillaciones en vez de ayudar? Me sale fuego de las manos… ¿Hasta cuándo vamos a seguir siendo cómplices en silencio de las barbaridades de los más miserables? ¿Hasta cuándo vamos a seguir haciéndonos los mudos, los ciegos y los sordos? ¿Hasta cuándo?.

Martes, 31 de marzo del 2015Huda Bourrouhou (Rubí)

El Periódico

votar

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Foto desde ACHIME, la foto no tiene nada que ver con las protagonistas de esta carta. El sábado 28 de marzo a las 17,30 horas, iba con dos amigas en el metro, concretamente en la línea 3 del metro de Barcelona. Íbamos charlan..…

    Me gusta

  2. Las cosas son como son y muchas debieran ser de otra manera.
    Es de más utilidad pensar “que podía haber hecho para evitar o aminorar el conflicto” que pensar “que debían hacer los demás”.
    A cualquiera nos puede pasar que alguien desequilibrado se fije en nosotros, lo que no debemos hacer es añadirnos a sus cosas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: