USO DE LAS BARRAS COMO PROPIAS DE ARAGÓN

Hispania

Hispania, sive de regis Hispaniae regnis et opibus commentarius, Jean de Laet, 1629

Como ya hemos indicado, una vez que los blasones nobiliarios de un linaje, dejan de ser de una familia y pasan a representar a un territorio, el Reino o territorio, al que más se le ha REPRESENTADO HISTÓRICAMENTE CON LAS CUATRO BARRAS, ES AL REINO DE ARAGÓN. En cualquier mapa, en cualquier tratado de heráldica, si hacemos un repaso a lo largo de los siglos, vemos que a quien se acostumbra a representar con mayor frecuencia con el Señal Real de Aragón, es al propio Reino de Aragón. Esto no puede ser obviado por los que le niegan su pertenencia. No pueden.

Bc7pSeICYAA9Mki

28

29

Historia genealógica y heráldica de los emperadores, reyes y nobles de Europa, de Hans Tirol, 1546

Seguir leyendo

EL INICIO DE LA TEORÍA DEL ORIGEN CONDAL NACE DE UN BULO HISTÓRICO CREADO EN TIEMPOS DE PEDRO IV DE ARAGÓN.

pedro iv el ceremoniosoEs a partir de Pedro IV de Aragón “El Ceremonioso” (1319-1387), cuando en una serie de obras encargadas por él, y su entorno, surge que la Señal del Rey de Aragón tienen un origen condal, pero además es también en esta época cuando se dice que la Cruz de Alcoraz representa las armas de Aragón (¿usadas por Ramiro II padre de Petronila?) siendo estas armas nuevas, ya que también se explica que las armas antiguas de los Reyes de Pamplona y Aragón eran representadas por la cruz atribuida a Íñigo Arista (Iñigo Arista, primer Rey de Pamplona).

Copia ampliada del S.XV de la Genealogia regum Navarrae et Aragoniae et comitum Barchinonae (1380)

Copia ampliada del S.XV de la Genealogia regum Navarrae et Aragoniae et comitum Barchinonae (1380) de Fray Jaume Domènec, donde se indica el origen condal

Pero además, tengan en cuenta, que en esos documentos, también, se da por sentado que el origen de las barras está, ni más ni menos, que en el Conde de Barcelona, Wifredo “el Velloso”. La heráldica no aparece en Europa hasta 1120, y Wifredo en el S.IX dificilmente pudo adelantarse tanto y utilizar las cuatro barras como blasón familiar. A partir de esta afirmación se dio por cierta, a partir del S.XVI, la leyenda de que Carlos el Calvo, (o Luis I,II o III, según versión), con la sangre de Wifredo pintó con sus dedos cuatro barras sobre un escudo dorado. Teniendo en cuenta que Carlos el Calvo murió en 877 (Luis II en el 879) y Wifredo en el 897…no sé como hizo Carlos (o Luis , o Luis II, pero ni siquiera Luis III) para resucitar y asistir a los últimos momentos de vida de Wifredo. La leyenda de las cuatro barras se difunde con gran éxito a partir de la publicación de la misma, en castellano, por el valenciano Pere Antoni Beuter en 1551. Según apuntaba el mismo autor se basaba en unos manuscritos que había podido “consultar”:  Seguir leyendo

La Generalitat activa la rehabilitació de Los Castillejos

Les antigues instal·lacions militars de Los Castillejos

Les antigues instal·lacions militars de Los Castillejos. Josep Lluís Sellart

Els esquelets de la base militar de Los Castillejos s’amaguen entre la vegetació poc frondosa que hi ha en aquest altiplà de les muntanyes de Prades. La panoràmica del Baix Camp i del Mediterrani des de l’antiga piscina del quarter, a més de 1.000 metres d’altura, és espectacular. Fins l’any 2000 només els soldats i reclutes del servei militar podien gaudir d’aquestes vistes. L’Ajuntament d’Arbolí, el poble més proper al quarter, assegura als seus panells turístics que Castillejos podia acollir fins a 6.000 soldats. La mili es va acabar i les milícies universitàries van deixar de desfilar per Los Castillejos. La Generalitat va comprar el 2003 al ministeri de Defensa les 645 hectàrees que ocupava la base. 13 anys després, el govern català ha encarregat l’informe ambiental que ha de servir de guia per recuperar l’espai.

Les propostes i les negociacions per rehabilitar Castillejos s’han acumulat durant 15 anys sense que es materialitzés res. La idea de partida és incorporar Castillejos al futur Parc Natural de les Muntanyes de Prades. L’anterior govern català va establir el 2017 com a data límit per constituir aquest nou parc natural. Amb aquesta data, la conselleria de Territori i Sostenibilitat ha de decidir aquest febrer quina empresa fa “l’estudi ambiental per a la recuperació ecològica de la finca Los Castillejos”. L’estudi ha d’estar enllestit d’aquí a quatre mesos. Els terrenys de l’antiga base estan inclosos dins la Xarxa Natura 2000 de la Unió Europea i pel Pla d’Espais d’Interès Natural (PEIN). L’informe ambiental ha d’establir les mesures per recuperar “els valors naturals i paisatgístics propis” de la zona, i ha d’establir quins edificis de les antigues casernes es poden mantenir per rebre un nou ús. Actualment es mantenen dempeus l’antiga sala d’actes, el castell del pati d’armes i vuit naus.

Seguir leyendo

REFERENCIAS MÁS ANTIGUAS DEL USO DE LAS BARRAS

La heráldica nace en Francia, en 1120. Los primeros blasones por España que podemos datar y de los cuales, no existe debate sobre su origen, son el de León (1148-1157) y el de Castilla (1175). En el caso de Aragón tenemos una discusión muy antigua, y en la cual estamos participando mediante este artículo, en referencia a si el origen de las cuatro barras es el blasón del Conde de Barcelona, (la casa o linaje de Barcelona) o bien el iniciador de su uso fue el Rey de Aragón (la casa o linaje de Aragón en su rama Pamplonesa). En ningún caso el debate sobre su origen está en si las barras nacieron para representar a un territorio u a otro, sino a un linaje o a otro.

Toisón de oro de Juan II de Aragón.

Toisón de oro de Juan II de Aragón.

LOS BLASONES NO HACÍAN REFERENCIA EN UN PRINCIPIO A NINGÚN TERRITORIO, SINO A UN TÍTULO, ES DECIR, ERAN DE UN REY, DE UN CONDE, ETC…Y DE AHÍ SE DISTINGUÍA SU FAMILIA Y SU LINAJE. Más tarde estos blasones pasan a representar al territorio donde el propietario de ese título nobiliario era soberano.

p.txtEs importante tener en cuenta en este debate que Ramon Berenguer IV, conde Barcelona, y Petronila de Aragón se casan en 1150, con arreglo al derecho “consuetudinario” aragonés medieval, en lo que se conoce como “Casamiento en Casa”, al haberse cortado la posibilidad sucesoria del linaje por vía masculina en el Reino de Aragón, lo que le concede un lugar a Ramon Berenguer IV como hijo y vasallo del Señor Mayor de la Casa de Aragón, y padre de Petronila, Ramiro II (que será rey, señor y padre). Por lo que Ramon Berenguer IV también era miembro de la Casa de ARAGÓN, y de hecho, además de Conde de Barcelona, era Príncipe (primus inter paris) de Aragón. Se casan entonces los retratados en el cuadro de Filippo Ariosto en 1150, pero el acuerdo entre Ramiro II y Ramon Berenguer IV es de 1137. Así en los esponsales de Barbastro, Ramon queda como súbdito e “hijo” de Ramiro II el cual no le cede el título de Rey. Se trata de un claro ejemplo de “Casamiento en Casa” que sigue lo predispuesto en el testamento de Ramiro I de Aragón para el caso en el que se agotara la descendencia masculina. Así el yerno pasa a ser de “la familia”, “de la casa”, la cual no se extingue. Seguir leyendo

No es la primera vez, es la quinta

El president de la Generalitat en funciones, Artur Mas. / Efe

El president de la Generalitat en funciones, Artur Mas. / Efe

Esta no es la primera vez que Cataluña pretende proclamarse independiente. Es la quinta. Los intentos anteriores se saldaron con un fracaso rotundo. Salvo quizás en 1931, cuando los catalanes lograron su primer estatuto de autonomía, una rareza para la España centralista de la época, a cambio de renunciar a sus planes soberanistas. En dos ocasiones, el conflicto se solucionó mediante negociaciones con el Gobierno central; en las otras dos, a sangre y fuego.

En 1641, el clérigo y canónigo de la Seo d’Urgell, Pau Claris, era presidente de la Generalitat, una institución muy distinta a la que conocemos ahora, y en plena Guerra de los 30 años proclamó el 17 de enero la república catalana como reacción ante los proyectos centralizadores del conde duque de Olivares, valido del rey Felipe IV. El monarca Habsburgo envía al Ejército y Claris, seis días después de su declaración independentista, se declara súbdito del rey Luis XIII de Francia, al que nombra conde de Barcelona y coloca a Cataluña bajo administración francesa. Estalla la guerra y en la batalla de Montjuic las tropas catalanas y francesas derrotan a las de Felipe IV. La Paz de los Pirineos firmada en 1659 en la isla de los Faisanes, Irún, puso fin al conflicto. Francia se anexionó buena parte de los territorios de la Cataluña francesa, y el resto volvió al redil de la corona española.

En 1873, en la primera República española, el republicano, federalista y anticarlista Baldomer Lostau con el apoyo de las cuatro diputaciones proclama el 5 de marzo el estado catalán dentro de la federación española. Su primera intención es convocar elecciones para constituir las cortes catalanas. El presidente del Gobierno español, el también catalán Estanislao Figueras, negocia y en 48 horas la intentona se apacigua.

El 14 de abril de 1931, al calor de las elecciones municipales que gana la izquierda, y en Cataluña Esquerra Republicana, Francesc Maciá anuncia la creación de la república federada catalana dentro de la república española. «En nombre del pueblo de Cataluña, proclamo el estado catalán bajo el régimen de república catalana que libremente y con toda cordialidad anuncia y pide a los otros pueblos hermanos de España su colaboración en la creación de una confederación de pueblos ibéricos». El Gobierno de Niceto Alcalá Zamora envía a tres ministros a negociar, que tres días después pactan a cambio de la renuncia soberanista la recuperación de la Generalitat y la elaboración del primer estatuto de autonomía (el de Nuria) que instaura el gobierno y el Parlamento de Cataluña que, tras el cepillado de las Cortes, quedó definida como una «región autónoma dentro del estado español», aunque la pretensión de los redactores del estatuto era que fuera un «estado autónomo dentro de la república española». Seguir leyendo

Las 10 consecuencias económicas de una Cataluña independiente

Un ciudadano, con barretina, deposita su papeleta en el Instituto Lluís de Peguera de Manresa (Barcelona)

Un ciudadano, con barretina, deposita su papeleta en el Instituto Lluís de Peguera de Manresa (Barcelona)

El proceso de independencia puesto en marcha por la Generalitat de Cataluña tendría, de llevarse a cabo, importantes consecuencias políticas y económicas tanto para el hipotético nuevo Estado como para el resto de España y para la UE. Nadie duda de que una Cataluña independiente podría sobrevivir con una población equivalente a la de Suiza, un territorio del tamaño de Bélgica y un PIB equiparable al de Noruega. Pero la mayoría de los analistas y bancos de inversión coinciden en que la ruptura tendría dramáticas repercusiones que, por un tiempo indefinido, podrían condenar a Cataluña a un aislamiento económico y un empobrecimiento sin precedentes. Según Credit Suisse, incluso sin tomar en cuenta los riesgos de huida de capital o los costes de adoptar una nueva moneda, Cataluña podría perder hasta el 20% del PIB y se quedaría por debajo de la renta per cápita media del resto de España.

1 Salida del euro y ausencia del BCE

La consecuencia más inmediata sería la salida de la Unión Monetaria Europea, a la que Cataluña, como parte de España, pertenece desde 1999. El nuevo país podría optar por seguir utilizando el euro de manera unilateral, pero sin ninguna influencia sobre su tipo de cambio ni sobre los tipos de interés. Es una opción que ha utilizado Kosovo, pero el caso no parece comparable porque la antigua provincia de Serbia apenas está integrada económicamente con el resto de Europa y su Producto interior bruto es cuarenta veces menor que el de Cataluña. Para Cataluña, el euro se convertiría en una moneda extranjera cuya utilización podría encarecer sus exportaciones y mermar peligrosamente su competitividad.

La nueva Cataluña también se desvincularía del Banco Central Europeo, el organismo que centraliza la política monetaria de los 18 países que comparten el euro (19 a partir del 1 de enero con la entrada de Lituania). El BCE es la red de seguridad que garantiza liquidez al sistema bancario de la zona euro y gracias a sus líneas de apoyo han sobrevivido numerosas entidades durante las etapas más agudas de la reciente crisis. Las entidades financieras con domicilio en territorio catalán perderían el acceso a esas líneas.

2 Sin supervisión bancaria europea

Cataluña también quedaría fuera de la unión bancaria puesta en marcha por la zona euro, que ya cuenta con un Mecanismo Único de Supervisión financiera (que desde el 1 de noviembre supervisa a las entidades financieras españolas) y con un fondo de resolución bancaria que, a partir de 2016, aspira a sumar 55.000 millones de euros para sanear o liquidar las entidades financieras de la zona euro que atraviesen dificultades. Esa caja común se mutualizará progresivamente en un plazo de ocho años, por lo que Europa contará con una suerte de FROB europeo que evitará que los socios del euro tengan que asumir por sí solos la factura de futuras crisis financieras. En una Cataluña independiente, el vínculo entre el riesgo privado y el soberano seguiría intacto, con las consecuencias letales que durante la crisis se ha visto que puede tener esa relación para las finanzas de un Estado. Seguir leyendo

Cataluña: el coste del soberanismo ya ha empezado

Una declaración unilateral expulsaría a Cataluña de la UE y el BCE; con deslocalizaciones, subida del déficit y bloqueo financiero. Pero las dudas ya se están plasmando: la inversión cae y las agencias e inversores recelan.

Comunidades AutónomasEl panorama que se abre en Cataluña entra ya en aquel nuevo escenario desconocido que Artur Mas profetizó ante la suspensión de la consulta. La preocupación por unas elecciones plebiscitarias y la toma de decisiones unilaterales empieza a calar en los empresarios. La incertidumbre financiera sobre el final de esos derroteros se convierte ya en temor palpable. Muchas empresas ya no preparan planes de contingencia, sino que han empezado a tomar decisiones. El motivo, un más que probable hundimiento de la economía catalana en caso de secesión.

Una decisión unilateral de independencia acarrearía la salida inmediata de la Unión Europea, quedar al descubierto del paraguas del BCE y perdería su liquidez: aranceles, hiperinflación, salida de capitales, corralitos… Pero vayamos por partes. Este panorama descrito por la Unión Europea, el Banco de España, las agencias de calificación, el Gobierno y varios centros de estudios se subordina a una preocupación anterior: qué quedará de Cataluña el día de la independencia si escala la tensión institucional.

El deterioro ya está aquí Seguir leyendo

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz