EL CONDADO DE BARCELONA NO ES EL PRINCIPADO DE CATALUÑA

El condado de Barcelona nace a partir de la conquista de los francos de la ciudad de Barcelona en el año 801. El primer Conde de Barcelona fue el franco-visigodo Bera. Además del Condado de Barcelona en lo que se conoce como Marca Hispánica surgirán otros condados como el de Pallars, Urgel, Cerdaña, Rosellón, Ampurias, Gerona, Besalú, Osona. Dichos condados tardarán siglos en formar una unidad territorial, no teniendo lugar antes de la formación de la Corona de Aragón. Es por ello que es incorrecto hacer pasar la historia del condado de Barcelona, su nacimiento y sus particularidades, como genéricas de Cataluña. En el año 801 no existía Cataluña, tampoco en el 988, pero es que  en el año 1137, fecha del enlace entre Ramon Berenguer IV y Petronila, tampoco había una unidad territorial a la que llamar Cataluña, aún cuando esta palabra ya había sido documentada al menos desde tiempos de Ramon Berenguer III. La “historia” nacionalista, no obstante insiste en hacernos ver a un Guifré catalán, a un Borrell II señor de Cataluña, etc.. Pero eso es absolutamente falso. Si bien el Condado de Barcelona sería el “nervio” de Cataluña, y el título de Conde de Barcelona el más importante del Principado, hay que distinguir ambos conceptos. Y es que hablar de la historia de Cataluña únicamente a partir de centrarse en exclusiva en la historia del Condado de Barcelona, obviando al resto, es similar a que sólo se explique la historia de España contando la historia de los reinos de León y Castilla, algo de lo que se quejan algunos cuando les conviene sin poner remedio en su casa.

 OTROS CONDADOS “CATALANES”
nobiliarios armas de Valencia

Nobiliario de Armas de Valencia, Aragón y Cataluña. S.XVI

Armas Condes Pallars

Armas Condes Pallars

Armas Condes Urgel

Armas Condes Urgel

Cataluña, el Principado, no existía como unidad territorial

Armas Condes Ampurias

Armas Condes Ampurias

cuando Petronila y Ramon Berenguer IV contraen matrimonio. Y mucho menos con Guifré el Pilós. Podríamos discutir si el origen de las barras es condal, (y ya veremos que tampoco dado que el uso original no es territorial) pero nunca afirmar que estos colores son de Cataluña (en origen). Si decimos que es catalana, porque Barcelona está en Cataluña, también podríamos afirmar que esa bandera en origen es Española, o bien Europea. Ramon Berenguer IV cuando se casa con Petronila, era conde de Barcelona, de Gerona, de Osona y Cerdaña, pero no de Urgel,no del Rosellón, no de Ampurias, etc…Por lo tanto no era el señor de toda Cataluña, y es que de hecho no había ninguna unidad territorial a la que llamar así. Si que existían los catalanes, y en consecuencia Cataluña, dado que ello se puede documentar desde Ramon Berenguer III, no obstante en ningún caso Cataluña en esa época es una unidad territorial, y por lo tanto el Conde de Barcelona no era el Conde de Cataluña. De la misma forma también existían, y así está documentado, los españoles y España, no obstante tampoco era España una unidad territorial. Si bien es cierto que el Condado de Barcelona era el condado más importante de los condados de la Marca Hispánica, y Cataluña se irá formando entorno a dicho territorio, estamos hablando de dos conceptos territoriales diferenciados, siendo el Condado parte del Principado de Cataluña y no equivalente. No, al menos en la época de Ramon Berenguer IV. Más adelante el título de Conde de Barcelona será el título principal de todo el Principado ya unificado, pero como podemos observar, por ejemplo en los documentos de las Asambleas “de Pau i Treva”, la unificación no tiene lugar hasta ya creada la Corona de Aragón. Si leemos crónicas de Cataluña de hace siglos es normal encontrar a Guifré como catalán, leer que se denominan las barras como armas propias de Cataluña, pero también se llama al tal Guifré “español”, también se llaman a los celtas e íberos españoles. Y es que ese era el estilo de la época. Pero hoy estamos en pleno S.XXI y hay que llamar a los cosas por su nombre. Ni los íberos fueron españoles, ni Wifredo fue catalán, ni las barras suponiendo origen condal, nacieron siendo “catalanas” o de un “linaje catalán”.

Medalla conmemorativa

Medalla conmemorativa Falso milenario de “la Independencia” de Cataluña celebrado en 1988

Debe por ello finalizar la creencia de que Guifré el Pilós era catalán, porque, como ya se ha explicado, este señor no hubiera entendido que significa tal gentilicio, como también es imposible que aquel Conde llegara a oír nunca a nadie pronunciar la palabra Cataluña. Tampoco Borrell II, el cual es considerado por el nacionalismo como el Conde que “independizó de facto” a “Cataluña” de los francos. Dado que, sin entrar en el debate sobre si se independizó o no el tal Borrell II, lo cierto es que tampoco en esa época Borrell II era señor de todos los condados y tampoco Borrell II era catalán, ni sabría aquel señor lo que era Cataluña. A pesar de ello, el nacionalismo en 1988 celebró el “milenario de la Independencia de Cataluña”, y para más INRI con apoyo estatal. Tan falso fue ese milenario como lo fue la leyenda de las cuatro barras, dada por cierta durante siglos. Si hoy n día sabemos que era falsa, ya que Carlos el Calvo, o Luis I, o Luis II, o incluso Luis III (según versión) murieron antes que Wifredo, y además no existía la heráldica en el S.IX, ¿por qué se insiste en dar por ciertas las fuentes falaces del S.XIV que otorgaban un origen condal a las barras? ¿Por qué se insiste en catalanizar a Wifredo, a Borrell II,etc..? No ayuda mucho el que la historiografía moderna hable de “Condados catalanes” para referirse a los condados de la marca hispánica, dado que cualquier “despistado” puede entender (y de hecho sucede), que había una unidad “condal” y “catalana”, cuando en verdad dicha unidad tardaría en tener lugar. Si esta catalanización fue habitual en crónicas antiguas, hoy debería dejarse de lado para evitar “confusiones”.

Los condados catalanes
Los condados “catalanes”, terminología adoptada por la historiografía moderna.
Descartado pues, que el blasón naciera como emblema de Cataluña, o como emblema del Señor de Cataluña, al no estar el Principado unificado territorialmente, pasemos a investigar un poco sobre este debate del origen de las Barras de Aragón, enfocándonos en la teoría que tiene su origen en el Conde de Barcelona (en el linaje de la Casa de Barcelona), y en la que apunta como inicio el uso por parte de los Reyes de Aragón (linaje de la Casa de Aragón en su rama Jimena).
Ferran Antequera Trastamara

votar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: