Cinco eran los ‘asesinos’ de Rodrigo Rato

Como si se tratara de una novela de Agatha Christie, el entorno del expresidente busca una mano negra. En su opinión, cinco son los ‘asesinos’ de Rodrigo Rato.

1.- Deloitte, el cómplice necesario: Son los hijos adoptivos de Andersen, antes Arthur Andersen, esto es, la auditora de cuyo magín salió la estafa de Enron. Deloitte se valió de los retazos que le quedaban al sistema financiero español para avalar y crear Bankia, algo así como el Frankenstein de las finanzas. Deloitte se encargaba de todo. De la due dilligence, de los análisis de cada una de las cajas, de la valoración de la fusión, de supervisar la salida a Bolsa, los balances… De todo. El auditor Francisco Celma daba el visto bueno. Incluso las cuentas de 2011, que Deloitte asegura se negó a firmar, contaban con su plácet verbal. Actualmente se investiga en los tribunales su actuación “poco diligente” con Banco de Valencia.

2.- Mafo, el ideólogo: Rato reveló ayer cómo el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, le obligó a incorporar Bancaja a la fusión fría, acabando a la postre con la viabilidad de la misma. Tanto él como Zapatero, Salgado y el resto de miembros de las huestes socialistas presionaron para forzar la salida a bolsa de Bankia en plena tormenta financiera. Finalmente, ni los números ni las bondades que se vendieron en el folleto de la CNMV fueron tales. ¿Resultado? Más de 300.000 accionistas pillados en unos títulos cuya valoración actual se aproxima a cero. Sigue leyendo

Anuncios

¿Quién tiene la culpa del escándalo de Bankia?

Ante el escándalo generado por la nacionalización de Bankia, cabe preguntarse quiénes son los culpables de su hundimiento. Y es que su situación ha puesto en jaque a todo el sistema financiero español. Las mayores responsabilidades apuntan a los fallos de supervisión del Banco de España. Pero hay más factores que han conducido a esta crisis. ¿Quién tiene realmente la culpa?

La fusión de Caja Madrid y Bancaja, avalada por el Gobierno de Zapatero: La operación entre Caja Madrid y Bancaja contó con el apoyo político del entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del líder de la oposición, Mariano Rajoy. Ambos sentaron las bases de un acuerdo para no obstaculizar, con guerra de partidos, el proceso de reestructuración. Caja Madrid quiso convertirse en la gran caja de España y para ello se apresuró a buscar los apoyos políticos necesarios, que fueron mayoritariamente del PP, pero que también encontraron respaldo en las filas del PSOE. Al final, la integración de ambas entidades ha resultado ser un ‘pufo’.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, desaparecido en combate: El encargado de fiscalizar y controlar todos los años el funcionamiento y las cuentas de todas las entidades financieras es el Gobernador del Banco de España. Y en todo este tiempo no se ha visto a Miguel Ángel Fernández Ordóñez adoptar ninguna medida de saneamiento e intervención de ninguna entidad hasta que se ha producido la nacionalización de Bankia. Si lo sabía, y ha mirado para otro lado, es muy grave. Pero si el supervisor no lo había detectado en estos últimos ejercicios, el escándalo es mucho mayor. Muchas de las fusiones y de las valoraciones en el sector de cajas que se han hecho en los últimos años han sido con el beneplácito expreso del gobernador de Banco de España y del Ministerio de Economía, en aquel momento pilotado por los vicepresidentes económicos, Pedro Solbes y Elena Salgado. Sigue leyendo

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz