El barrio de Valencia que puede convertirse en un ejemplo mundial

Boceto del estudio de arquitectura ganador del premio ONU-Habitat. / Improvistos

Boceto del estudio de arquitectura ganador del premio ONU-Habitat. / Improvistos

Hay algo que diferencia al barrio de Orba, en Alfafar, a las afueras de Valencia, de cualquier otro construido al calor del desarrollismo de los sesenta. Lo distingue incluso de un vecindario prácticamente idéntico levantado en la misma época en Sevilla por el mismo promotor, con los mismos planos e idéntico nombre originario: Parque Alcosa (acrónimo del constructor Alfredo Corral, SA). Sobre el conglomerado de viviendas de la albufera sur valenciana hay un proyecto único que ha sido galardonado con el premio internacional de Rehabilitación Urbana en Edificaciones Masivas, una distinción concedida por ONU-Hábitat por la que competían otros 96 proyectos de todo el mundo.

El plan se basa en la “revitalización de un barrio obsoleto de bloques de vivienda homogénea”, según cuentan sus autores, María García y Gonzalo Navarrete, miembros del estudio de arquitectura Improvistos. El vecindario está compuesto por una agrupación de edificios semejantes, alineados en cuadrículas, en el que viven alrededor de 6.000 personas en solo dos tipos de viviendas distintas: una de unos 70 metros cuadrados (todas idénticas entre sí) y otra de 90 (ídem).

“Nos hemos basado en las experiencias de cohousing y vivienda colaborativa, que en Europa son más frecuentes. En una comunidad de vecinos se pueden definir varios grados de privacidad y aprovechar zonas infrautilizadas, como las cubiertas para servicios comunes, o generar actividades económicas que financien parte de los cambios”, explican los arquitectos. Además de sitios vacíos, el plan contempla, por un lado, aprovechar las viviendas desocupadas para crear lugares de uso vecinal, como pueden ser zonas de estudio o lavanderías; por otro, tomar parte de la superficie de aquellos hogares cuyos inquilinos no precisan de tanto espacio. Se ganan metros cuadrados para la comunidad y el habitante ahorra en gastos.

Los creadores del proyecto buscan una distribución que pueda evolucionar con sus habitantes: ampliaciones, anexiones de las viviendas contiguas, disminuciones. Hogares y personas se adaptan entre sí (ver ejemplos concretos en la fotogalería). Es un fenómeno que se conoce como arquitectura progresiva, la apropiación de los espacios por parte de los usuarios. En lugar de comprar una casa con dimensiones invariables, en una parcela se pueden ir aumentando o disminuyendo las habitaciones y los lugares según las necesidades y los recursos. En el caso de Orba, esto se traslada a los edificios: partiendo de la vivienda tradicional levantada en el barrio, Improvistos sugiere cambios que “aumentan considerablemente la diversidad con un coste muy bajo y sin tocar los muros de carga”. Sigue leyendo

¡A ver quién la suelta más gorda!

Alfonso Rojo

Alfonso Rojo

A Alfonso Rojo le han llamado a capítulo. Y le volverán a llamar… pero para que se siente en la misma silla de la que le echaron el sábado. El periodista debatía en ‘La Sexta Noche’ con Ada Colau sobre vivienda, cuando se desmadró: «Está usted muy gordita para el hambre que se pasa». Un ataque gratuito, sin más consecuencias que la reprobación pública, como cuando le llamó «mangante» al también periodista Pablo Iglesias. El exmarido de Ana Rosa Quintana es uno de los tertulianos que más ‘bolos’ hace en televisión, tal vez porque se pone faltón. Aquí el exabrupto no resta, más bien lo contrario. Es también uno de los comentaristas mejor pagados y él mismo contó en una ocasión que ganaba más de opinador que jugándose el tipo como reportero de guerra en Afganistán o Irak. Iba mucho a ‘La Noria’ y cobraba 1.500 euros por noche. El extinto programa de Jordi González en Telecinco tocó el techo con un negocio antaño boyante, pero en crisis desde 2011. En los últimos tres años las tarifas de los comentaristas políticos han caído entre el 25% y el 50% en las cadenas privadas y hasta un 70% en TVE.

Alfonso Rojo es de los que cobra lo máximo y en ‘La Sexta Noche’, donde tuvo el rifirrafe con Ada Colau, pagan entre 200 y 600 euros. Colau fue gratis porque nunca cobra por salir en la tele. Solo acepta, ocasionalmente, el dinero que le ofrecen por dar charlas y lo dona a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), de la que es fundadora y portavoz -Jorge Verstrynge también entregó a la asociación lo que le pagaron en Telecinco por una entrevista sobre los escraches-.

Ada Colau es la única que se ha querido quedar al margen del negocio de las tertulias, el género de moda, a juzgar por las horas de televisión que llenan. ‘El Debate de La 1’, ‘Al rojo vivo’, ‘Las mañanas de Cuatro’, ‘La Sexta Noche’, ‘La noche en 24 horas’… giran en torno a los tertulianos, a los que se pide cumplir con dos cuestiones fundamentales: «brevedad y show». «Hay una cosa perversa, les piden que ‘animen’ el debate y cuando alguien monta la bronca el presentador hace como que se sorprende y le echa del plató», dice un tertuliano habitual que prefiere, como todas las fuentes consultadas, no desvelar su identidad.

Él ha visto broncas de todos los niveles. Porque Miguel Ángel Rodríguez y María Antonia Iglesias se llamaron «imbécil» y «cabrón» -respectivamente- en ‘La Noria’. «Luego participaron en un programa de ‘reconciliación’, no quiero ni imaginar cuánto les pagaron». Entonces (era 2008), el programa de los sábados por la noche de Jordi González era «una máquina de hacer dinero». Las cadenas pueden meter 12 minutos de publicidad cada hora y «en el ‘prime time’ se han llegado a pagar entre 8.000 y 10.000 euros por spot» -en doce minutos caben 36 anuncios-. En ‘La Noria’ pagaban 1.500 euros brutos (1.200 netos) por intervención, aunque la gente con más caché cobraba «hasta 3.000». Luego se produjo la polémica entrevista a la madre de ‘El Cuco’ (a ella le pagaron también, 10.000 euros) y el boicot de los anunciantes, que acabó finalmente con el programa. Terminó ‘La Noria’ y empezó ‘El Gran Debate’, el mismo programa, el mismo presentador, pero menos presupuesto: «Bajaron las tarifas de los tertulianos a 500 euros».

Las 50.000 de Del Olmo

Ada Colau

Ada Colau

Hoy es difícil pillar esa cantidad. En TVE más bien imposible, porque el tijeretazo ha acabado con las sillas de oro. En ’59 segundos’, el programa donde los micrófonos se bajaban, pagaban «entre 600 y 1.000 euros a los periodistas» (los políticos, evidentemente, van gratis). Ahora el programa se llama ‘El Debate de La 1’ y los contertulios cobran unos 150. Eso mismo les apoquinan en ‘La Noche en 24 horas’. «Antes te venían a buscar en un coche de producción, pero ahora vas por tu cuenta», desvelan las mismas fuentes. Esto del coche lo mantienen en la televisión autonómica de Castilla La Mancha, donde pagan 200 euros por intervención. «Te llevan de Madrid a Toledo y si es un programa de mañana te dan el desayuno». En el resto de las autonómicas no se pasan de los 100 o 150 euros. Dos ejemplos: los invitados de ‘Lo que faltaba’, un antiguo espacio de tarde de ETB, cobraban 240 euros y ahora por un debate de noche en la misma cadena te dan 110 euros. En Canal 9 abonaban 400 hace cuatro años.

Y tanto o más que en la televisión han ajustado los precios en la radio. «En 1995 te embolsabas 50.000 pesetas (300 euros) por la tertulia de dos horas en el programa de Luis del Olmo. Era muchísimo dinero, pero es que entraba publicidad a manta. Ahora vas a la radio por 200 euros».

Y si no va uno, va otro, porque los tertulianos «se pegan por salir». Ahí tienen a Francisco Marhuenda, el periodista omnipresente. «Le llaman porque defiende una posición rotunda, sin fisuras. Es una mera correa de transmisión y se ha convertido en el héroe de la previsibilidad. Dice eso de ‘¡qué despropósito!’ mil veces y hace las mismas muecas», apunta Jorge Lozano, catedrático de Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, que afea a los tertulianos «la simpleza» de sus discursos. «Se sabe lo que van a decir, jamás hay una aportación interesante». Lo que se ha perdido en argumentario, se ha ganado en… vehemencia. «El tertuliano educado no tiene sitio. El que tiene eco en los medios al día siguiente es el que da un puñetazo en la mesa y se va del plató. No se busca la pluralidad, se busca el enfrentamiento, por eso en la tele ponen tres contra tres, unos a la izquierda y otros a la derecha», lamenta Tacho de la Calle, realizador y miembro de la Academia de la Televisión. Ve a los comentaristas «sobreactuados» y señala a los culpables. «Las cadenas fomentan el exabrupto, el odio, las dos Españas. En lugar de apagar fuegos los encienden. ¡Pero si hasta el propio presentador es a veces ‘hooligan’ de un partido!». Se acuerda entonces de una tertulia rosa -«más bien amarilla»- en la que el propio director del programa le dijo por el pinganillo a uno de los colaboradores que le preguntara a la invitada de qué color era el camisón de esa noche. «He dicho camisón por ser fino, pero en realidad era otra prenda». Y esos excesos que antes solo se veían en los acalorados debates del corazón, son habituales ahora en los corrillos políticos. «En TVE oyes a periodistas que dicen que están encabronados, que se cagan en… Parece que lo progre es decir tacos».

«Las cadenas no quieren la escala de grises, quieren el blanco y el negro, gente con posiciones ideológicas encontradas y que no dejen indiferente a nadie», asegura el representante de uno de los tertulianos más demandados -él se lleva el 20%-.

– De no dejar indiferente a nadie a insultar hay mucho trecho.

– Los tertulianos tienen impunidad. Impostar la voz, ser gracioso e interrumpir al otro se consideran cualidades y pueden decir cualquier cosa porque la Guardia Civil no va a ir a buscarles a casa. El insulto es un horror, pero lo obsceno es que los periodistas quieren representar a la opinión pública falsamente, cuando solo representan son ciertas opiniones. Piensan que el ciudadano es idiota -lamenta Lozano-.

Yolanda Veiga en Las Provincias

Sigue leyendo

Las 12 señales inconscientes que demuestran que la atraes

Sostener la mirada a poca distancia es la prueba que necesitamos para dar el último paso. (Corbis)

Sostener la mirada a poca distancia es la prueba que necesitamos para dar el último paso. (Corbis)

“Oh, Dios, no me hagas ser incomprendido”, cantaban los Animals en «Don’t Let Me Be Misunderstood», una frase que podrían pronunciar millones de mujeres y hombres de cualquier parte de mundo durante sus salidas nocturnas en busca de compañía del otro sexo o un mero rato de diversión, cuando a pesar de poner todo el empeño posible, la comunicación entre ambos sexos en lo concerniente al flirteo es tan complicada que deriva en situaciones violentas (“pensaba que te gustaba”), cuando no directamente humillantes para el que se ha atrevido a dar el paso adelante.

Así pues, necesitamos estar armados con una pequeña guía de bolsillo para descifrar las intenciones de nuestras potenciales parejas y evitar esos traumáticos episodios que todos hemos vivido. ¿Es tal cosa posible? La verdad es que las mujeres son mucho más difíciles de descifrar que los hombres: como señala Peter Hutchinson en un artículo publicado en The Telegraph, su coach Jo Hemmings le había recordado que los signos que los hombres emiten para mostrar su interés por el otro sexo son apenas diez, mientras que en el repertorio de las mujeres se cuentan unos 50 diferentes, mucho más sutiles y, por ello, menos evidentes a simple vista. Sigue leyendo

La cara matemáticamente más perfecta

No hace mucho tuvimos a la barbie humana y ahora desde el Reino Unido nos llega la cara más perfecta matemáticamente hablando.

La chica en cuestión se llama Florence Colgate y tiene 18 años. :: ITV

Ni cirugías, ni botox, ni photoshop. La cara perfecta existe sin necesidad de trucos. La tiene Florence Colgate, una estudiante británica de 18 años. El jurado de un concurso de belleza, organizado por el canal ITV y una conocida firma de cosméticos, ha elegido su rostro entre otros 8.000 como el más bello de Reino Unido. Las participantes debían presentarse sin maquillaje y quedaban fuera las que estuvieran operadas.

Su melena rubia, labios carnosos y ojos azules entran dentro de los cánones de belleza actuales, pero lo que más ha contado es que su cara es matemáticamente perfecta; es simétrica y de dimensiones ideales, y la distancia entre sus ojos, boca, frente y barbilla es la óptima.
Así nos lo cuentan en LP

votar

¡Larga vida a Cuéntame y Águila Roja!

Durante las últimas semanas muchos españoles hemos asistido atónitos a los intentos de algunos de demonizar a TVE y a series como Águila Roja o Cuéntame. Críticas a sus precios, a su calidad, a sus supuestos despilfarros. Ataques, ataques y más ataques y escasos apoyos a una televisión pública más que necesaria en unos tiempos en los que algunas cadenas privadas, con la única excusa de llenarse los bolsillos, se han dejado la moral en casa, apostando por contenidos de dudosa calidad y destruyendo empleo sin contemplación.

¿Es realmente TVE tan mala como la pintan? ¿Son tan caras estas series? ¿De verdad que este entretenimiento no tiene cabida dentro del servicio público? ¿Quién lo dice? ¿Los más de 6 millones de espectadores que ven Águila Roja cada semana? ¿Los 5 millones que ven cada semana Cuéntame? ¿O los cuatro de siempre que sueñan con cargarse una televisión pública que tan solo nos cuesta 5 euros al mes a cada hogar español?
Claro que Águila Roja no es Los Soprano ni Cuéntame es The Wire. Pero es que tampoco unos pocos pueden imponer sus criterios. ¿O acaso vivimos en la dictadura de la televisión intelectual? ¿Quiénes somos nosotros para decirle a estos espectadores que no tienen derecho a ver sus series favoritas?  ¡Por favor! Que Cuéntame no es Sálvame ni cualquier producto basurero. ¡Basta ya de tanto racismo televisivo! Sigue leyendo

Los mejores traseros del mundo

La foto que fue manipulada, usando Photoshop, para lograr destapar su trasero fue una tomada el año pasado durante un viaje que realizó la socialité a las playas de Miami Beach.

Esta vez nos referimos a los traseros femeninos como en otro momento nos referimos a los masculinos y es que hay gustos para todo y para todos.

La primera posición de la lista la ocupa la estrella de la televisión estadounidense, Kim Kardashian, seguida de Rihanna en el segundo puesto. Otro culo famoso, el de Scarlett Johansson se asienta en la sexta plaza, mientras que el de Beyoncé luce curvas en la 15ª posición.
Sorprende que famosas retaguardias, como la de Jennifer Lopez o Kylie Minogue, hayan quedado fuera de la lista principal, tras haber ocupado el puesto 22 y 27 respectivamente. Lo mismo pasa con el tan comentado culo de Pippa Middleton que solo logró ocupar la plaza número 36 en la lista.
“Las curvas de Kim son famosas en el mundo entero, por lo que solo puede haber una ganadora cuando nos referimos al Mejor Trasero del Mundo. Aunque nos quedamos sorprendidos tras ver que Pippa Middleton no estuvo entre las diez primeras”, contó Damien McSorley, editor de la revista ZOO.

La red social de los infieles llega a España

¿Para qué arriesgar y tener una aventura en el entorno laboral? La red de contactos Ashley Madison, que aterrizó en España en mayo y cuenta ya con más de 47.000 miembros, permite tener un lío a prueba de sustos. Y sólo por 49 euros.

Dicen que el matrimonio es una cadena tan pesada que hay que llevarla entre tres. Lo de la infidelidad es tan antiguo como el oficio más viejo del mundo, es decir, que ha existido siempre. Pero ahora es mucho más fácil ser infiel a tu marido o esposa y no lo decimos porque las personas viajen más o porque se cambien de trabajo con mayor frecuencia sino porque desde mayo pasado ha aterrizado en nuestro país Ashley Madison, la red social de contactos para infieles (o para aquellos que quieren serlo).

La compañía, implantada en 14 países, cuenta con 47.831 miembros en España y, agárrese a la silla, con 10,1 millones de usuarios en total. “En España esperamos alcanzar los 250.000 miembros a finales de año. Creemos que el crecimiento va a ser muy rápido. Australia ha sido el país donde más rápidamente hemos crecido”, comenta Noel Biderman, fundador y alma máter de este negocio que no sabe de moralinas. Y, ¿por qué en Australia han crecido más que en otras latitudes? “No lo sé muy bien, allí los burdeles son legales por ejemplo, quizás eso haga que tengan una moral más laxa y lo de la infidelidad no esté tan mal visto”, comenta. Sigue leyendo

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz