Un matemático aficionado de Elche está publicando su demostración del teorema de Fermat en la prensa

Este jueves apareció un misterioso anuncio en el diario La Razón, que compartía en Twitter el periodista Oskar Belategui. Uno de sus seguidores añadía que no era la primera vez que Santiago Aldea Rodríguez publicaba uno de estos mensajes, incluyendo además su teléfono y su DNI.

Anuncio la Razóntweet 1Como aparecen números y símbolos extraños, decidimos consultar con Joseángel Murcia, nuestro matemático de cabecera, que nos asegura que Aldea está “tratando de demostrar el teorema de Fermat”. Según explica:

Fermat era un abogado francés muy aficionado a las matemáticas y que consiguió varios resultados muy potentes. Después de su muerte se encontró una anotación en un libro clásico sobre la imposibilidad de encontrar números que satisficiesen ecuaciones como el teorema de pitágoras (x^2+y^2=z^2), pero con exponentes mayores que dos. Lo cachondo es que el tío anotó al margen que había encontrado una demostración maravillosa, pero que no tenía espacio para desarrollarla. La anotación picó la curiosidad de los matemáticos y como suele pasar en estos casos la cosa se les fue de las manos.

En 1986 (más de 300 años después), se anunció la demostración del teorema de Fermat, por parte de Andrew Wiles. Todo está muy bien explicado en un libro de Simon Singh (que es el que escribió el de las matemáticas de los Simpson). Esa demostración desde luego no cabía en el margen de un libro. De hecho, las matemáticas que se precisó desarrollar para llegar a la demostración actual no cabrían en una biblioteca mediana. Fermat estaba equivocado o iba de farol.

teoremafinal teorema y tweet 2Desde que Fermat escribiera su optimista nota al margen, cientos de matemáticos y aficionados a las matemáticas han probado suerte con el teorema. Incluido Aldea, a quien decidimos llamar. “Soy muy aficionado a las matemáticas -nos cuenta-. Aunque no fui a la universidad, me gustan desde que las estudié en el bachillerato. Van en mi sangre”.

Aldea tiene 77 años y compagina su afición a esta ciencia con su trabajo al frente de su empresa de maquinaria industrial, donde cuenta con el apoyo de uno de sus cuatro hijos. Lleva dos o tres años trabajando en el teorema de Fermat, publicando entregas de su demostración, que aún no está completa. Escogió este teorema porque era “una inquietud que tenía desde hace tiempo” y se dedica en exclusiva a ella, sin entrar en otros problemas famosos. “No es poca cosa”, añade, con razón.

Trabaja con bolígrafo y papel, y dedica un tiempo muy variable a su afición: “Hay veces que me enfado conmigo mismo y me tomo unos días de descanso”. Añade que este último anuncio es una parte bastante avanzada, pero aún no se atreve a ponerle fecha final de su trabajo: “Es difícil. Tengo que comprobar esto último, aunque ya se acerca en mi opinión a terminar el teorema. Nunca se sabe”.

En cuanto a la extensión que ocupará, si bien tampoco cabría en el margen de un libro, es mucho más breve que la de Wiles: “Soy consciente de que Wiles necesitó cerca de cien folios, no sé si por una cara o las dos. Si consigo terminar la mía, sólo necesitaré dos folios por una cara”.

¿Y por qué publica sus resultados en el periódico, con su teléfono incluido? “Pues no lo sé, pero imagino que si publico mi teléfono es porque espero o puedo esperar que alguien llame”. Y en ocasiones lo han hecho: “Más que matemáticos, llaman personas inquietas, por curiosidad”. Cuando les explica que se trata de un fragmento de una compleja solución a un teorema de hace tres siglos, “no lo entienden, piensan que es algo muy raro”. Escogió La Razón (con ayuda de su secretaria) simplemente por una cuestión de precio. “No por otra cosa”.

Aldea, que reside en Elche, contrasta su trabajo con un amigo catedrático en Matemáticas y corrige “lo que considero necesario”. Es consciente de que esta ciencia ha evolucionado mucho desde sus años de bachiller y a pesar de que se ha intentado mantener al día, “hay muchas cosas que ni las huelo. Pero eso no interfiere en que yo llegue a resolver este teorema”. Sin duda. Al fin y al cabo, el propio Fermat era abogado.

Jaime Rubio Hancock en Verne

votar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: