La irresistible ascensión de P.I.

Pablo-Iglesias-EntrevistaHace escasos meses no sabía quien era este personaje, fue a raíz de las elecciones europeas que empecé a escuchar su nombre, un amigo de izquierdas (IU) fue quien me hizo una breve semblanza de este hombre y de su partido PODEMOS.

Fue entonces cuando empecé a buscar datos de PODEMOS y me hice una semblanza del mismo; dicen cosas que muchos pensamos pero tiene esta formación algo que no me acaba de convencer, algo que me echa hacia atrás y no, yo no me dejo influenciar por las paridas, mentiras, medias verdades y chorradas varias que sueltan los del PP.

En este artículo del  catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid Antonio Elorza para El País se explican detalladamente esas cosas que yo no veo claro.

A mi edad y con todo lo que uno ha vivido ya es dificil que alguien consiga engañarte, no lo ha hecho Pedro Sánchez que es una cara nueva que representa a los mismos que se han cargado el PSOE no lo va a hacer este que acaba de llegar por muy profesor de Ciencia Política que sea.

Pablo Iglesias intenta ocupar áreas de la política con radicalidad y simulación

La crisis económica ha sido la estructura de oportunidad en cuyo marco han surgido los nuevos movimientos sociopolíticos. En un caso (Syriza de Tsipras en Grecia), por agrupamiento de una izquierda antes fragmentada; en los otros dos (Movimiento 5 Estrellas del italiano Beppe Grillo, y Podemos, liderado por Pablo Iglesias, P. I. por abreviar), desde una radical novedad en medios y mensaje. La estructura de oportunidad puede compararse a un vacío en la vida política, en circunstancias como las actuales de creciente malestar económico y descrédito de los actores políticos tradicionales, que alcanza al propio régimen constitucional.

El espacio político tolera mal el vacío, de manera que para cubrirlo surgen las respuestas, a veces con una mezcla de acción insurreccional y populismo —por algo Chávez es un héroe para Podemos—, otras fundiendo mediante la violencia el carácter antisistémico en lo político con la conservación del orden social. No faltan nunca la visión maniquea de la realidad, la designación consiguiente de un círculo de los enemigos, el componente violento —verbal y/o físico—, la apelación directa al pueblo o a “los ciudadanos”, el menosprecio de la democracia representativa y la modernidad en la comunicación, salpicada de gestos demagógicos.

Hay una diferencia sustancial entre 5 Estrellas y Podemos. Basado en el blog y en las explosiones retóricas de Beppe Grillo, con su discurso de descalificación frente a “las dos castas”, a Europa y a lo que se le ponga por delante, 5 Estrellas eligió una estrategia de ataque frontal, visible en todo momento. En la vertiente opuesta, sin renunciar a una actitud de enfrentamiento con “la casta”, ni a la visibilidad, Podemos intenta conquistar áreas sucesivas del mercado político, y para ello el radicalismo verbal se encuentra acompañado de la simulación. Según P. I. ilustró por medio de una elegante metáfora, se folla desnudo, pero para ligar hay que vestirse. De hecho, propone más un disfraz que un traje, por lo que él mismo aclara al citar como ejemplo la actitud de Lenin en 1917, hablando de paz y no de revolución para lograr un máximo respaldo a su acción revolucionaria.

Sucedió ya con el programa electoral. A P. I. le repugna la democracia como procedimiento; contra ella, lancemos tuercas (título de su espacio en Tele K). Sin embargo, el programa rebosa de la palabra “democracia” como seña de identidad; sus propuestas serían la verdadera democracia. No conviene asustar. Al ocuparse luego del tema, habla de “reformar la Constitución”, solo que al explicarlo su contenido es el proceso constituyente, de raíz chavista. Del mismo modo que su soflama contra la prensa de los millonarios, de apariencia ultrademocrática, invoca bajo cuerda una “regulación” del Gobierno, realmente existente bajo Maduro y Correa y contraria a la libertad.

Ahí está su resuelto apoyo, más que a la autodeterminación, a la independencia de Cataluña y Euskadi, en la línea del “clase contra clase” de los años treinta, por ser procesos que contribuyen a la destrucción del Estado “de la oligarquía”. Hacia la opinión pública, conviene envolverlo en una empalagosa declaración sentimental de apego a España, seguida de un respeto “democrático” al derecho a decidir.

La cosa cambia si P. I. habla en una herriko taberna, ante quienes juzga auténticos representantes del pueblo vasco. El amor encuentra allí otro destinatario: lo mantendrá “cuando os vayáis…”, dice con ternura a los asistentes. Nada tiene de extraño, pues, su apoyo a Herrira, a los presos etarras, o a las negociaciones con ETA, lo cual es tan significativo como legal. La herriko taberna se convierte además en el espacio adecuado para contar una historia de la España democrática al modo abertzale y para progres a la violeta: el régimen de 1977 solo sería “una metamorfosis del franquismo”, la Constitución fue pacto de élites y excluye al “pueblo”, “un papelito”.

Nos movemos, pues, en el terreno de un engaño consciente, pues una cosa es la propuesta abierta y otra la intención real, de acuerdo con la máxima de P. I.: lo importante es ganar. De momento, toca inscribirse en el espacio de una izquierda intransigente, sin más aristas, para absorber a IU y preparar la OPA contra el PSOE. El supuesto de fondo es la necesaria latinoamericación de la política del Sur de Europa, con el ejemplo de los regímenes autoritarios y populistas. No importa que Venezuela sea un caos económico y que aquí no tengamos petróleo a 100 dólares para sostener el tinglado.

En esa dirección no hay crítica: el polo del bien abarca para nuestro hombre a todo país antiimperialista, incluido el Irán de los ayatolás, hasta Corea del Norte. Lo suyo no es la crítica del marxismo soviético. Ni de sus secuelas.

Antes de ponerse la máscara poselectoral, su ideario es claro. Antieuropeismo y antiimperialismo primario, con apoyo a cualquier tirano por el solo hecho de ser antiyanqui; adhesión a un patrón chavista que acepta la forma democrática vaciándola de contenido mediante la satanización y el ataque constante a la oposición, sin división de poderes, más el monopolio parcial de los medios; todo en busca del poder vitalicio del líder (“Chaves inmortal”). ¿Por qué extrañarse de la calificación de antisistema? Y algo peor si añadimos el exterminio del adversario. Ahí está el elogio de P. I. a la guillotina —“acontecimiento fundador de la democracia”— y a Robespierre, por aquello de que castigar al opresor es clemencia y perdonarle, barbarie. “¡Qué actual la reflexión de ese gran revolucionario!”, concluye.

El doble lenguaje permite a P. I. esconder lo que está al otro lado del espejo. Aquí entra en juego la auténtica revolución de Podemos, materializada en la comunicación política, desde la utilización constante de la videocracia, al desarrollo de la técnica de acceso y control del poder mediante la Red. No estamos ante la democracia líquida de los partidos piratas. Beppe Grillo y Casaleggio marcaron otra vía, que ahora sigue Podemos. Quedan configurados dos niveles de poder, el de la política local donde los meet-ups funcionan con autonomía y satisfacen la exigencia participativa, y el nivel central, donde los mecanismos de comunicación y elaboración de decisiones, como se ha visto en Italia, conjugan cohesión interna y dirección monolítica de Grillo. Contra lo previsto, las disidencias fueron rápidamente cercenadas, como aquí el brote de la Asamblea de Madrid. Los tuits resultan óptimos para machacar al adversario, mientras ningún grupo interno tiene capacidad para contrarrestar los mandatos del centro.

Sin duda P. I. y Errejón lograrán lo que una socióloga italiana llama el “centralismo cibercrático”, colocando el uso masivo de la Red, una ilusión de democracia directa, bajo dirección leninista. Solo falta que el PSOE permanezca anquilosado para que P. I. prosiga su ascenso.

votar

8 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hace escasos meses no sabía quien era este personaje, fue a raíz de las elecciones europeas que empecé a escuchar su nombre, un amigo de izquierdas (IU) fue quien me hizo una breve semblanza de este hombre y de su partido POD..…

    Me gusta

  2. Muy buena respuesta al llamado de doña espe: http://postdigital.es/2014/07/17/esperanza-aguirre-lanza-campana-entre-sus-tuiteros-simpatizantes-para-difamar-a-pablo-iglesias-p10605/#sthash.AuqwnFld.mBffYVs4.dpbs
    Tienes la solución en tu mano, sigue votando al PP o al PSOE que ya ellos se encargarán de seguir robándote a manos llenas como han venido haciéndolo sin permitir que nadie más les arañe una pizca del pastel, y por el camino ve castrando la única esperanza de que esto cambie un poco. Lo que más me extraña es que no tengas adornado tu blog con una bandera diferente, aunque viendo lo incoherente que es esta sociedad que durante la semana no se corta un pelo para pecar a diestra y siniestra pero el domingo va a misa y asunto arreglado.
    Un saludo.

    Me gusta

    • Desconozco cual es la impresión que sacaste tanto de mi opinión personal como de la del autor del artículo en si.
      En cuanto al voto uno es muy libre de votar a quien le apetezca si tengo muy claro a quien no votaré nunca y eso lo puedes deducir facilmente por los post que traigo al blog o por mis opiniones personales en este u otros lugares.
      No he votado jamás al PP ni a ningún partido de la derecha, no volveré a votar a IU por faltar a su palabra y dudo mucho que vote en un futuro a Podemos, no me fio de Pablo Iglesias ni de sus compañeros de partido y estoy en mi pleno derecho a no fiarme de ellos como tampoco me fio de Mariano marioneta Rajoy y amiguetes.
      En cuanto a mi voto, eso es secreto de sumario.
      Saludos.

      Me gusta

  3. Estoy apoyando a Podemos desde hace unos cuatro meses, sin gustarme mucho algunos planteamientos que me parecen repetitivos, y mucho menos ciertas opiniones sobre política internacional derivadas de la doble militancia de algunos componentes (I.A.), creo que tenemos poco que perder, que arrasar con el sistema empresarial, bancario y político será a la larga beneficioso para la sociedad. La estrategia electoral me parece correcta y seguiré apoyándoles con mi trabajo y recursos, al menos hasta que la actual dirección del país esté en la calle o en prisión. Espero que al menos le hayan pagado bien al autor del artículo. Un saludo José Antonio.

    Me gusta

    • A mi me gusta la forma que tiene PI de hablar, acabo de ver el debate de anoche en la Sexta con Esperanza Aguirre y me gustan sus modos y sus maneras y su manera de llamar a las cosas por su nombre pero…, siempre hay un pero y es que no me produce buenas vibraciones este movimiento, hay algo que no acaba de convencerme de ahí mis reticencias que coinciden bastante con lo que en este artículo se relata.
      Saludos tocayo.

      Me gusta

  4. El engaño.
    Si me han engañado antes y después no debo suponer que no me engañarán ahora. Yo intento que no… pero seguro que me engañarán.

    Me gusta

  5. En Podemos encuentro varios pecados originales y sospecho que es un caso de «canibalismo de marketing» Hablan bien… pero no es suficiente para entrar al trapo. ¿Donde hablan? ¿Quien les hace la publicidad? (que hablen aunque sea bien) ¿En que cadenas actuan? ¿Que hace Esperanza presionando a los del PP a seguir a PI?¿Quien va en sus listas?
    El profesor Elorza para “el Pais”, bueno… si quiero saber lo que proponen en Podemos mejor preguntárselo a ellos, de hecho entiendo mejor a PI que al correspondiente del PP o del PSOE, no son cosas que me interesen mucho, me interesa más lo que hace ahora y si cuenta con las bases puedo pensar que las bases ya controlarán.
    (Elorza dice que A P.I. le repugna la democracia cuando sabemos que en Podemos han votado las listas)

    Mi confianza no la tienen… mi apoyo ya veremos… . Preferiría cambiar de marca… pero dicen que las segundas marcas benefician a los consumidores.

    Me gusta

    • Podemos no me inspira, de momento, demasiada confianza. Hablan bien eso es cierto pero no es suficiente, faltan los hechos y esos serán difíciles de ver si no es que llegan a gobernar en algún sitio.
      En cuanto a la prpaganda y promoción de Podemos quien mejor se la hace es el PP con esos desaforados ataques, quedan en ridículo constantemente y son una fuente de traspaso de votos hacia PI y su Podemos.
      Yo, de momento, sigo optando por otras opciones.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De la mar y los barcos

Just another WordPress.com weblog

Aragonizate

Ser aragonés... ¡Cuestión de carácter!

El ilustrador de barcos

Mercantes, veleros y otros buques.

Emitologías

Explicaciones mitológicas para cotidianas expresiones

Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

METAMORFOSIS

cambiar o morir

Reflexions d'un arqueòleg glamurós

La ploma més àcida de la xarxa

La Tronera de Celemín

Bitácora de un eterno aprendiz

Revista Diaria

Actualidad, salud, familia, finanzas, moda y mucho mas..

hungarianportrait

Portrait and Glamour Photography from Laszlo Racz

A %d blogueros les gusta esto: