Lo que hay detrás de los anuncios de Nueva Rumasa

La publicidad de la emisión de pagarés de Nueva Rumasa

La publicidad de la emisión de pagarés de Nueva Rumasa

  • Nueva Rumasa ha lanzado una emisión de pagarés para inversores privados
  • Fuentes aseguran que la empresa ofrece estos mismos pagarés a proveedores
  • La familia Ruiz Mateos eligió el aniversario de su expropiación para hacer el anuncio
  • Al no ser un holding no se pueden verificar los ingresos que publicitan
anuncio-prensa-rumasaNueva Rumasa, el renovado grupo de la familia Ruiz Mateos, está que lo tira. Semana sí semana también se marca un anuncio de doble página a todo color en al menos seis periódicos de tirada nacional. En esta publicidad no anuncia sus conocidísimos flanes Dhul. No. Utiliza la doble página para proponer al ciudadano una «magnífica oportunidad» de inversión. El grupo ofrece pagarés empresariales con un importe mínimo por inversor de 50.000 euros. En el anuncio la empresa intenta atraer al ciudadano diciéndoles que «Nueva Rumasa constituye uno de los grupos empresariales más importantes de nuestro país con una valoración patrimonial de más de 3.000 millones en compañías líderes». Mientras, algunas fuentes aseguran que intenta convencer a sus proveedores de que acepten los mismos pagarés a cambio de la deuda que tiene contraída con ellos, un extremo que el vicepresidente del grupo, José María Ruiz Mateos hijo, niega. ¿Magnífica oportunidad?.

A los expertos consultados el asunto de los pagarés les echa un poco para atrás. «Es verdad que la rentabilidad es alta y que ahora el inversor no tiene muchas más opciones [los depósitos bancarios están bajando porque bajan los tipos de interés oficiales y la Bolsa aún está en mínimos] pero hay que ser muy cuidadoso en la elección de este producto y seleccionar aquellos pagarés emitidos por empresas de reconocida solvencia», algo que no se puede comprobar en el caso de Nueva Rumasa ya que no cotiza en Bolsa y no publica sus resultados.

Además, el hecho de que los pagarés no se acepten en un mercado secundario (por lo que si quieres venderlos tienes que buscar tú al comprador) y el encontronazo que tuvo la compañía con la Comisión Nacional del Mercado de Valores al publicar el primer anuncio en la prensa (en él se indicaba que tenía la autorización expresa del regulador español cuando no era así porque no lo necesitaba) no parecen un buen comienzo.

El vicepresidente del grupo asegura que más que rentabilidad lo que ofrecen es seguridad porque la inversión se realiza sobre «empresas tangibles que tienen futuro». Según la empresa, el inversor que quiera meter su dinero en Nueva Rumasa podrá consultar todo lo que quiera sobre ellos: datos de auditoría, informes, memoria del grupo, etc. Esto no es del todo correcto. En el anuncio aparecido en prensa ayer especifican que la información que darán será sólo de la empresa sobre la que recaen los pagarés, en este caso Carcesa (que comercializa la marca Apis y zumos Fruco).

Tanto los analistas como la misma compañía creen que la clave de los pagarés está en la confianza en el grupo empresarial. Desde Nueva Rumasa aseguran que eso es exactamente lo que ofrecen: «de los bancos la gente no se fía, del Gobierno tampoco y nosotros, 26 años después de la expropiación estamos demostrando que ahí estamos», resumen. Aunque mucho menor que la antigua Rumasa (en el momento de la expropiación el grupo lo constituían 700 empresas, con una plantilla global de 65.000 personas y una facturación de 350.000 millones de pesetas) los hijos del mediático Ruiz Mateos están reconstruyendo un imperio que, siempre según sus datos, consta de 107 empresas y más de 10.000 empleados.

José María Ruiz Mateos hijo asegura que la emisión de pagarés está funcionando de maravilla (algo que también indicaron en la publicidad de ayer) y que están convencidos de que será un verdadero éxito. La intención de la saga es conseguir capital a corto plazo —no especifican cuanto— para así adquirir nuevas empresas e ir engrosando el grupo familiar. Siempre del ámbito turístico, alimetario, bodegas y distribución. Por ahora, suenan nombres como la fábrica de El Caserío en Menorca y alguna más del sector alimentario o turístico (recientemente han anunciado la compra de dos hoteles en Mallorca).

pagares-rumasa1Detrás de las «magníficas cifras» que publica el grupo (factura lo mismo que algunas empresas cotizadas como NH Hoteles, Red Eléctrica o Codere) se esconden deudas con proveedores aún por pagar. Fuentes cercanas a la empresa han asegurado a soitu.es que la compañía de los Ruiz Mateos ha ofrecido a los proveedores ‘pagarles’ las deudas que tienen con ellos (en algunos casos la tenían que haber pagado hace más de un año) con los mismos pagarés que se ofrecen al público, es decir, quieren aplazar aún más el plazo de pago.

¿Qué pasa si el proveedor no está de acuerdo? No se cobrarán las facturas hasta dentro de un año igualmente, aseguran las mismas fuentes. El vicepresidente de la compañía ha negado este extremo y ha afirmado que los proveedores suyos cobran puntualmente. Otras fuentes de la empresa, sin embargo, alegan que al no ser un ‘holding’ propiamente dicho no saben que «estrategia comercial» tiene cada director financiero de las empresas que poseen. Desde Nueva Rumasa bromean diciendo que a lo mejor «aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…».

Un holding fantasma

Un buceo rápido por Internet muestra que la Nueva Rumasa del anuncio sólo existe por las noticias que se dan de ella. En ningún momento aparece la página web de la supuesta cabecera corporativa porque no existe dicha web. El gran ‘holding’ que la familia Ruiz Mateos quiere refundar tras la sonada expropiación de la antigua Rumasa (Ruiz Mateos SA) el 23 de febrero de 1983 sólo aparece mínimamente identificado en una especie de blog (Ruiz Mateos al día) en el que suben las noticias y artículos de opinión que tratan bien al grupo. No aparece, sin embargo, las informaciones en las que se duda de la viabilidad del ‘holding’ (si se puede llamar así).

La renacida Nueva Rumasa, que se caracteriza por adquirir compañías al borde de la quiebra, no tiene una empresa matriz que consolide los resultados de las más de 107 compañías que, según afirma la empresa, conforman el enjambre empresarial. Por lo tanto resulta bastante complicado comprobar la facturación de 1.500 millones de euros que el grupo dice tener. Algunas empresas en las que basa su negocio, como la hotelera Hotasa o Carcesa (sobre la que recae la emisión de pagarés) ofrecen beneficios en las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Carcesa, empresa que adquirieron a Kraft Foods a principios de 2008, ha tenido unas ventas en el último año de 97 millones de euros, dato que no se puede comprobar porque las últimas cuentas depositadas de la empresa datan de 2006. La empresa hotelera del grupo, por su parte, registró unas ventas en 2007 de 1,7 millones de euros mientras que sus beneficios fueron de 6.000 euros.

Sin embargo, la pretendida matriz del grupo, Nueva Rumasa S.A., por ejemplo, ha tenido unas pérdidas en el último ejercicio depositado (2007) de 200.000 euros. Además, esta misma empresa, que según sus datos tiene como objeto social «la adquisición, venta y explotación de inmuebles», es una de las pocas que cuenta entre sus directivos a los hijos de José María Ruiz Mateos (tiene siete hijas y seis hijos, éstos últimos son los que llevan la compañía). El director general de Carcesa, por ejemplo, es Gustavo Carpintero Soria y la de Hotasa Encarnación Solana Contreras. Otras empresas que también pertenecen al grupo como Jotsa igualmente registraron pérdidas en las últimas cuentas depositadas en el Registro.

Nueva Rumasa, ¿nuevas maneras?

La Rumasa de ahora y la de antes tienen poco que ver, según aquellos que siguieron el proceso de muerte y nacimiento de ambas compañías. La imagen pública de José María Ruiz Mateos padre (el que se disfrazó de Superman y el dijo «que te pego leche» al ex ministro Miguel Boyer) poco o nada tiene que ver con la de sus hijos que se dejan ver bastante poco. El actual presidente del grupo, Zoilo, dijo hace un par de años a Cinco Días que preferían «no dar detalles de cuántas» empresas tenían ni de los ingresos que generaban. «Hemos aprendido del pasado y preferimos que la nueva Rumasa no sea tan pública como lo fue la antigua», decía entonces.

Las apariciones en prensa de los nuevos Ruiz Mateos, dejando de lado los típicos reportajes en el aniversario de la expropiación, se han limitado a los anuncios de compras y acuerdos que han ido formando el enjambre de su nueva colmena. Aunque ahora las apariciones mediáticas de los hijos de José María siguen siendo escasa, el repetido anuncio publicitario —el esfuerzo publicitario más importante que han hecho en su historia como grupo—, pretende mostrar que son una empresa «sólida e importante», según señalan desde la empresa. ¿Nos lo creemos?.

Por PAULA CARRIÓN (SOITU.ES)

Ver: Rumasa

6 respuestas

  1. […] Imagen: Google […]

    Me gusta

  2. La CNMV ‘niega’ a Nueva Rumasa por 3ª vez: ¿Es esta inversión un acto de fe?

    * El entramado que se oculta detrás de este despliegue mediático sigue sin estar claro
    * En principio, sólo Hacienda por propia iniciativa podría investigar la emisión de pagarés
    * Algunos asesores advierten que la operación no tiene suficientes garantías

    Por PILAR PORTERO (SOITU.ES)
    Actualizado 16-10-2009 18:00 CET

    «La confianza en Ruiz Mateos, un emprendedor nato para algunos, es lo que está moviendo a ciertos inversores privados a acudir a esta tercera emisión de pagarés. Está claro que el rendimiento anual del 8% —que multiplica casi por cuatro el euribor— que se ofrece por una inversión mínima de 50.000 € es muy alta. Yo no la recomendaría a ningún cliente porque no aporta las garantías que considero necesarias. Puede acabar siendo otro Madoff o salir bien. Más que una apuesta arriesgada, es un acto de fe». Las palabras de una asesora financiera con una exclusiva clientela coinciden con las recomendaciones que ayer mismo la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha colgado en su web. Aunque el organismo de supervisión no puede intervenir, ha tomado la iniciativa de advertir, por tercera vez, quiza para evitar que estalle otro Forum Filatélico y, de paso, cubrirse las espaldas.
    El primer aviso se produjo el pasado mayo después de que en febrero los Ruiz Mateos lanzaran a bombo y platillo su primera emisión. A finales de septiembre, la entidad volvió a la carga. Fernando Restoy, el vicepresidente de la CNMV, insistió en que este tipo de pagarés, dado el importe de las emisiones —50.000 € de nominal— y el hecho de que no cotizan en ningún mercado secundario, no necesitan la autorización de este organismo. Entonces se hacía hincapié en la necesidad de comprobar la «rentabilidad garantizada» o la «garantía real ante notario» que figuraba en los anuncios a toda página que publicaban los principales diarios nacionales.

    El entramado que se oculta detrás de este despliegue mediático sigue sin estar claro aunque Nueva Rumasa ofrezca como colchón «un tesoro de valor incalculable: extraordinarias existencias de viejísimo brandy de Jerez, valorado por el profesor del IESE Pablo Fernández en más de 1.200 millones de euros», tal y como reza la última y tercera emisión, que por si acaso queda alguien que no se haya enterado se puede ver, que no es lo mismo que consultar, en el escueto blog de Ruiz Mateos. Hasta el momento, sin embargo, la sociedad de los Ruiz Mateos no ha constituido ni inscrito en el Registro de Bienes Inmuebles las garantías de que presume.

    «El peligro es que se produzca un exceso de inversión y el holding no pueda cumplir con los compromisos adquiridos. Me alegra que la CNMV avise porque en nuestro caso —Afinsa— sucedió todo lo contrario. Si se hubiera producido una advertencia seria, como en se está haciendo ahora, igual muchos nos habríamos pensado si meter o no nuestro dinero en el negocio filatélico. Por desgracia, había hasta reportajes en la revista del ICEX animando a invertir en sellos. No creo que sea malo para Rumasa que la gente sepa que se trata de una inversión atípica», opina el presidente de la Asociación de Afectados Forum Filatélico, Antonio Cuartero. Por si alguien tiene dudas, la CNMV recuerda que ‘Nueva Rumasa’ no es la cabecera de ningún grupo de empresas. Por lo que los pagarés son emitidos por una de las empresas del grupo y sólo ella tendría que responder con su patrimonio concreto si se producen irregularidades. «No hay que olvidar que se trata de ingeniería financiera, y que aunque Rumasa no exista como grupo efectivo, las empresas se pueden prestar capital entre ellas. En principio, sólo Hacienda podría investigar, por propia iniciativa», concluye un asesor financiero.

    Me gusta

  3. lo unico q me da miedo es el govierno socialista por lo q hizo y ahora con afinsa.

    Me gusta

  4. […] la promotora inmobiliaria Gestesa Desarrollos Urbanos, a quien en 2006 lanzó una oferta de compra Nueva Rumasa SL. Mascarón de proa de los Ruiz Mateos, Nueva Rumasa no llegó a adquirir los títulos: los otros […]

    Me gusta

  5. El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, indicó hoy que Nueva Rumasa ha desistido en su empeño de emitir pagarés y prevé que alguna de la empresas del Grupo pueda salir a bolsa. Así lo puso de manifiesto el presidente de la CNMV durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados y en respuesta a varias preguntas de los diputados.

    Según explicó Segura, tras desistir en su empeño en emitir pagarés, alguna sociedad de Nueva Rumasa podría salir a bolsa o emitir bonos.

    Esta información se basa en que la compañía ya habría demandado información sobre estos proyectos a la CNMV y porque el intermediario de Nueva Rumasa ya ha comunicado que comercializará productos supervisados por el organismo.

    El presidente de la CNMV recordó al respecto que Nueva Rumasa lanzó una primera emisión de pagarés en 2009, pero que ésta no estaba bajo su supervisión al no estar este producto sometido a «las tres vías de actuación bajo las que puede operar la Comisión».

    Así, las citadas emisiones de pagarés ni estaba sometidas a folleto, ni se negociaban en los mercados, ni la compañía prestaba servicios de inversión. Tras varias emisiones, Segura explicó que la situación cambió «radicalmente» después de la aprobación el pasado 14 de abril de un Real Decreto que exigía para este tipo de proyectos -que no tenía folleto, ni se negociaba y que tenía publicidad máxima- la supervisión de la CNMV.

    Fuente: Cotizalia

    Me gusta

  6. […] que van desde la Seguridad Social a la banca pasando por los ganaderos, ha obligado al grupo Nueva Rumasa a iniciar el concurso de acreedores de sus 10 mayores enseñas como Clesa, Dhul, Elgorriaga o, […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonízate

Ser aragonés... ¡cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: